Google quiere darle un empuje a Wear OS, Android Auto y Google TV, especialmente en lo referido a aplicaciones optimizadas para contenidos multimedia. La firma de Mountain View lanzó un nuevo programa llamado Play Media Experience, a través del cual baja a la mitad su comisión a desarrolladores de aplicaciones multimedia que asuman el desafío.

La compañía dio a conocer una serie de integraciones que pretende conseguir con esta iniciativa, que también está pensada para tablets y smartphones plegables. En la teoría, Google no obliga a los desarrolladores a dar soporte a dichas características, pero sí los "alienta". La recompensa es realmente interesante, ya que quienes sean aceptados en el programa pagarán un 15% de comisión por compras de usuarios, en lugar del 30% actual.

Por un lado, Google pretende que "los servicios de vídeo para la sala de estar" (presumiblemente, streaming de series, películas y canales de televisión) sean compatibles con Android TV, Google TV y Google Cast. Además, la firma californiana quiere integración con opciones de reproducción cruzada entre dispositivos.

Las plataformas de audio que ofrecen música u otros contenidos a través de una suscripción están enmarcadas de la misma manera en el programa Play Media Experience. En este caso, Google invita a los desarrolladores a que sus aplicaciones lleguen a Android Auto y Wear OS.

Algo parecido sucede con los servicios dedicados a libros, cómics y audiolibros; en este caso también se "sugieren" apps optimizadas para tablets y dispositivos plegables. Pero eso no es todo, ya que también se requiere integración con Entertainment Space, una suerte de centro multimedia presentado a comienzos de mayo.

Google recorta su comisión al 15% a través de Play Media Experience

Que Google quiera más apps de terceros con optimización para el amplio rango de dispositivos que cubren sus sistemas, no está mal. En el caso de Wear OS, por mencionar un ejemplo, un catálogo de aplicaciones fuerte es fundamental para plantarle cara al Apple Watch. Y favorecer la economía de los desarrolladores es la forma más directa para seducirlos a adoptar nuevos desafíos.

Sin embargo, el proceso de aplicación a Play Media Experience tiene algunos puntos objetables. Los developers deben cumplir requerimientos muy específicos, como contar con más de 100 mil instalaciones activas mensuales en Play Store. O poseer calificaciones positivas en la tienda de aplicaciones de Google.

Por un lado, los de Mountain View quieren asegurarse que las apps optimizadas para Wear OS, Google TV o Android Auto sean de calidad. Pero también les cierran la puerta a desarrolladores pequeños que tal vez tienen el interés de llevar sus productos a dichas plataformas, pero no reciben estímulo por hacerlo.

Todo esto, además, se produce en un momento en el que Google se encuentra bajo el escrutinio de diversos reguladores por prácticas monopolísticas. La situación, eso sí, no llega a ser tan polémica como la que está sufriendo Apple.