Brave es una compañía que se hizo conocida globalmente gracias a su navegador web, que brinda opciones de privacidad y seguridad que no se ven en aplicaciones similares. Pero ahora ha dado un paso más para ampliar su catálogo de productos con el lanzamiento de la versión beta de su propio buscador.

Brave Search ya está disponible para ser probado, después de ser testeado durante meses con un número limitado de usuarios. Lógicamente, al todavía estar en desarrollo puede presentar algunos aspectos por pulir, pero llega para cumplir con un objetivo tan claro como complejo: que los usuarios no sean rastreados al navegar por la web.

Un punto interesante a tener en cuenta es que el acceso al buscador de Brave no está limitado a los usuarios del navegador homónimo. Esto significa que cualquier persona que ingrese al sitio puede comenzar a usar la beta, sin importar qué browser tienen instalado en su ordenador o dispositivo móvil.

De todos modos, la compañía ya anunció que en próximos meses su intención es convertir a Brave Search en el motor de búsqueda predeterminado para su propio navegador. Una iniciativa lógica, que pretende potenciar a ambos productos con su enfoque puesto sobre la navegación privada y sin rastreos.

Brave ya tiene su propio buscador web en fase beta

Brave Search lleva un tiempo importante de desarrollo y ha dado pasos importantes en la incorporación de tecnología. En marzo pasado, Brave adquirió Tailcat, un motor de búsqueda abierto con raíces en Cliqz. Al contar con su propio índice de búsqueda, la plataforma no rastrea a los usuarios ni recopila su información para crear perfiles.

De todos modos, algunas características del motor de búsqueda todavía dependen de servicios externos. Tal es el caso de la búsqueda de imágenes, por ejemplo. La misma se basa en Microsoft Bing, pero la compañía aclara que dicha información tampoco queda registrada.

En principio, la beta de Brave Search no incluye anuncios. Sin embargo, a futuro el servicio brindará dos versiones, una de pago y otra gratuita. Quienes paguen no verán ningún tipo de anuncio en el buscador, mientras que la alternativa sin costo sí mostrará contenido publicitario. En este último caso, la firma optará por su propia plataforma Brave Ads, que genera ingresos a través de tokens de atención básica (BAT).

Si bien Brave apuesta a que los usuarios se inclinen por adoptar su combo de productos -el navegador + el buscador-, también tiene como fin mantenerse abierto. Por dicho motivo, se compromete a que en el futuro Brave Search sea la tecnología que potencie a otros motores de búsqueda.