Google acusó a Microsoft de oportunista tras ponerse del lado de las organizaciones de noticias en la batalla que libra en Australia. Kent Walker, director de asuntos globales de Google, mencionó que esta escalada es parte de las prácticas de negocio y sugiere que se trata de una cortina de humo tras el hackeo de SolarWinds.

En una carta publicada en el blog de la empresa, Walker dijo que Google es el principal patrocinador del periodismo en el mundo. La empresa está abierta a discutir alternativas al modelo actual, pero se niega a pagarle a los editores de noticias por mostrar su contenido en la web.

Ante esto, Microsoft vio un espacio para introducirse y hace unas semanas acusó a Google y Facebook de negarse a cumplir la ley. Esto molestó a Google, quien mencionó que el debate debe centrarse en el origen del problema y no en oportunismo corporativo.

La tecnológica acusó a los creadores de Windows de volver a sus tácticas de antaño de atacar a sus rivales y presionar para obtener regulaciones que beneficien sus propios intereses.

"Ahora están haciendo afirmaciones egoístas e incluso están dispuestos a romper la forma en que funciona la web abierta en un esfuerzo por socavar a un rival. Y sus afirmaciones sobre nuestro negocio y cómo trabajamos con los editores de noticias son simplemente erróneas."

El directivo de Google va más allá y menciona que el ataque no es una coincidencia, ya que Microsoft está en el centro de la polémica tras el ciberataque a SolarWinds.

Microsoft permitió que miles de clientes fueran hackeados por culpa de vulnerabilidades, según Google

Kent Walker asegura que Microsoft permitió que cientos de miles de clientes, incluidas oficinas gubernamentales, fueran hackeados por culpa de vulnerabilidades.

"Microsoft fue advertido sobre las vulnerabilidades en su sistema, sabía que estaban siendo explotados y ahora están controlando los daños mientras sus clientes se apresuran a recuperar las piezas de lo que se ha denominado el Gran Robo de Email."

Walker señala que Microsoft paga menos dinero que Google a los editores de noticias y lo acusó de no preocuparse por el periodismo. Brad Smith, presidente de Microsoft, piensa exactamente lo mismo de Google y asegura que obtienen clientes gracias a los lectores de noticias.

El Código de Negociación de Medios de Comunicación propuesto en Australia intenta que las tecnológicas paguen una cantidad justa a los editores. Google va en contra de la medida que asegura, atenta contra el principio de la web abierta ya que exigiría un pago por solo mostrar enlaces o fragmentos de texto.

La tecnológica amenazó en algún momento con retirar el buscador de Google de Australia, y fue ahí cuando Microsoft entró a la pelea con la etiqueta de "los buenos". La realidad es que ambas compañías sacan provecho y obtienen ganancias millonarias por concepto de publicidad, por lo que no hay lado bueno en esta historia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.