Microsoft quiere evitar que la versión de Windows 11 filtrada a principios de la semana pasada siga distribuyéndose por Internet. Los de Redmond han solicitado a Google que deje de mostrar en los resultados de búsqueda una página de Beebom, que ofrecía la descarga de su próximo sistema operativo.

Según recoge XDA, Microsoft han basado su petición de eliminación en la DCMA, la Ley de Derechos de Autor de la Era Digital de Estados Unidos. Precisamente, la compañía señala que la mencionada web está distribuyendo una copia filtrada de "Windows 11 inédito".

Los procedimientos de la DCMA permiten que se pueda eliminar el contenido infractor, siempre y cuando esté alojado físicamente dentro de Estados Unidos. En caso de servidores ubicados fuera del país, los demandantes pueden enviar una petición directamente a los motores de búsqueda, como hizo Microsoft ante Google.

Hasta ahora se desconoce si Microsoft ha presentado otras solicitudes de eliminación. No obstante, ha confirmado indirectamente el nombre de la próxima versión de su sistema operativo. Ahora, todo parece encaminarse hacia el 24 de junio, día en que la compañía finalmente presentará Windows 11.

Windows 11 aún podría sorprender

Crédito: Windows Central

La ISO filtrada de Windows 11 corresponde a una versión en desarrollo cuya compilación es 21996.1. El sistema operativo parece claramente inspirado en Windows 10X, la versión para dispositivos con dos pantallas que Microsoft decidió discontinuar para centrar su esfuerzos en el próximo Windows.

Sin embargo, lo que se conoce de Windows 11 hasta ahora ha dejado un sabor amargo. Los iconos centrados de la barra de tareas, el nuevo menú inicio, los bordes de las ventanas redondeadas, los widgets y la eliminación de los Live Tiles se traducen en un Windows 10 con un lavado de cara.

Pero todo podría cambiar el día de la presentación oficial. Como la ISO filtrada corresponde a una versión temprana, Microsoft podría desvelar novedades no conocidas hasta el momento. Esto tendría sentido ya que Satya Nadella prometió que Windows recibirá una de las actualizaciones más importantes de la última década.

Las novedades no solo se esperan en el apartado visual y la experiencia de usuario, sino también en una renovada Tienda de Windows que impuse a los desarrolladores y fortalezca el ecosistema de aplicaciones.