Mucho antes que DC irrumpiera en la vida de Zack Snyder para convertir en el centro de la polémica, el director ya tenía las ideas claras. En 2004, debutó en la dirección con El amanecer de los muertos. Un clásico instantáneo del cine de zombis que sorprendió por su buen ritmo, gore bien construido y personalidad. Por la época, Snyder era un joven prometedor en la nómina de Universal, y el éxito de la película sorprendió tanto al estudio como al público. No solo reverdeció los laureles del cine de Zombis, sino que se unió a toda una nueva generación de realizadores dispuestos a usar cierto tono autoral en sus obras.

Lo demás es historia. La siguiente película del cineasta fue 300, con la que comenzó su fructífera relación con Warner Bros. Toda una historia de desencuentros que termina — según todas las partes involucradas — el 18 de marzo de este año. El estreno de Justice League Snyder Cut, será el último proyecto — por ahora — de Snyder con el estudio, con lo que cierra quince años de producciones de mediano a gran éxito, incluyendo el control del naciente y complicado universo cinematográfico expandido de DC. Snyder se despide así de una serie de luchas silenciosas por el control creativo de sus producciones, un largo debate sobre la noción del autor en obras comerciales. Todo con una película que marcará un hito sobre las relaciones entre el público y el producto en la pantalla.

Pero la vida sigue más allá de Justice League y sus conflictos. Y ya Snyder tiene un nuevo lugar para comenzar a filmar. Netflix contrató a Snyder por lo que al parecer es una suma astronómica no revelada, y como si eso no fuera suficiente financió su más reciente película. Army of the Dead llegará en un punto indeterminado del tercer trimestre del año a la plataforma. El proyecto al parecer es de larga data y según todas las fuentes es un revival extravagante del género que hizo famoso al cineasta.

Un proyecto lleno de zombis para Netflix

Esta semana, Snyder comentó a Entertainment Weekly que, de hecho, fue la producción de la película lo que finalmente le hizo abandonar Warner. Una versión que contradice el rumor de que la segunda filmación de Justice League fue más que suficiente para los ejecutivos del estudio. Siempre según Snyder, todo se trató de numeritos y presupuestos. “No querían gastarse todo ese dinero en una película de zombis, y tampoco se la tomaban del todo en serio”, contó a la revista. “Yo estaba como ‘oigan, esto es mucho más que una película de zombis’, pero seguían dándome largas”, explicaba. Algo de cierto tiene la versión del director: durante más de diez años, el título estuvo en el limbo de los proyectos incompletos de Warner, y mucho después después del tropezón considerable que significó el fracaso creativo de Snyder con el universo cinematográfico de la editorial DC.

Pero ya lo sabemos, Con Netflix las cosas son por completo distintas y su estrategia está basada en golpes de efecto. Por lo que la inversión en un director que será probablemente el centro de toda la atención por unos meses, está más que justificada. “Estábamos en una reunión con Netflix y yo hablaba sobre algunos de estos guiones en los que trabajaba”, explicó Snyder a la revista. “Le mencioné la idea a Scott Stuber y él dijo ‘¡esa es la película! Ve a escribirla y hagámosla!’. Pregunté de inmediato ‘¿a qué te refieres?’ y él contestó ‘escríbela mañana y rodaremos dentro de una semana’, insistió”. Para Snyder, que lleva lidiando con todos los problemas aparejados de Justice League, debió ser una revelación y un alivio comenzar a trabajar en un proyecto por completo nuevo y se apresuró a obedecer al jefe de originales del canal.

La ambición de Netflix sobre la mesa

Con el correr de los meses, el proyecto ha crecido en envergadura e importancia. Netflix produjo una versión animada de la historia de Snyder. Titulada Army of the Dead: The Prequel, que en apariencia contará todo lo acontecido antes de los acontecimientos que relatará el film. Dirigida por Matthias Schweighöfer, profundizará en el ritmo de la historia así como en el contexto de sus personajes.

Por ahora, todo marcha sobre ruedas para Snyder. La precuela animada ya está lista y espera de fecha de estreno. Por su parte, la película — a la que se ha descrito como una combinación de terror, comedia y una heist movie en Las Vegas — es uno de los platos fuertes de Netflix este año. Según cuenta el propio director, su guion ha “profundizado mucho en dónde y por qué empieza la plaga zombi”.

¿Una sorpresa para los amantes de las teorías conspirativas? Al parecer el guion incluye un guiño de importancia a la clásica Área 51. Que no falte nada, en esta nueva aventura de Snyder que esperemos sea la reivindicación necesaria para director que siempre consigue sorprender a su audiencia.

Tendencia en Hipertextual