Los reclamos por violación a los derechos de autor vuelven al centro de la escena en Twitch. La plataforma advirtió a los streamers sobre la llegada de un importante lote de pedidos para eliminar vídeos transmitidos en vivo que contienen música con copyright. Si bien no es la primera vez que sucede una situación de este tipo, es motivo de preocupación para los usuarios.

Según lo publicado por The Verge, la noticia puede afectar a creadores de contenido que ya recibieron advertencias en el pasado. Como también sucede en otros servicios, Twitch admite que una cuenta reciba hasta tres llamados de atención por violar los derechos de autor. Quienes superen dicho límite quedan automáticamente suspendidos de la plataforma y sin posibilidad de revertir la decisión.

Un evento similar se dio en octubre de 2020, mientras que en noviembre Twitch eliminó miles de vídeos que utilizaban sin permiso música protegida. En el correo electrónico enviado a los streamers, el servicio indicó que probablemente hay más reclamos al caer, en especial por tratarse de notificaciones automáticas. Lo que no se sabe aún es cuántos usuarios recibieron el e-mail de apercibimiento.

Foto por Fredrick Tendong en Unsplash

Según explicó Twitch, recientemente recibió un lote de aproximadamente mil reclamos individuales por violación a la ley DMCA (Digital Millenium Copyright Act). Los pedidos fueron realizados por compañías de la industria musical y todos corresponden a streams grabados. "La gran mayoría se dirige a los streamers que escuchan música de fondo mientras juegan videojuegos o transmiten eventos de la vida real", agregaron.

Twitch ha recomendado nuevamente a los usuarios que no utilicen música protegida con derechos de autor mientras transmiten en vivo. Pero sabiendo que muchos usuarios no harán caso a las advertencias, también ha solicitado que eliminen todas las publicaciones que violen la DMCA.

Es importante recordar que actualmente muchos videojuegos incluyen un modo pensado para los usuarios que hacen streaming. Al activar dicha opción se silencia la música de fondo, para así evitar reclamos por copyright. Incluso, algunos títulos cuentan con bandas de sonido especialmente preparadas para no chocar contra las leyes de protección de derechos de autor.

Otros streamers optan por silenciar los juegos por completo, o quitar la música manualmente para que sólo se escuchen los diálogos y efectos de sonido.