Google es el buscador más utilizado en todo el mundo, salvo China, Rusia y Japón. Y en consecuencia, Google Chrome es el navegador con más usuarios. Así que nos guste o no, millones de personas emplean Google o Google Chrome. Sin importarles las polémicas sobre su recopilación y gestión de nuestros datos de búsqueda y de navegación.

Pero no todos siguen la corriente dominante. Es más, hay desarrolladores que apuestan por el camino contrario: proteger al usuario y defender su privacidad en internet. De ahí la estrategia de Apple con Safari, por ejemplo, o proyectos alternativos como Brave, un buscador que integra Tor y que ofrece una configuración por defecto para salvaguardar la privacidad del usuario por encima de la recopilación de datos por parte de anunciantes y sitios web.

Brave surgió de las mentes de, entre otros, el inventor de JavaScript y el cofundador de Mozilla. Como objetivo de su navegador web, ofrecer una navegación segura, rápida y mejor a lo que encontramos con los demás navegadores del mercado.

Y ahora quieren ir más allá. Además de disponer de un navegador web, también quieren su propio buscador alternativo para que no dependas de Google u otros.

Brave Search al rescate

El pasado 3 de marzo, Brave anunciaba la adquisición de Tailcat, un motor de búsqueda abierto desarrollado entre Berlín y Barcelona y en cuyo equipo están algunos de los responsables de otro buscador, Cliqz. Eso sí, este último ya no se encuentra en funcionamiento aunque su página sigue en línea.

La compra por parte de Brave es parte de su objetivo de crear Brave Search, su propio buscador alternativo que cumpla con los requisitos de su navegador Brave: ser rápido, seguro y de calidad. Navegador web y buscador integrado, algo que en la actualidad ofrece Google con su buscador y su navegador, un tándem inseparable para muchos usuarios.

Con Brave Search, los creadores de Brave quieren que su buscador llegue a sus más de 25 millones de usuarios activos mensuales. Para ello, quieren que su buscador sea privado, anteponga al usuario frente al anunciante, sea independiente, transparente, abierto, personalizable y se integre con el navegador.

Por ahora, Brave Search es un proyecto en curso. En su página oficial podrás facilitar tu dirección de correo electrónico para enterarte cuando esté disponible el buscador. Por el momento, deberás seguir usando otro buscador si eres usuario de Brave, si bien puedes elegir entre las opciones habituales (Google, Bing o Startpage) y otras más respetuosas con la privacidad, como DuckDuckGo, Qwant o Ecosia.

Sin embargo, empleando palabras clave podemos alternar entre buscador según lo que quieras buscar en cada momento. Algo que es posible tanto en Brave como en Google Chrome y otros derivados de Chrome.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.