Están sucediendo muchas cosas alrededor del fenómeno que ha generado el Justice League Snyder Cut. Hace unos días, el propio director confirmaba que el film estaba completo, lo que ponía fin a años de rumores, tensiones y disputas alrededor de la producción. Después, el debate era de si se trataba de una película o una miniserie, algo que Snyder zanjó al indicar que se trataba “de un film de cuatro horas”, un punto de honor que el realizador ha defendido en varias entrevistas distintas. Por último, se trata de la clasificación R, que la convierte en “solo para adultos” y la equipara a la icónica Joker.

Se trata de un reconocimiento a las intenciones de Snyder, que ya tenía la intención de que su película estuviera dedicada en exclusiva al mundo adulto, algo que se debatió desde los inicios de la producción original. De hecho, se rumoreó que las diferencias sobre el tema entre productores y el realizador fue uno de los puntos que acabó con su salida de los créditos como director.

El hecho de que el Snyder Cut reciba una clasificación para adultos es el resultado de lo que parece ser una larga recombinación de factores que convierten a Justice League en una película fundacional para el Universo Cinematográfico de DC.

La importancia de una letra

Después de su experiencia con la adaptación de la obra seminal de Alan Moore y Dave Gibbons Watchmen, la intención de Snyder era crear una versión semejante de La Liga de la Justicia. El proyecto de amplio espectro, que ya venía anunciándose desde Man of the Steel (2013) y terminó por ser evidente con Batman vs Superman: el origen de la justicia (2016), era una versión oscura y matizada del mundo de los superhéroes. Pero el tibio recibimiento del enésimo reboot acerca de la historia de origen de Superman y las pésimas críticas que recibió el enfrentamiento entre los héroes emblema de DC, cambió el rumbo del proyecto.

El principio del problema

Los ejecutivos de Warner, alarmados por lo que parecía una crisis creativa en mitad de su franquicia más importante, exigieron a Snyder un cambio radical en La Liga de la Justicia. El proyecto, que incluiría además del Batman de Ben Affleck al Superman de Henry Cavill, la Mujer Maravilla interpretada por Gal Gadot y serviría de presentación oficial para Flash (Ezra Miller), Cyborg (Ray Fisher) y Aquaman (Jason Momoa), debió adecuarse a toda una serie de nuevos requisitos de producción.

Y uno de ellos fue que la producción tuviera una mirada “más optimista, brillante y divertida” de la que hasta ahora habían tenido las películas dirigidas por el director. Snyder maniobró como pudo con la presión, pero al final y en medio de una serie de situaciones que le sobrepasaban, terminó por abandonar el proyecto, que llegó a manos de Joss Whedon.

El resultado fue un éxito de taquilla relativo y un golpe crítico que estuvo muy cerca de destruir la franquicia cinematográfica de DC. Las acusaciones sobre el resultado apuntaron a los estragos de la presión sobre el equipo creativo y en especial, la imposibilidad de Whedon de incluir humor y un ritmo ligero a una producción casi terminada con una dirección argumental por completo distinta.

La película se convirtió en un punto de controversia que casi, un lustro después, termina con una producción rodeada de expectación.

La importancia de llamarse Zack

Por supuesto, durante las semanas previas al estreno, la tensión no ha hecho más que aumentar. La campaña de marketing está en pleno apogeo y al parecer, el mismo Snyder parece el más interesado en despertar todo el interés posible alrededor de la producción.

Hace unos días, el director lanzó una serie de carteles burlándose de la película, en la que pone de relieve su relación emocional y personal con el metraje. Después, las redes se llenaron de comentarios por la aparición de una imagen críptica, que muestra al Joker de Jared Leto en lo que parece una reconfiguración completa del personaje. La clasificación R es el punto culminante y quizás el mayor triunfo de Snyder en su recorrido inédito por recuperar el control creativo de su proyecto más ambicioso.

Violenta y con un lenguaje soez

Según Film Ratings, Justice League Snyder Cut tendrá una calificación R por su contenido violento y lenguaje procaz. La percepción general es que la película tendrá una atmósfera compleja, que además mostrará un crecimiento en direcciones por completo nuevas de su personaje. En especial, se ha rumoreado con insistencia que el Flash de Ezra Miller tenga un cambio de tono radical, que quizás elimine su actitud disparatada y de alivio cómico, uno de los puntos más criticados en la versión Whedon.

El anuncio se une al de la nueva calificación que recibirá Batman v Superman: Dawn of Justice, que obtuvo la misma clasificación en su lanzamiento al formato BluRay. Para Warner Bros, la experiencia de Joker parece haber sido lo suficientemente contundente como para atreverse a experimentar con el tema.

El film convirtió en la película con clasificación R más taquillera a nivel mundial con más de 1.000 millones. Birds of Prey fue la primera película estrenada en cines de DC en obtener una calificación R. La misma calificación obtendrá The Suicide Squad, otro de los grandes estrenos que ha despertado un considerable entusiasmo a su alrededor.

Un historial en la línea

Una calificación R no es sorprendente dada la carrera de Snyder. Sus tres primeras películas, Dawn of the Dead, 300 y Watchmen fueron proyectos con clasificación solo para adultos. Si bien ha incursionado en el cine familiar, con proyectos como Legend of the Guardians: The Owls of Ga’Hoole, la versión de Snyder de los héroes de DC siempre ha estado en el lado más oscuro de los superhéroes. Man of Steel tenía una clasificación PG-13, pero Batman v Superman: Dawn of Justice se eliminó de una clasificación más adulta con la evidente intención de competir en taquilla con Marvel.

Por razones de ganancia y de alcance a nivel de proyección en salas, la mayoría de los estudios tienden a tratar de evitar una calificación R, particularmente con una película de superhéroes está dirigida a un público joven. Sin embargo, Justice League Snyder Cut se ha vendido como la visión original del director, cuya intención siempre fue mostrar a los héroes tradicionales de la casa editorial para un público adulto que creció con sus versiones más oscuras y matizadas. ¿Será el Snyder Cut un cambio definitivo en las películas de superhéroes tal y como las conocemos?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.