Apenas nos hemos sacudido la tercera ola de coronavirus de encima, cuando algunos expertos ya anuncian la llegada inminente de la cuarta. Su intensidad dependerá del ritmo de vacunación, las medidas impuestas por las comunidades autónomas y la responsabilidad individual, desde luego. Pero, incluso una vez que esta termine, será necesario seguir manteniendo la precaución. El uso de mascarillas higiénicas, como mínimo, es una de las principales medidas. Por eso, se acaba de publicar en el último Boletín Oficial del Estado una ley que obliga a llevarlas en el espacio público, independientemente de la distancia que haya entre unas personas y otras.

En realidad, esta ley es un resumen de las medidas de desescalada que se propusieron a nivel nacional el pasado mes de junio de 2020. Sin embargo, entonces se aprobó como Decreto Ley y se comenzaron las gestiones para transformarla a una ley que, finalmente, entrará en vigor justo ahora. 

Prevenir el coronavirus al aire libre

Foto por engin akyurt

Las recomendaciones sobre mascarillas higiénicas, FPP2 y quirúrgicas han variado mucho desde los inicios de la pandemia de coronavirus. Inicialmente, se pensaba que el SARS-CoV-2 se transmitía principalmente por superficies y gotículas, de ahí que no se recomendara su uso para población general. Se consideraba que solo los sanitarios y otros profesionales muy expuestos, así como los contagiados y las personas que los cuidaban, debían llevarlas.

La medida se publicó primero como Decreto Ley

Con el tiempo, sin embargo, se ha visto el claro papel que tienen los aerosoles en su transmisión. Esto significa que el coronavirus puede viajar más lejos de lo que se creía. Por eso, se empezó a recomendar el uso de mascarillas higiénicas o quirúrgicas para población general en espacios cerrados. En el aire libre, en cambio, siempre que se pudiera mantener la distancia de seguridad, no era obligatorio.

De hecho, eso es lo que rezaba la ley vigente hasta ahora. En espacios abiertos, solo era necesario usar mascarillas higiénicas o de cualquier tipo si no se podía mentener una distancia de 1’5 metros.

A pesar de eso, con la llegada del verano comenzaron a verse en las calles aglomeraciones que llevaron a eliminar la distancia de la ecuación. Se impuso el uso obligatorio de la mascarilla para todas las personas mayores de seis años, salvo aquellas que estuviesen exentas por motivos médicos. Y eso es lo que rige ya de manera oficial en esta ley, que acaba de publicarse en el BOE.

¿Mascarillas higiénicas o FFP2?

Basta con dar un paseo por las calles de cualquier lugar de España para comprobar que, aun sin estar legislado, también ha cambiado el tipo de cubrebocas empleado por la población.

Antes, se usaban mayoritariamente mascarillas higiénicas o quirúrgicas. Ahora, muchas personas se han pasado a las FFP2. La mayoría alegan que lo hacen por desconfianza hacia los comportamientos ajenos. Prefieren protegerse ellos, en vez de esperar a contar con la protección que le brinden los demás.

Sin embargo, muchos expertos siguen manteniendo que no son necesarias, mucho menos al aire libre. Además, incluso más que al tipo de mascarilla, deberíamos prestar atención al ajuste. Por ejemplo, el pasado mes de diciembre se publicó un estudio, aún sin revisión por pares, que defendía que las mascarillas higiénicas o quirúrgicas sujetas con un ajustador pueden llegar a una protección similar a la de una FFP2. En cambio, si estas últimas no se ajustan correctamente a la cara, pueden perder mucha eficacia frente al coronavirus. .

Sea como sea, el caso es que ahora tendremos que pasar aún más tiempo con nuestras mascarillas. No importa si es en la playa o por la calle, manteniendo la distancia de seguridad. Su uso al aire libre ya es ley. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.