Los nuevos teléfonos de Google previstos para este año, que serían el Pixel 5a y el Pixel 6, llegarían con chips «GS101», según un informe al que ha accedido 9to5Google. De esta forma, el gigante de Mountain View dejaría de usar los procesadores Snapdragon de Qualcomm en sus teléfonos inteligentes y apostaría por unos de diseño propio, conocidos bajo el nombre código de Whitechapel.

Hace más de un año comenzaron los rumores de que Google estaría trabajando en sus propios chips. El otoño pasado, el CEO de Alphabet, Sundar Pichai, explicó a sus accionistas que «algunas inversiones más importantes y especializadas en hardware» estarían por llegar en 2021. Ese mensaje fue interpretado por muchos como una señal de que el gigante tecnológico metería un pie en el mundo del silicio.

Según los informes, se conoce internamente como Whitechapel al proyecto de Google para diseñar su propio SoC (sistema integrado de chips) bajo la arquitectura ARM para sus teléfonos. Entre ellos el Pixel 6, también sus Chromebooks.

En ese sentido, Google estaría adoptando una estrategia similar a la de Apple que cuentan con sus propios procesadores para la totalidad de su gama de productos. No obstante, los del buscador se apoyarían en Samsung y sus chips Exynos para el desarrollo.

9to5Google afirma también que en la documentación ha encontrado referencias a «Slider«. Este nombre clave, presente en otros proyectos, se conectaría con el Samsung Exynos, por lo que, según el mencionado medio, Google estaría desarrollando «Whitechapel» con el sistema de integración a gran escala de Samsung Semiconductor (SLSI). «GS101», por su parte, sería una abreviatura de «Google Silicon».

Google Silicon podría llegar con los Pixel 6 y Pixel 5a

Foto por Jason Leung en Unsplash

También se habla de las referencias «Raven» y «Oriole» que estarían relacionadas a los próximos teléfonos que serían lanzados este año. Se trataría del Pixel 6 y el modelo más asequible Pixel 5a, aunque este último podría tener otro nombre. Si este proyecto se hace realidad, Google podría tener más control sobre el hardware de sus dispositivos y, junto al software, hacer que funcionen mejor y más eficientemente.

Ahora solo resta esperar para saber si Google finalmente entrará al mundo del silicio. Hasta el momento, como es natural, la compañía no se ha expresado al respecto. Tampoco se sabe realmente qué teléfonos se presentarán este año o cuándo será las presentaciones. Es probable que Pixel 5a llegue a mediados del año y el Pixel 6 antes que acabe 2021.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.