Una de las series televisivas que más ha dado que hablar mientras se iban estrenando sus siete únicos episodios ha sido Mare of Easttown (2021). Creada por el estadounidense Brad Ingelsby para HBO, incluso el novelista Stephen King la ha estado comentando en Twitter. Y no es que no merezca la atención de los espectadores y de los analistas de cine; pese a sus indiscutibles virtudes, se la ha sobrevalorado un poco.

Sus modales audiovisuales son sencillos, aquellos oportunos para desarrollar esta historia terrible de secretos y violencia y nada más que pudiera llevarla a sobresalir en ese sentido. Pero, por esta humildad en sus recursos, respira puro respeto por la narración, el drama de sus personajes rotos y el buen trabajo del elenco que les da vida de forma primorosa.

Unas actrices increíbles para ‘Mare of Easttown’

HBO

La británica Kate Winslet, a la que todos conocemos gracias a su Ofelia en Hamlet (Kenneth Branagh, 1996), la Rose DeWitt Bukater de Titanic (James Cameron, 1997), Madeleine en Quills (Philip Kaufman, 2000), la joven protagonista de Iris (Richard Eyre, 2001), Bitsey Bloom en La vida de David Gale (Alan Parker, 2003), la Clementine Kruczynski de ¡Olvídate de mí!, Sylvia Llewelyn Davies en Descubriendo Nunca Jamás (Michel Gondry, Marc Forster, 2004) o la Joanna Hoffman de Steve Jobs (Danny Boyle, 2015), está perfecta como Mare Sheehan.

No le falta ni le sobra matiz alguno a esta detective escéptica y desencantada; la cual, por otro lado, haría buena pareja profesional con un colega suyo, el nihilista Rust Cohle (Matthew McConaughey) de True Detective (Matthew McConaughey, desde 2014).

Otro de los lujos de Mare of Easttown es disponer de la veterana Jean Smart, que encarnó a Lana Gardner en Frasier (David Angell, Peter Casey y David Lee, 1993-2004), la Martha Logan de 24 (Robert Cochran y Joel Surnow, 2001-2010), Floyd Gerhardt en Fargo, la Melanie Bird de Legión (Noah Hawley, desde 2014, 2017-2019) o Laurie Blake en Watchmen (Damon Lindelof, 2019). Se trata de una actriz que transmite la idea de que la interpretación es una tarea fácil de lo natural y creíble que le sale, también aquí como Helen Fahey.

Y nada negativo se puede achacar a la labor de Julianne Nicholson (Boardwalk Empire), Angourie Rice (Black Mirror), Evan Peters (American Horror Story), Guy Pierce (Memento), David Denman (The Office) o Joe Tippett (The Morning Show) en la piel de Lori Ross, Siobhan Sheehan, Colin Zabel, Richard Ryan, Frank Sheehan y John Ross, ni a la de sus compañeros.

Un experimentado dúo creativo

HBO

Su jefe, Brad Ingelsby, venía de escribir los guiones de seis largometrajes: The Dynamiter (Matthew Gordon, 2011), La ley del más fuerte (Scott Cooper, 2013), Una noche para sobrevivir (Jaume Collet-Serra, 2015), La mujer americana (Jake Scott, 2018), El amigo (Gabriela Cowperthwaite, 2019) y The Way Back (Gavin O’Connor, 2020).

Y el director neoyorkino Craig Zobel, de encargarse del sobrio Great World of Sound (2007), el incómodo Compliance (2012), el correcto Z for Zachariah (2015), algunos de los mejores episodios de The Leftovers (Damon Lindelof y Tom Perrotta, 2014-2017), uno de Outcast (Robert Kirkman, 2016-2017), Westworld (Jonathan Nolan y Lisa Joy, desde 2016) y American Gods (Bryan Fuller y Michael Green, 2017-2021), los diez de One Dollar (Jason Mosberg, 2018) y La caza (2020), una película brutalmente juguetona.

Hurgando en las heridas

HBO

Lele Marchitelli (The Young Pope) ha aportado una banda sonora minimalista de cuerda y piano que cuadra con el espíritu discreto del conjunto. Algún montaje comunitario huele a los de la superior Broadchurch (Chris Chibnall, 2013-2017). De hecho, Mare of Easttown se parece en mayor medida a esta por su entorno y sus elementos criminales a pesar del país diferente que, pongamos, a Heridas abiertas (Marti Noxon, 2018).

Desde luego, no tiene la traza de un procedimental al uso y no solo porque no lo sea: la construcción de sus seres ficticios se muestra decidida y sus tribulaciones y vínculos resultan de gran importancia. El interés de esta serie de la HBO, con inesperados chispazos humorísticos, no radica solamente en desembrollar los tornadizos misterios letales con una investigación de agentes de policía absorbidos por ellos.

Lo que de veras se propone es desentrañar un pozo oscuro de miserias desgarradoras en el seno de una comunidad aparentemente unida, y cómo les afecta en lo más profundo. Muy especialmente, a la protagonista, y por eso era imprescindible tener a una fiera del oficio como Kate Winslet. Porque esta actriz que nos cautiva y su dura detective son el corazón de la impecable, intrincada y conmovedora Mare of Easttown.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.