No ha pasado una semana desde que una nueva compañía de movilidad compartida anunciase su llegada a Madrid, cuando tenemos otro nuevo jugador. A la recién estrenada GoTo, inversión estrella del fundador de WeWork, Adam Newman, se le une Dott. Otra compañía de patinetes eléctricos que quiere conquistar España.

Para su aterrizaje en el país, la startup fundada en Países Bajos acaba de cerrar una ronda de financiación récord en su historia liderada por Sofina y Estari, fondos tecnológicos europeos. Una Serie B para Dott de 70 millones de euros que le darán entrada en España y Reino Unido. También al mercado de la movilidad multimodal. Aunque de momento su foco está puesto en el negocio de los patinetes eléctricos, el objetivo es convertirse en el gemelo de GoTo a largo plazo y abarcar diferentes modelos de movilidad: motos, bicis o coches compartidos.

De hecho, según explican desde Dott a Hipertextual, la compañía ya presentó su proyecto de bici eléctrica compartida que esperan lanzar en Europa este mismo verano. Ante la pregunta de si se atreverán con el negocio de las VTC, asemejándose a la actividad multimodal compartida de la estonia Bolt, ya adelantan que «no entrarán ni en las VTC ni en el taxi».

De momento, la compañía cuenta con más de 30.000 patinetes eléctricos distribuidos por 5 países: Bélgica, Francia, Alemania, Italia y Polonia.

Málaga, el primer bastión para los patinetes eléctricos de Dott

Parte del éxito de Dott en Europa, lo que le ha valido ganar dos licitaciones públicas en París junto a Lime y Tier para desplegar su red de patinetes eléctricos, viene de su propuesta de modelo de negocio. El objetivo de la tecnológica de la movilidad es que los patinetes ocupen lugar en la calzada y no en las aceras. Al menos en lo que a aparcamiento se refiere.

La idea de los concursos públicos para el despliegue de su flota en España era más que tentadora. Ya a principios de año, Dott declaraba a Business Insider que tenía un ojo puesto en el país. Pero ante la falta de oferta por parte de los consistorios, la compañía holandesa ha decidido que Málaga será su primer destino.

«Tiene un régimen de autorización abierto y donde tenemos previsto operar una pequeña flota de patinetes (150) para replicar nuestro modelo ganador en París (aparcamientos señalados en la app, y obligatorio para el usuario)».

Portavoz de Dott

Al por el dorado de Andalucía

La provincia de Andalucía ha sido, desde hace unos meses, foco de atención del colectivo tecnológico internacional. Desde el anuncio de que Google abriría un centro de ciberseguridad, han sido varias las compañías que se han visto atraídas. Globant, otra compañía del sector tecnológico, se adentraba en España también por la vía de Málaga. Ahora le llega el turno a la movilidad compartida de Dott, que compartirá ciudad con la ya establecida Bolt.

Antes de verano de este mismo año esperan tener una nueva regulación de patinetes eléctricos en Madrid

En el resto de ciudades, añaden, está por ver cómo evoluciona la licitación de los permisos para distribuir patinetes eléctricos. «En Madrid estamos esperando la nueva regulación que tenía que llegar en enero 2021, pero se ha demorado hasta julio 2021 como mínimo», explican. De hecho, los permisos concedidos por Manuela Carmena sigue vigentes, sin que la mayor parte de las compañías cumplan las limitaciones de unidades por distrito, según analizaba El Independiente.

Un negocio de muchos, pero cada vez con menos

Movo, Lime, Bird y Spin (las únicas supervivientes de las más de 20 compañías que se presentaron a la primera convocatoria) se disputan los usuarios del centro de la capital dejando las afueras sin vehículos tal y como pedía el pliego del Ayuntamiento de Madrid en el momento de su publicación. Antes de verano de este mismo año esperan tener una nueva regulación que se adapte a los intereses de todas las partes.

«Somos partidarios de modelos de licitación pública, con un numero limitado de empresas, donde se valore a los participantes en función de sus operaciones, medio ambiente, seguridad del usuario y respeto con los peatones. Eso permite a la empresa hacer inversiones a largo plazo, al Ayuntamiento poder controlar todo mejor, y a los ciudadanos les da seguridad, al no estar invadidos por decenas de patinetes distintos que van y vienen.»

Portavoz de Dott

Una startup de patinetes nacida de la bicis chinas

¿Alguien se acuerda de Ofo? Quizá si decimos que era una de esas muchas compañías chinas, con millones en financiación, que llenaron Europa de bicis compartidas (en su versión analógica) y de los primeros modelos de patinete eléctrico, ya se vaya recordando. Ofo fue, de hecho, una de esas tecnológicas asiáticas que tiraron la toalla en el sector de la movilidad compartida mal planteada. En pocos meses, los restos de las bicis se acumularon en las calles de las grandes ciudades sin que la propia compañía supiese qué hacer con ellas.

En este caso, el fundador de Dott es precisamente el que fuese director de Ofo para Europa, Oriente Medio y África. Al cierre del negocio en el Viejo Continente y solo con 7 meses en el negocio, decidió plantear su propia idea de una compañía de movilidad compartida y patinetes eléctricos.

Desde su fundación, la compañía ha logrado levantar capital en dos rondas de financiación que superan los 60 millones de euros. La mayor parte de estos fondos destinados a expandir su negocio en Europa y crear una versión de patinete más duradero: algo en lo que confluyen todas las compañías de patinetes eléctricos del momento. Esta tercera operación supone un récord para la entidad que se posiciona de lleno en el panorama de la movilidad europea.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.