Square, la compañía de transacciones y pagos fundada por Jack Dorsey, actual CEO y también fundador de Twitter, ha adquirido la mayoría de Tidal, el servicio de streaming competidor de Spotify y Apple Music. La operación de 297 millones de dólares en metálico y acciones le da el control de la mayoría de la empresa.

De acuerdo al anuncio, Tidal seguirá funcionando de forma independiente. De acuerdo a Dorsey, la compra se realiza para «buscar nuevas formas de apoyar el trabajo de los músicos», de la misma forma en que Square le dio herramientas a las personas para vender mejor y más fácil.

El pasado junio de 2020 Square hizo otra importante adquisición, la compañía de pagos móviles española Verse. Aunque no hubo cifra oficial, se especuló que estuvo entre los 30 y 40 millones de euros.

Tidal es la reconversión de un servicio de streaming llamado WiMP, lanzado en 2014. En 2015 un grupo de artistas liderado por Jay-Z compró el servicio por 56 millones de dólares.

La presentación original de Tidal mostraba a algunos de los artistas más prominentes de la actualidad.

Durante la rueda de prensa del anuncio, junto a Jay-Z, estuvieron Beyoncé, Rihanna, Kanye West, Nicki Minaj, Daft Punk, Jack White, Madonna, Arcade Fire, Alicia Keys, Usher, Chris Martin, Calvin Harris, deadmau5, Jason Aldean y J. Cole como «los copropietarios de Tidal».

Tras la adquisición, Jay-Z también estará en la junta de administración de Square, según ha anunciado Jack Dorsey en Twitter. «Desde el principio dije que Tidal es más que una simple plataforma de streaming de música. Seis años más tarde, sigue siendo un lugar que apoya al artista en todos los puntos de su carrera», explicó el músico y empresario.

«Los artistas merecen mejores herramientas para asistirlos durante su viaje creativo. Jack y yo hemos tenido muchas discusiones sobre las posibilidades ilimitadas de Tidal, lo cual me ha inspirado aún más en relación al futuro de la compañía. Esta operación cambiará la vida de muchos y estoy muy emocionado con este nuevo capítulo», agregó.

Tidal: una plataforma de streaming con una historia de problemas y controversias

Poco después del lanzamiento de Tidal, la plataforma de streaming ha atravesado una serie importante de problemas y controversias. En 2017 se reveló que apenas tenían 3 millones de suscriptores, muy por detrás de los 20 millones de Spotify en aquella época.

En 2017 también tuvieron problemas entre directivos. Kanye West abandonó la sociedad de Tidal debido a supuestas disputas financieras. El músico, tras su salida, demandó 3 millones de dólares como compensación a sus contribuciones a la plataforma de streaming.

West aseguraba que la salida en exclusiva de Life of Pablo en Tidal fue la razón principal por la cual la plataforma consiguió 1,5 millones de suscriptores tras el lanzamiento.

De acuerdo a un reporte de Billboard, Tidal también tiene problemas de pago de derechos a músicos por la reproducción de sus canciones en la plataforma. Aunque en 2019 las ganancias aumentaron un 13%, sus pérdidas aumentaron de 36 millones a 55,2 millones de dólares durante el mismo periodo.

La inyección de capital a Tidal, gracias a la compra, podría resolver los problemas de insolvencia que tiene la plataforma y darle un impulso significativo integrando algunas de las herramientas de pago de Square.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.