Desde su lanzamiento la semana pasada, son muchas las personas que han estado esperando con ganas el día de hoy. Hoy es el día en el que por fin se pone a la venta el realme 8 5G, el teléfono llamado a democratizar el 5G con un precio inferior a los 200 euros.  En concreto, la marca ha realizado una ambiciosa campaña de lanzamiento en la cual, todas las personas que compren el teléfono entre el 18 y el 20 de mayo de 2021, tendrán un precio todavía más bajo de tan sólo 179 euros en su versión de 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento interno. Si estabas esperando el momento perfecto para cambiar de móvil y empezar a abrazar todas las ventajas que ofrece la conectividad 5G, es ahora.

Si estás buscando una configuración mayor también tienes oferta de lanzamiento. La versión de 6GB de RAM más 128GB de almacenamiento también tendrá un precio de 229 euros durante estos dos días. 

A partir del día 20, los precios de venta serán de 199 euros en la configuración más sencilla y 249 euros en la más alta. Dos precios que siguen batiendo todos los récords en un mercado cada vez más competitivo.

¿Dónde puedo comprar la oferta de lanzamiento? 

En primer lugar has de saber que, el realme 8 5G además de en las dos configuraciones expuestas anteriormente, vendrán en dos colores: azul supersónico y negro supersónico. La versión de 4GB + 64GB estará a la venta de manera exclusiva en Amazon durante el periodo promocional hasta el 20 de mayo. La versión de 6GB+128GB por 229 euros durante el periodo de lanzamiento, estará disponible en el resto de distribuidores oficiales: MediaMarkt, PcComponentes, The Phone House, Fnac y Carrefour y el propio Amazon.

También puedes acceder a la tienda online de realme y realizar tu compra de estos, u otros dispositivos, como los realme Buds Q2 en oferta del 18 al 20 de mayo con un precio de 24,99 euros en lugar de los 29,99 euros habituales.

Uno de los teléfonos más esperados del año

Pocos teléfonos han generado tanta expectación como el realme 8 5G. Aunque su principal baza es la conectividad 5G, con increíbles velocidades de navegación, es un teléfono bastante equilibrado en el resto de sus especificaciones a pesar de su precio, inferior a los 200 euros.

Al sacarlo de la caja y sostenerlo por primera vez en la mano, veremos que nos encontramos ante un teléfono bastante ligero y fino, con un grosor de 8,5 mm y 185 gramos de peso. Estas medidas son importantes porque se trata de un teléfono con una pantalla de 6,5 pulgadas y una gran batería de 5.000 mAh que, además, cuenta con el sistema Smart Power Saving para reducir el consumo en los momentos en los que el teléfono no necesita entregar toda la potencia. 

Si vemos la pantalla en detenimiento, vemos que realme no ha renunciado a nada para ajustar al máximo el precio. En concreto tenemos un panel FHD+, con una tasa de refresco de 90Hz, una tasa de muestreo táctil de 180 Hz y un brillo de 600 nits. ¿Qué significa esto? Pues que podremos desde ver películas hasta jugar a videojuegos con la mejor calidad de imagen, y con un brillo que nos permite hacerlo incluso en la calle donde la claridad es muy alta. 

La cámara también es destacable en el realme 8 5G. Tanto si queremos sacarle el máximo partido en modo manual como utilizarla en modo automático, los resultados son siempre notables. Esto sucede gracias a la combinación entre hardware y software, donde el hardware viene de su módulo con tres cámaras, y el software de la mano de la Inteligencia Artificial que mejora aún más los resultados en función del escenario y objetos que detecta.

El módulo de cámaras está compuesto por una lente principal de 48MP de alta definición, otra para retratos en blanco y negro y las lentes macro de 4cm. La parte de software  cuenta con hasta cinco filtros de paisaje nocturno para mejorar las fotos tomadas con poca luz.

Un procesador que merece una mención especial

Para hacer que el teléfono sea compatible con el 5G y funcionar de una manera fluida incluso en multitarea o durante la ejecución de aplicaciones exigentes, realme ha optado por el procesador Dimensity 700 de 7 nm con el que el teléfono tendrá un menor consumo de energía y un rendimiento mayor. Además cuenta con una velocidad de reloj de la CPU de 2,2 GHz y 950 GHz en la GPU. 

Es la primera vez que una marca es capaz de poner este procesador en un teléfono con un precio inferior a los 200 euros por lo que la apuesta de realme, de llevar la mejor tecnología al mejor precio, queda patente una vez más.

Pruebas de resistencia

Como curiosidad, cabe destacar que el realme 8 5G ha sido sometido a más de 320 pruebas que garantizan su fiabilidad como dispositivo. Entre ellas, 300.000 veces de encendido y apagado del teléfono, 150.000 pulsaciones sobre los botones de subir y bajar el volumen y hasta 20.000 cargas de la batería a través del puerto.

En resumen, si estás buscando un teléfono que dure varios años, la tecnología 5G es una apuesta de futuro clara. Además, si no quieres renunciar a un buen teléfono en general, con buena cámara, pantalla o batería, y todo a un precio menor de 200 euros, el realme 8 5G es la mejor opción.