Tras 4 años en desarrollo, Brave Software ha lanzado la primera versión estable de Brave, un navegador de código abierto que pretende plantar cara a Chrome —y Firefox— tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. La aplicación ya se encontraba disponible en fase beta, permitiendo que la comunidad experimentara sus características y reportara fallos. Brendan Eich, mundialmente conocido por crear el lenguaje de programación JavaScript, es el principal responsable del proyecto.

Brave 1.0, que se promociona con la frase "Te mereces un mejor internet", llega con diversas características enfocadas en brindar privacidad y velocidad durante la navegación. Es importante señalar que está basado en Chromium, el mismo motor que da vida a Chrome, Opera, Vivaldi y el nuevo Microsoft Edge. Por lo tanto, podrás instalar las extensiones que ya usas en las apps mencionadas. ¿Cómo se diferenciarán de sus rivales? Te explicamos sus principales novedades.

Privado y seguro, de verdad

En lo que se refiere a la privacidad, el navegador frenará automáticamente cualquier intento de rastreo a la actividad del usuario, incluyendo la técnica fingerprinting. Además, su modalidad de búsqueda privada usará Tor, logrando así ocultar tus visitas del historial y tu ubicación física. Los desarrolladores prometen que, en este modo, las conexiones están encriptadas para aumentar el nivel de anonimato.

Genera ingresos viendo anuncios

La aplicación bloqueará la reproducción automática de vídeos y los anuncios de manera predeterminada. Eso sí, en su lugar ofrecerán su propia plataforma de publicidad global basada en blockchain, Brave Ads, la cual permite a los usuarios generar ingresos —con Tokens de Atención Básica (BAT)— cuando visualizan los anuncios impulsados por su sistema.

Brave Ads, por cierto, prescindirá de las prácticas habituales para dirigir anuncios, pues es el propio navegador el encargado de determinar qué tipo de publicidad se ajusta a tus preferencias. No obstante, esta información nunca saldrá de tu aplicación, así que los anunciantes ni nadie más recibirá estos datos.

Cabe señalar que participar en esta iniciativa es totalmente opcional. Si finalmente decides habilitarla, recibirás tus BAT en una billetera integrada en el navegador. La compañía asegura que los usuarios obtendrán hasta el 70% de los ingresos de la plataforma, mientras que ellos obtendrán el 30% restante. Por supuesto, mantendrán tus datos anónimos en todo momento.

Recompensa a tus webs y creadores de contenidos favoritos

El navegador también ofrecerá Brave Rewards, un sistema que te permitirá recompensar a creadores de contenido y a las webs que más te gustan o frecuentas. Y es que será posible donar los tokens BAT que generaste viendo anuncios. Basta con seleccionar el destinatario y enviar la cantidad de tokens deseada. Según su reporte de transparencia, hasta el momento se han registrado, 35.000 sitios —como Wikipedia y The Washington Post—, 218.000 canales de YouTube, 32.000 usuarios de Twitter y 4.719 de GitHub, por mencionar algunos.

Velocidad

Los responsables prometen que las webs cargarán entre 3 y 6 veces más rápido que el resto de navegadores. "Brave ahorra un promedio de 27 segundos por cargar una página frente a Chrome en macOS, y 22 segundos contra Firefox. Brave usa un 58% menos de datos que Chrome para cargar esas mismas páginas", aseguraron. Adicionalmente, explican que han dedicado esfuerzos en disminuir el consumo de RAM y batería: "Brave también usa menos memoria que otros navegadores, con una mejora del 40% sobre Chrome y 47% sobre Firefox".

Disponible en todas las plataformas

Brave se encuentra disponible en prácticamente todas las plataformas. En sus versiones de escritorio lo puedes descargar en macOS, Windows y Linux, mientras que su variante móvil está presente en iOS y Android. ¿Se convertirá próximamente en una alternativa seria a Chrome y Firefox? Por sus características, tiene el suficiente potencial para ser un competidor serio.

👇 Más en Hipertextual