Han pasado casi nueve años desde que Apple presentó el primer MacBook Pro de 13 pulgadas con pantalla Retina. En 2012, el iPhone 5 se vendía como pan caliente, reinaba iOS 6 y Tim Cook anunciaba una nueva versión de su ordenador portátil para profesionales. Además de estrenar nueva pantalla, prescindía de la unidad óptica, lo cual causó cierto nivel de controversia en su momento.

Hoy, 3.092 días después de su presentación, la compañía de Cupertino lo ha incluido en el grupo de productos obsoletos. Pero, ¿qué implica esto para sus propietarios? Vamos a verlo.

Apple cuenta con un listado de productos antiguos y obsoletos que actualiza de acuerdo a su política comercial y de servicio de posventa. La compañía define como «antiguos» a los productos que hace más de 5 y menos de 7 años que dejaron de venderse.

Sin embargo, estos siguen recibiendo soporte técnico de hardware por parte de Apple y asociados. Los productos «obsoletos«, en cambio, son aquellos cuyas ventas se interrumpieron hace más de 7 años. En este último caso los de Cupertino interrumpen todos los servicios de hardware «sin excepciones». Además los proveedores de servicios autorizados quedan sin la posibilidad de solicitar piezas para su reparación.

Apple

El MacBook Pro de 13 pulgadas de 2012 se mantuvo en las tiendas de Apple hasta 2014. Como han pasado siete años desde ese entonces, el ordenador cumple con los requisitos para entrar en el listado de dispositivos obsoletos.

Si eres el propietario de uno de estos portátiles, tal como lo indican las políticas de la compañía, a partir de hora no será admitido para servicios de hardware en tiendas oficiales o de proveedores autorizados. Si necesitas una reparación, aún puedes realizarla tu mismo con las guías que se encuentran en Internet o recurrir a un servicio no autorizado, aunque no es lo recomendable.

El MacBook Pro de 15 pulgadas también es obsoleto

A mediados del año pasado, el 1 de julio para ser específicos, Apple ingresó el MacBook Pro de 15 pulgadas de 2012 a la lista de productos obsoletos. Se trataba del primer portátil de la compañía en estrenar una pantalla Retina. Tenía un diseño mucho más delgado que los modelos anteriores gracias a la eliminación del puerto Ethernet integrado y la retirada de la unidad óptica.

El diseño de los MacBook Pro cambiaría en 2016, haciéndolo más delgado, con la TouchBar y un nuevo sistema de teclado de mariposa que dio inmensos dolores de cabeza tanto a propietarios como a la compañía, puesto que eran propensos a fallos constantes.

Tras cuatro generaciones, Apple, en 2020, volvió al teclado con sistema de tijeras en 2020, que no fallan, se siente mejor al tacto pero requieren que los portátiles sean unos pocos milímetros más gruesos, aunque prácticamente imperceptible.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.