Blue Origin, la compañía aeroespacial fundada por Jeff Bezos, realizará su primer viaje turístico suborbital el próximo 20 de julio. Para sorpresa de muchos, uno de los cuatro lugares de la nave espacial New Shepard será subastado. "Este asiento cambiará la forma en que ve el mundo", dijo la compañía en un comunicado, y añadió que el dinero recaudado será donado a su fundación "Club for the Future".

La compañía aún no ha anunciado el precio de los boletos a largo plazo, pero se cree que costarán entre 200.000 y 500.000 dólares. Los interesados en participar en la subasta podrán hacer una oferta inicial entre el 5 y el 19 de mayo a través de la página web de Blue Origin. Una vez cumplido ese plazo, los participantes que deseen hacer ofertas superiores a 50.000 dólares deberán ofrecer información adicional y un depósito de 10.000 dólares como seguro.

El 12 de junio, Blue Origin transmitirá en directo el tramo final de la subasta hasta que se anuncie el ganador. El primer turista espacial de la compañía deberá cumplir con una serie de requisitos preestablecidos y firmará un contrato con las condiciones del servicio que incluye un entrenamiento obligatorio de tres días en el oeste de Texas.

¿Cómo será el primer vuelo turístico de Blue Origin?

La aeronave de lanzamiento New Shepard, que cuenta con un cohete y una cápsula, volará de forma autónoma hasta el espacio suborbital. A diferencia de los vuelos orbitales, en los que las naves rodean el planeta, la cápsula de Blue Origin alcanzará por unos minutos una altitud de más de 100 kilómetros. Seis minutos después del despegue, los tripulantes podrán experimentar la ingravidez. La cápsula tiene ventanas enormes para que los pasajeros puedan contemplar el espacio.

Nueve minutos más tarde, la cápsula estará en proceso de descenso y los paracaídas se despegarán para reducir la velocidad de caída. Finalmente, los tripulantes del vuelo turístico espacial de Blue Origin aterrizarán en el desierto de Texas, a unos 1,6 kilómetros de la plataforma de lanzamiento.

Blue Origin no es la única compañía interesada en el turismo espacial. Recientemente SpaceX, dirigida por Elon Musk, anunció su primera misión al espacio con una tripulación completamente civil. Virgin Galactic, fundada por Richard Branson, también busca llevar personas al espacio a partir de 2022. Si bien se trata de un mercado de nicho, algunos magnates ven potencial en este tipo de viajes.