Volkswagen ha anunciado el lanzamiento de las primeras actualizaciones OTA (actualizaciones a través del aire, por sus siglas en inglés) para los vehículos de la serie ID (ID.3 e ID.4, por el momento). De esta forma, el fabricante puede mejorar el rendimiento de sus coches, corregir errores e incluso implementar nuevas funcionalidades sin que el propietario pase por el taller. Una dinámica similar a la de los PCs o los smartphones.

Eso sí: aquellas personas que compraran un ID.3 o ID.4 en sus primeros meses a la venta, tendrán que pasar por el taller de la marca para poder empezar a recibir actualizaciones OTA. La razón es sencilla: las primeras unidades de estos vehículos no cuentan con el software que permite la recepción de estas actualizaciones remotas.

Este obstáculo no afecta a los Volkswagen ID.3 e ID.4 fabricados a partir de marzo de 2021. Dichas unidades incorporan de serie la versión de software ID.2.1, que sí permite la recepción de actualizaciones OTA.

Volkswagen ha tenido diversos problemas con el 'software' de sus ID.3 e ID.4

En 2019, la revista alemana Manager Magazin informó que Volkswagen se estaba enfrentando a múltiples dificultades durante el desarrollo del software para el ID.3. Dicha revista aseguró que la marca lanzaría las primeras unidades con un software incompleto y que, posteriormente, las actualizaría manualmente –lo que implica una visita al taller–.

La situación es completamente diferente a la de empresas como Tesla, cuyo software es uno de sus principales activos. La compañía fundada por Elon Musk libera actualizaciones de software con relativa frecuencia. Con ellas, corrige posibles errores, implementa nuevas características e incluso, en ocasiones, mejora la aceleración o la autonomía máxima del vehículo.

Volkswagen se enfrentó a múltiples dificultades durante el desarrollo del software para el ID.3

Thomas Ulbrich, miembro de la junta de desarrollo técnico de Volkswagen, reconoce que este es el camino a seguir. "Las actualizaciones OTA serán la nueva norma en los automóviles en el futuro. Con ellas, mantendremos todos los modelos ID. entregados en el mismo nivel de software que los automóviles nuevos durante los próximos años", señaló.

El Volkswagen ID.3, recordemos, es el primer vehículo completamente eléctrico de la marca. Este estrenó la plataforma MEB, que también se utiliza para el ID.4, el primer SUV completamente eléctrico de la marca alemana.

En el pasado, Volkswagen había lanzado variantes con motores eléctricos de algunos vehículos de combustión. Los ID., en cambio, han sido concebidos desde el primer momento como vehículos eléctricos. De ahí que comúnmente se califique al ID.3 como el verdadero primer vehículo eléctrico de Volkswagen.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.