Virgin Galactic mostró por primera vez cómo será el diseño interior de la VSS Unity, la nave diseñada para los turistas que deseen viajar al espacio. La empresa de Richard Branson llevó a cabo el anuncio por medio de una transmisión en YouTube en la que detalló los componentes de esta nave espacial.

La VSS Unity tiene espacio para seis tripulantes que podrán visualizar la Tierra desde el espacio exterior. Virgin Galactic dice que sus naves no son como cualquier avión comercial o algo que exista, aunque tampoco rayan en la ciencia ficción.

Con un diseño con la experiencia del cliente como eje, la cabina está optimizada para que el viaje sea cómodo y seguro en todas sus etapas. Los asientos de fibra de carbono y aluminio se ajustan al tamaño de cada pasajero y cuentan con un recubrimiento de tela creado por la empresa Under Armour, fabricante de equipamiento deportivo.

El ángulo de reclinación de los asientos se ajusta dependiendo de la situación. Para el lanzamiento y entrada a la tierra se posicionará de un modo para optimizar y dirigir las fuerzas G de la manera más cómoda. Un arnés de cinco puntos mantendrá al pasajero en su lugar, quien podrá desabrocharlo con solo presionar un botón.

La cabina de Virgin Galactic está optimizada para que el viaje sea seguro y placentero

Virgin Galactic ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Desde la selección de telas y el material blando de la cubierta, hasta la paleta de colores que combinan con los trajes espaciales. Una vez que los turistas espaciales desabrochen su arnés, pueden moverse libremente y disfrutar el paisaje en cada una de las 17 ventanas.

La distribución de las ventanas permite mirar en varios ángulos la Tierra. Cada una tiene un borde blando con una sección para que los pasajeros puedan sujetarse y observar a detalle nuestro planeta. Un sistema de iluminación inteligente buscará mejorar la experiencia al ajustarse a cada etapa del viaje.

El fabricante también integró cámaras en toda la cabina para capturar imágenes y videos de alta calidad. De acuerdo con Virgin, la idea es que los pasajeros se enfoquen en disfrutar el viaje sin tener que sacar una cámara para documentar su experiencia. Las cámaras están situadas en las ventanas y es posible realizarse una selfie.

Esta reducción de pasos para los pasajeros también incluye el control de sus asientos. Por ejemplo, el ángulo de reclinación se controla en la cabina. Los pilotos no solo lo ajustan en el despegue y aterrizaje, sino también a la hora de que los turistas se levantan de modo que pueda maximizarse el espacio para flotar.

Virgin Galactic forma parte del grupo de empresas que compiten en la carrera espacial privada. La compañía envió a su primer tripulante al espacio a bordo de la VSS Unity hace más de un año. De momento no existe una fecha definida para el primer viaje con turistas, aunque los interesados deberán pagar 250.000 dólares por un boleto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.