Tras un tiempo en el que los bombazos de taquilla a lomos de Marvel se sucedían año tras año, algo que tocó techo con Avengers: Endgame, el coronavirus, como tantas otras cosas, cambió la taquilla.

Los resultados discretos de las únicas películas que se han atrevido a probar el pulso a las salas durante la pandemia (Algunas de frente como Tenet, y otras con un pie puesto en el streaming como Wonder Woman 1984 o Mulan), no parecen augurar que 2021 cambie esto. Con el drama para los estudios pero, sobre todo, para los pequeños exhibidores, muchos de ellos abocados al cierre.

Sin embargo, el lugar donde emergió la pandemia hace ahora poco más de un año, China, se ha convertido ahora en el país que protagoniza las películas más taquilleras del mundo.

2020 fue el primer año en el que una película del gigante asiático fue la más taquillera del mundo. Hablamos de The Eight Hundred, un drama bélico que consiguió recaudar 461 millones de dólares a nivel mundial, superando los 426 de Bad Boys for Life 2, la única película occidental con aspiraciones de blockbuster que tuvo la suerte de caer en el calendario de estrenos antes de que el mundo se paralizara.

El cambio de tendencia tiene un empuje local, pero puede tener repercusiones globales. El mercado chino y sus millones de habitantes había sido hasta ahora capaz por sí mismo de aupar producciones locales al top-15 de la taquilla -ya pasó con la trama de ciencia-ficción La Tierra Errante en 2019-, pero a su vez impulsaba también los productos de Hollywood. Marvel, de hecho, ya se había dirigido con fuerza a este mercado con la preparación de Shang-Chi y la leyenda de los 10 anillos, su primer acercamiento directo al mercado asiático y chino en particular.

China se hace con la taquilla mundial, y Netflix toma nota

Si en 2020 cuatro de las 10 películas más taquilleras tenían su origen en Asia, en lo que va de 2021 la cuota se ha elevado hasta 8. La explicación es obvia, los cines chinos (con butacas todavía al 50%) y su situación con respecto a la pandemia ha conseguido que sean sus películas las que mas recauden por su propio mercado interno.

La Tierra Errante (2019)

Las películas chinas hasta ahora no habían tenido demasiada penetración en el mercado occidental, pero la falta de títulos de estreno en Hollywood también está consiguiendo que empiecen a llegar. Netflix es una prueba clara de ello.

El gigante rojo del streaming todavía no está disponible en China, aunque sí que ha firmado alianzas para que sus series exclusivas lleguen al país a través de IQiyi, una plataforma local propiedad de Baidu.

Sin embargo, sí que ha ido incorporando cada vez más películas que han triunfado en China a su catálogo. Hoy por ejemplo podemos ver en Netflix la citada La Tierra Errante o El Maestro del Ying y el Yang, todos ellos títulos que han sido éxitos locales en taquilla.

¿Se hará menos dependiente de estrenos extranjeros?

La pregunta de fondo es si esto marcará un cambio de tendencia desde el punto de vista sobre cómo los grandes éxitos de Hollywood habían puesto su foco en China a la hora de agrandar sus taquillas. En otras palabras, si China se va a hacer más autosuficiente en sus cines.

Tras algunos de los títulos que hemos nombrado, la última bomba en taquilla local ha sido Hi, Mom, una comedia dramática sobre el amor maternal con viajes en el tiempo que a su vez ha roto la habitual hegemonía del cine efectista que solía inundar sus salas.

China es, ahora, el mayor mercado del cine

Hi, Mon, el nuevo éxito en el cine de China

El mes de febrero ha sido el más importante de todos los tiempos en cuanto a ventas de entradas de cine en China, que hasta ahora han ascendido a 11.200 millones de yuanes (1.700 millones de dólares).

Los cines chinos pudieron reabrir a mediados del año pasado y desde entonces han experimentado un crecimiento constante de público. Las películas locales también se han beneficiado de los periodos no oficiales de «apagón», en los que sólo se permite la proyección de producciones nacionales, una práctica que ya era habitual en el país.

Según la Red de Información de Datos Cinematográficos de China, el 95% de las ventas de entradas proceden de las siete películas más taquilleras cuyo estreno estuvo previsto para el festival del Año Nuevo Lunar, que este año comenzó el 12 de febrero.

Según datos de Box Office Mojo el año pasado China vendió 2.700 millones de dólares en entradas, frente a los 2.300 millones de Estados Unidos, que registró un descenso del 80%.

Avatar aprovecha la salud de China

Este contexto ha provocado que se den algunas cosas impensables hace un tiempo, como que Avatar haya vuelto a reestrenarse 12 años después en el país asiático.

El hecho de que Avatar vuelva a las salas se explica por cómo la propia salud de China actualmente haya hecho que la producción de películas propias se ha quedado algo coja para saciar todas las ansias de entretenimiento. Y el movimiento ha resultado certero. En solo unos días, Avatar ha conseguido con su reestreno recuperar el trono como la película más taquillera de la historia del cine superando a Endgame. La pregunta es: ¿aprovechará ahora Disney para reestrenar también películas del UCM?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.