El suministro de la PS5 y Xbox Series X ha sido un desastre desde su lanzamiento gracias a la reventa. Los embarques de consolas se agotan en cuestión de segundos debido a que los consumidores no pueden hacer frente a sistemas automatizados. Afortunadamente, esto podría quedar atrás, al menos en Reino Unido.

De acuerdo con Sky News, Douglas Chapman, diputado del Partido Nacional Escocés, presento un proyecto de ley para prohibir la reventa de consolas. La iniciativa es titulada «Proyecto de Ley de Hardware de Juegos (compra y reventa automatizada) 2019-2021» y busca atacar el «scalping» de un modo similar a como se aplicó a las entradas para conciertos o partidos de fútbol en Reino Unido hace años.

Según Chapman, la propuesta garantiza que los consumidores puedan comprar consolas de videojuegos y componentes de computadoras a un precio no mayor al recomendado. De aprobarse, la ley establecería que la reventa de bienes comprados con la ayuda de bots es ilegal.

Hasta ahora no hay una ley que impida el uso de sistemas automatizados para comprar una PS5 o Xbox Series X. El problema con los bots es que ya generaron un desabasto de consolas impidiendo que puedan comprarse a un precio razonable. En las semanas previas a navidad, una consola de nueva generación se cotizaba al doble del precio establecido por Sony o Microsoft.

La reventa de PS5 y Xbox Series X es un trabajo «honrado», según los scalpers

Mientras que los dueños de herramientas de reventa justifican la práctica como un trabajo honrado para quienes perdieron su empleo por la pandemia, la realidad es distinta. Múltiples tiendas en línea implementaron procesos para identificar las compras automatizadas y cancelarlas.

Lo que comenzó como una moda para asegurar zapatillas de edición limitada de Nike o Adidas, se ha extendido a las consolas y hardware de computadora. Las tarjetas gráficas de NVIDIA también son víctimas de los scalpers, quienes agotan el inventario de la serie RTX 3000 en cuanto salen a la venta.

Chapman no cree que el proyecto se convierta en ley, aunque considera que es una acción para obligar al gobierno a asumir su responsabilidad. Por el momento los legisladores se encuentran discutiendo el tema con la Asociación para el Entretenimiento Interactivo del Reino Unido.

Actualmente las leyes en contra de la reventa abarcan principalmente la venta de boletos para conciertos. Empresas como Viagogo y Ticketbande enfrentaron procesos legales en España, Alemania y otros países en por realizar conductas abusivas contra los consumidores. En 2018, el Ministerio de Cultura y Deporte de España aprobó la creación de un marco para regular la reventa de entradas.

Mientras los gobiernos deciden si castigan la reventa de consolas y componentes electrónicos, los consumidores tendrán que sufrir durante 2021. A este problema se suma la pandemia de la COVID-19, que impactó la cadena de producción y lo seguirá haciendo este año.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.