Los robots industriales se han convertido en una de las herramientas más demandadas por las empresas en Estados Unidos. Según Reuters, los pedidos de este tipo de máquinas aumentaron casi un 20% en el primer trimestre de 2021, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Compañías norteamericanas invierten cada vez más en automatizar sus procesos porque deben ponerse al día ante la gran cantidad de encargos que reciben. La pandemia elevó la demanda en sectores como el comercio en línea y plantas de procesamiento de comida.

En concreto, en los primeros tres meses de este año las empresas pidieron 9.098 robots industriales. Esto implica un aumento del 19,6% comparado con lo ocurrido en el mismo período de 2020.

El alza en la demanda de estos dispositivos automatizados está provocando grandes cambios en el panorama industrial estadounidense. El año pasado, y por primera vez, la mayoría de los robots comprados no estuvo destinada a plantas automotrices o autopartistas.

Datos proporcionados por A3 (Association for Advancing Automation) indican que la demanda creció 86% para productores de metales, 72% para farmacéuticas, empresas biomédicas y de ciencias biológicas, y 32% para bienes de consumo. La organización reconoce también que la pandemia ha potenciado la implementación de robots industriales.

Jeff Burnstein, presidente de A3, explicó que el avance de la COVID-19 obligó a muchas compañías a frenar su producción para proteger la salud de los trabajadores. En última instancia, esto fue clave en la incorporación de dicha tecnología. "Se aceleró la adopción de la automatización porque las empresas reconocieron que si iban a hacerlo, este sería el momento", aseguró.

El futuro de la automatización depende de más y mejores robots industriales

Como es de esperar, ya existe una importante competencia en el desarrollo robótico para acaparar mercado. De hecho, algunas firmas han mostrado con creces su capacidad para crear herramientas versátiles y de vanguardia. Boston Dynamics posiblemente sea la referencia más importante en la actualidad, pero no sólo por sus robots bailarines o perros policías.

En marzo, la empresa presentó a Stretch, un robot que promete revolucionar el trabajo en almacenes. El dispositivo puede manipular cajas y es capaz de mover hasta 800 cada hora. Además, fue pensado para firmas que todavía no abordaron un plan de automatización muy grande, facilitando el trabajo en espacios físicos que no requieren adaptación.

Conociendo la demanda existente sobre los robots industriales, y entendiendo que seguirá en ascenso, muchas otras compañías pueden ver con buenos ojos la posibilidad de incorporarse al sector.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.