Hay una cosa que está clara y es que todos los aficionados a la fotografía móvil, estamos de enhorabuena. Desde hace unos años, la industria no ha dejado de presentar teléfonos con cámaras cada vez mejores. De momento ya han conseguido que podamos dejar tanto la cámara réflex como la de vídeo en casa en prácticamente cualquier situación pero, ¿son tan versátiles como prometen?

Para conocer en qué estado se encuentra la fotografía móvil, hemos cogido el terminal que, a nuestro juicio, tiene una de las mejores cámaras del mercado, en versatilidad y en prestaciones. Se trata de la nueva serie Samsung Galaxy S21, compuesta por los terminales Samsung Galaxy S21 5G, Samsung Galaxy S21+ 5G y el increíble (en todos los aspectos) Samsung Galaxy S21 Ultra 5G.

¿Qué diferencia hay entre las cámaras?

Probablemente, si estás pensando en comprarte un buen teléfono para sacarle todo el partido a la cámara, estés dudando sobre cuáles son las diferencias entre las cámaras de los tres modelos que Samsung comercializa bajo su serie Samsung Galaxy S21. 

En primer lugar, a nivel de hardware, el módulo de cámaras en los modelos Samsung Galaxy S21 5G y Samsung Galaxy S21+ 5G, es idéntico y está compuesto por tres cámaras en configuración estándar: un gran angular con una resolución de 12 megapíxeles y con un ángulo de visión de 120º, un ultra gran angular de 12 megapíxeles y un teleobjetivo de 64 megapíxeles.

Con el Samsung Galaxy S21 Ultra 5G es donde la marca coreana lleva al máximo exponente su apuesta para crear la mejor cámara en un teléfono. A la configuración de sus “hermanos pequeños”, se le cambia por un gran angular de 108 megapíxeles y se le añade un segundo teleobjetivo y un sensor láser que ayuda en el enfoque automático. También cambia la cámara frontal, pasando de montar un sensor de 10 megapíxeles, como los otros dos, a uno de 40 megapíxeles.

Modo noche: luz y detalle en cada escenario

Ahora que ya sabemos las diferencias a nivel de hardware entre todos los modelos de la serie Samsung Galaxy S21, es hora de llevarlo a la práctica.

Con un sensor de 108MP el nivel de detalle en cada imagen está asegurado, más aún con las condiciones ideales en cuanto a luminosidad y movimiento. Con esta resolución, una vez hayamos capturado la foto y la pasemos a post-edición, nos quedaremos asombrados con la nitidez y el detalle de la foto.

Desde que pulsamos el obturador, el teléfono inicia tres fases para obtener los mejores resultados en condiciones de poca luz.

Pero, ¿qué pasa cuando las condiciones no son las ideales? Samsung resuelve este problema con un increíble modo noche, uno de los mayores avances con respecto a modelos anteriores.  Gracias al uso de la Inteligencia Artificial, el teléfono detecta el escenario y las bajas condiciones de luz en el momento de pulsar el obturador, e inicia un proceso compuesto de tres fases: en la primera, la cámara toma varias imágenes de la escena aplicando diferentes niveles de exposición. En la segunda fase, después de la captura, la cámara y el teléfono empiezan con el procesamiento de los fotogramas, combinando todas las imágenes en una sola y mejorando la luminosidad. El tercer proceso es la aplicación de la IA, capaz de reducir el ruido y sacando el máximo detalle. El resultado: una imagen nítida con una gran reducción de ruido incluso en situaciones de casi completa oscuridad. 

Un zoom fuera de lo común

Cuando queremos fotografiar algo que se encuentra lejos, muchas cámaras muestran sus debilidades a la hora de usar el zoom y donde el resto de especificaciones no son suficientes para capturar el detalle en una distancia lejana. 

Cuando se presentó la nueva familia Samsung Galaxy S21, uno de los puntos que más llamó la atención fue el Space Zoom del Samsung Galaxy S21 Ultra, que llega hasta los 100 aumentos como máximo, un aspecto muy novedoso en un smartphone. Lo más sorprendente de esto es lo bien que ha resuelto el poder manejar un zoom como este, con una estabilización sin precedentes que evita que la imagen sea temblorosa. La punta de un campanario o un cartel a decenas de metros de distancia, quedan inmortalizados con el Samsung Galaxy S21 Ultra con todo tipo de detalles.

Graba vídeo como un profesional y compártelo en redes sociales

La calidad de grabación de vídeos es otro de los aspectos en los que más se fijan los usuarios a la hora de elegir un teléfono. Y la familia Samsung Galaxy S21 también cumple con creces. 

Con un hardware así, Samsung ha dotado a sus teléfonos del mejor software y herramientas para que todo el mundo se convierta en un director de cine, pudiendo añadir todo tipo de efectos.  El Samsung Galaxy S21 Ultra ha servido incluso para grabar de manera exclusiva el videoclip de Aron Piper, Mufasa. Escenas oscuras, en movimiento, y todas con una magnífica calidad.

Te recomendamos que también veas el making off para que seas consciente del potencial que ofrece las cámaras de los Samsung Galaxy S21.

Modo Perspectiva de Director para creadores de contenido

Para todos los que disfrutan como creadores de contenido pero se notan un poco atascados en cuanto a innovación aplicado a las cámaras de los teléfonos, la familia Samsung Galaxy S21 cuenta con el Modo Perspectiva de Director, una novedosa opción que permite utilizar a la vez las cámaras del teléfono, tanto la delantera como las traseras, para crear contenidos únicos. Por ejemplo, si queremos grabar una acrobacia en bicicleta, podremos ir seleccionando y cambiando las cámaras, usando el gran angular para la toma general y el macro para los detalles, y todo ello alternándolo, por ejemplo, con la cámara principal en la que grabarnos a nosotros mismos comentando la acción. 

Grabación en 8K para mejorar la edición

Otro de los aspectos principales que marcan la diferencia en los nuevos Samsung Galaxy S21 5G es la calidad con la que son capaces de grabar los vídeos. Con una resolución 8K que nos ayudará, a la hora de pasar el contenido al ordenador para editarlo, a editar el vídeo para que quede siempre con la mejor calidad de imagen, y un nivel de detalle nunca visto antes.

Uno de los puntos que más llamó la atención fue el Space Zoom del Samsung Galaxy S21 Ultra, que llega hasta los 100 aumentos, un aspecto muy novedoso en un smartphone.

Además, puede grabar a 60 frames por segundo en el modo Super Smooth. De esta manera, luego podremos cortar y editar el vídeo de una manera más sencilla. Cuando la situación lumínica sea adversa, el propio teléfono también es capaz de pasar de 60 a 30 frames por segundo para conseguir un resultado final más iluminado. 

Hay que destacar que, tanto a la hora de vídeo como de hacer fotografías, la nueva familia Samsung Galaxy S21 5G cuenta con un modo Pro que nos permite a nosotros, como usuarios, tomar el control de la imagen, ajustando de manera manual aspectos como el ISO o la apertura de diafragma. Como si se tratase de una cámara profesional. 

Completa la experiencia de una magnífica cámara

Al principio del artículo comentábamos que cuando alguien destaca en algo, suele pecar en otros aspectos. En esta ocasión, la familia Samsung Galaxy S21 5G está compuesta por tres terminales muy equilibrados que nos ofrecen grandes especificaciones en algunos de los aspectos que más valoran los usuarios.

Por ejemplo, Samsung ha traído, por primera vez a la gama Galaxy S, la compatibilidad con el S-Pen. De esta manera podremos tomar notas y usar el lápiz para dibujar o hacer marcas en cualquier archivo, una imagen, un documento o seleccionar el frame del vídeo, con la precisión única que ofrecen los lápices de Samsung. 

El segundo aspecto es la apuesta por la conectividad. Todos los terminales cuentan con conectividad 5G, con la que compartir archivos de cualquier tamaño ya no será un problema y llevará muy poco tiempo. La apuesta de Samsung por el 5G queda de manifiesto en el resto de modelos de la gama, como la gama Galaxy A, buscando llevarlo a la mayor parte de usuarios posibles. 

Y para finalizar, un aspecto no menos importante. La autonomía. En este caso, los propios teléfonos hacen una gestión inteligente de la batería, modificando la configuración de algunas herramientas que no se utilizan constantemente para aumentar el ahorro. En el caso del Samsung Galaxy S21 Ultra 5G tenemos una batería de 5.000 mAh que, junto al cargador de 25W y la tecnología de carga rápida, permite llegar a la mitad de la carga en apenas 30 minutos. 

En resumen: cuando se presentó la nueva familia Samsung Galaxy S21 5G, las especificaciones sobre el papel eran asombrosas, pero nada como comprobar el rendimiento de primera mano, en el día a día y poniéndolo a prueba en cualquier situación. En este caso, la versatilidad del Samsung Galaxy S21 5G, empezando por la cámara y siguiendo por su rendimiento, queda fuera de toda duda. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.