La batalla entre las plataformas de vídeo en streaming cada día se hace más interesante. Todos los combatientes son conscientes de que, para conquistar el mercado, es clave apostar por la producción de contenido original. Es por esa razón que han redoblado esfuerzos para ofrecer series y películas exclusivas de manera constante. Es el caso de HBO Max, misma que pretende apoyarse en la popularidad de Juego de Tronos —entre otras franquicias— para impulsar su catálogo.

Con la llegada de HBO Max se presentó una oportunidad única para explotar Juego de Tronos, y la compañía lo sabe perfectamente. Así pues, en camino vienen dos series precuelas ambientadas en Westeros: House of the Dragon (2022) y Tales of Dunk and Egg. Desde luego, ambas se estrenarán de manera exclusiva en HBO Max. Sin embargo, los responsables del servicio han dejado claro que no serán las únicas producciones basadas el universo creado por George R.R. Martin.

En una entrevista con The Hollywood Reporter, Casey Bloys, máximo responsable de contenido de HBO Max, explicó la estrategia que seguirán con Juego de Tronos. A diferencia de lo que está haciendo Disney Plus con las múltiples series de Marvel y Star Wars, o Netflix son sus lanzamientos semanales, en HBO Max van a priorizar la calidad y no la cantidad. En consecuencia, no esperes que exista una avalancha de series de Juego de Tronos en un breve periodo de tiempo.

"La forma en que tratamos de abordarlo no es así: 'necesitamos cinco programas en tres años', sino '¿cuáles son las historias que vale la pena contar?' Hemos estado analizando múltiples propuestas de diferentes mundos. El que queremos desarrollar es el que creemos que es mejor creativamente. Prefiero hacerlo sobre las historias, sobre los showrunners y su visión, en lugar de conseguir un objetivo arbitrario sobre el número correcto de series que debemos hacer", explicó Bloys.

Además, según indica el directivo, no creen que sea correcto saturar la plataforma con muchas series de Juego de Tronos emitiéndose al mismo tiempo. Tienen la ventaja de tener una cartera de franquicias bastante amplia y todas tendrán su lugar. Entre ellas los superhéroes de DC y Harry Potter. Bloys no quiso revelar exactamente cuántas series ambientadas en Westeros están en desarrollo, pero declaró lo siguiente a Deadline:

"Diría que el número son las series que son buenas. Prefiero obtener buenos guiones y convertirlos en historias que valgan la pena ser contadas que filmar una cierta cantidad de series. No es necesario que tenga un número en mente, pero el objetivo es siempre el mismo, es decir, hagamos negocios con personas en las que creemos y en series en las que creemos, y preocúpate de lo demás después".
HBO

Otro punto importante es que, si bien hasta el momento solo se han anunciado un par de precuelas, en HBO no descartan aventurarse con historias que suceden en paralelo con la serie principal. Eso sí, lo anterior también depende del autor británico: "La buena noticia con las precuelas es que hay una historia que George ya estableció. Estamos trabajando con George, sería algo de lo que hablaríamos con él [las historias paralelas]. Pero por ahora, las precuelas encajan en la historia expansiva que George definió en su mundo".

Para finalizar, Bloys atendió una pregunta que lleva varios años dando vueltas entre los fans de Los Siete Reinos: ¿veremos una serie animada de Juego de Tronos? El directivo reconoció que lo han estudiado junto a los guionistas, aunque por ahora no existe nada concreto. Evidentemente, crear una producción animada para adultos es más complejo de lo que se piensa. Además, Bloys reiteró que en HBO Max no existen mandatos de crear series de un estilo u otro, sino de plantear ideas que resulte interesante explorar. No solo para el equipo creativo, también para la audiencia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.