Estaban esperando que ocurriera algo sorprendente. Algo que hiciera que Donald Trump siguiera en el poder y alejara a Joe Biden de la presidencia. “Los patriotas entienden”. “Os necesitamos allí”. El día de la toma de posesión del demócrata, el grupo Great Awakening, con 126.000 suscriptores, se llenaba de mensajes del creador de la comunidad en los que instaba a sus seguidores a estar listos para lo que venía. Un suceso que cambiaría el timón político en Estados Unidos. Los grupos de QAnon en Telegram han aumentado desde que Twitter vetó cientos de cuentas y de que otras redes alternativas como Parler se cerraran. En Telegram, han encontrado otra manera de propagar las teorías de la conspiración. También las estafas.

Great Awakening, que ha sido eliminado recientemente, ha sido uno de los canales con más suscriptores. Todo el contenido es en inglés y es unidireccional; solamente puede publicar contenido el creador del grupo. El administrador de este canal, que se hacía llamar General Hyten, se encargó de alimentar la teoría de que el día de la toma de posesión de Biden el pasado 20 de enero sería el momento en el que se haría justicia.

Trump sería reelegido presidente después de las acusaciones de fraude electoral del republicano. “2021 será glorioso. Esto es una guerra silenciosa”, rezaban alguno de los mensajes. “Tendremos 8 años más de TRUMP”. “LA VERDAD siempre gana”, escribió el creador del canal. Sin embargo, General Hyten afirmó que los medios tradicionales no informarían acerca de ese evento histórico, sea cual fuere. Y ahí empezó la estafa.

En defensa de la 'Gran Verdad'

El creador de Great Awakening pidió ayuda a sus cientos de miles de seguidores para que pudiera crear una página web a través de la cual podría enviar información a los seguidores. QAnon es una teoría de conspiración vinculada a la extrema derecha estadounidense que nace como respuesta a una supuesta trama organizada por lo que ellos denominan un “Estado profundo” contra Donald Trump y sus seguidores.

La página estaría dedicada a seguir informando sobre estas teorías, sobre todo porque el llamado General Hyten afirmaba que la “gran verdad” sería censurada también en Telegram. Por eso, compartió el enlace de una cuenta de Paypal para que sus seguidores pudieran donar la cantidad de dinero que creyeran idónea para la creación de la página inmune a la censura que denuncian.

Más allá de Estados Unidos

Adrián González es director de la comunidad “Cazamos Fake News” que informó sobre la petición de fondos en el canal Great Awakening. González explicó que es imposible saber cuánta gente donó y las cantidades que se manejaron. “Comercialmente les puede interesar crear una página web para estafar a más gente a través de ella. Es una estrategia de QAnon para autofinanciarse con recursos de las mismas comunidades.”, dijo a Hipertextual. El problema, sin embargo, puede haber tenido eco más allá de las fronteras estadounidenses.

A pesar de que muchos seguidores del canal son de Estados Unidos y el contenido es en inglés, la investigación que hizo González arrojó que en las comunidades latinoamericanas y españolas vinculadas a QAnon se difundieron links de Great Awakening. Por lo tanto, algunos de estos usuarios pudieron haber donado para la creación de la página. Como el canal ha sido eliminado recientemente, no hay evidencias de que General Hyten la haya creado.

Detrás de esta cuenta de Paypal había un nombre: Piotr Swierc. El presunto creador del canal Great Awakening. A pesar de que el nombre tiene un nombre que parece ser poco americano, su foto de perfil en Telegram era una imagen del ex presidente estadounidense J.F. Kennedy, según informó Cazamos Fake News. El perfil de Swiorc también ha sido eliminado en Telegram y no hay evidencia de que esté presente en otras plataformas para divulgar las teorías de QAnon.

El 'Gran Despertar de QAnon en Telegram, parte II

Great Awakening ha sido eliminado pero ya existe otro canal con una repercusión parecida. True Great Awakening tiene más de 253.000 seguidores. En este caso, el usuario que está detrás de la creación de este grupo no responde a ningún alias y ha utilizado el mismo nombre del canal. Los mensajes son prácticamente los mismos que los que enviaba General Hyten, a pesar de que Biden ya ha tomado posesión: “Lo mejor está por llegar”. “Joe Biden no es el presidente de Estados Unidos. “Llegarán (declaraciones) sobre la realidad”. “Manteneos al tanto”.

Pero, en esta ocasión, no se enlaza a una cuenta de PayPal, sino a un código de Bitcoin para realizar las “donaciones” por esta vía. Los argumentos para justificar el envío del dinero son confusas. Por un lado, el usuario apuntó que está teniendo varias batallas legales por las acciones presentadas recientemente. A pesar de que no da detalles, se puede intuir por sus mensajes anteriores que se refiere al presunto fraude electoral en las votaciones del pasado noviembre.

En otra publicación, afirmó que se encuentra en un lugar seguro. De nuevo, no se dan más explicaciones sobre cuándo y por qué habría estado en peligro. Pero sostiene -y es otra justificación para argumentar las donaciones- que ha contratado seguridad. “Recaudación de fondos para empresas conjuntas. (...) Comunicaciones fuera de la red han estado activadas antes de la caída del canal. (...) Los patriotas tienen el control. Necesitamos fondos ahora por favor #GODWINS (Dios Gana)”.

En este mensaje, da a entender que el dinero que recaude estará destinado a seguir informando de las presuntas noticias que otros medios de comunicación esconden. Y, sobre todo, sobre los avances de ese cambio de poder que mantendrá a Trump en la presidencia de Estados Unidos. Sin embargo, una vez más, no da detalles sobre si esa información vendría en forma de página web, como en el caso del grupo predecesor, o en mantener los esfuerzos para seguir creando canales en redes como Telegram.

Bitcoin: vía libre

En este caso, la forma de pago es a través de Bitcoin. El número que facilita el usuario es la dirección en la que se depositan los fondos. Estas cuentas de Bitcoin son completamente anónimas y no hay forma de saber a quién le pertenece ni cómo rastrearla. Por este motivo, el pago con Bitcoin es una de las formas de pago más utilizadas en los marketplaces de la dark web, porque es imposible tener un rastreo de los ciberdelincuentes o estafas que pueden tener lugar en estas páginas.

Si un usuario quisiera realizar un pago a The True Great Awakening, tiene que abrir una dirección, que se puede hacer manualmente, un proceso muy técnico, o a través de un servicio como Revolut, Coinbase o Kraken. Con una de estas cuentas, un seguidor de True Great Awakening puede enviar el dinero que considere necesario al administrador del canal.

Hasta la publicación de este artículo, en el grupo no se ha compartido ninguna actualización sobre los fondos que ha recibido el usuario o, en el caso de que la hubiera, el link a una página o canal alternativo para informar acerca de las teorías conspirativas.

Las plataformas, contra las teorías de QAnon

Ehimetalor Akhere Unuabona / Unsplash

A pesar de la presencia de QAnon en Telegram, el grupo no está teniendo las cosas fáciles para seguir compartiendo sus suposiciones. Recientemente, Twitter cerró cerca de 70.000 cuentas relacionadas con el grupo y estas personas migraron a otras redes como Parler. Esta plataforma se convirtió en un altavoz para la extrema derecha, así como para los negacionistas, y durante meses estuvieron divulgando sin teorías sin control.

Sin embargo, el asalto al Capitolio fue la gota que colmó el vaso para muchas tecnológicas. Mientras que Google y Apple eliminaron Parler de sus tiendas, Amazon tomó la decisión final y bloqueó la red social. Como Parler utilizaba los servidores de la tecnológica, este fue el golpe que derrumbó por completo la plataforma, que está deshabilitada para todos los usuarios.

Telegram ha sido, en este contexto, el canal de comunicación que han encontrado los seguidores de QAnon. Pero el fenómeno no está presente solamente en Estados Unidos, a pesar de que el grupo se creó en respuesta a una supuesta conspiración contra los seguidores de Donald Trump.

La versión española de QAnon en Telegram

En la misma red social, existen varios grupos como QAnons España Dark to Light, con más de 4.200 miembros, QAnons España Debate Total o Hermandad de Trump en España. A diferencia de los canales como Great Awakening, en el caso español muchos son grupos donde se permite la interacción entre los usuarios y no son canales unidireccionales como en el caso de Piotr Swierc.

Mientras que en los canales o grupos estadounidenses de QAnon en Telegram no dan detalles sobre las normas, en el caso español se recuerden las reglas del grupo constantemente. En grupo QAnons España Debate Total, con más de 1.500 miembros, los propietarios del grupo enfatizan: “No se publica sobre política, salvo en lo estrictamente relacionado con Q”. “No se publican expresiones que inciten a la violencia o al odio, racismo, discriminación, insultos, pornografía, etc”.

En las reglas hacen también hacen referencia a las donaciones, como las que piden en True Great Awakening: “No se publican contenidos desinformadores respecto de Q ni de divulgadores o canales monetizados, que soliciten donaciones o promocionen merchandising”. “No hay spam, publicidad compra-venta de productos o servicios, ni se solicitan donaciones”. Hasta la fecha, no se ha encontrado ningún mensaje en alguno de estos grupos españoles que enlace a una cuenta de PayPal o que invite a pagar una donación con Bitcoin para apoyar las teorías de QAnon.

QAnon tiene cuidado

Asimismo, en el canal QAnons España Dark to Light tampoco hay publicaciones ni comentarios violentos o vejatorios que puedan incumplir alguna norma de la plataforma. Pero las teorías conspirativas siguen su curso. En un vídeo publicado en el grupo, varias personas repiten “Nos están engañando” y al final se insta a apagar el televisor para evitar las presuntas mentiras. Una fotografía muestra a la rana Pepe, convertida en meme y símbolo de la extrema derecha, con el lema “Ahora, nosotros somos las noticias”.

En el grupo QAnons España Debate Total, en el que se permite la interacción de los usuarios, hacen referencia a las polémicas relacionadas con el resultado de la contienda electoral estadounidense. A favor de Trump, claro. En un mensaje de voz, uno de los usuarios afirmó que grupos como del que él forma parte están destinados a visibilizar el “gran engaño”, en referencia a la situación en Estados Unidos. Pero sostuvo que huyen de la política, de los extremismos de izquierda o derecha, y que solamente quieren justicia y que se sepa “la verdad”.

PayPal se une a la lucha contra QAnon

Las peticiones de donaciones y fondos han ido mucho más allá de QAnon y también han sido demandadas por organizaciones o grupos que querían apoyar a los manifestantes que asaltaron el Capitolio el pasado 6 de enero. Una de estas páginas fue GiveSendGo, un sitio cristiano que creó una campaña de crowdfunding en PayPal en apoyo a la manifestación que acabó con la vida de 5 personas.

En respuesta, PayPal bloqueó la página de GiveSendGo en la plataforma de pagos, así como de un usuario vinculado a esa página que animó a los manifestantes a asaltar el Capitolio.

PayPal se ha unido así a otras plataformas como Twitter y Amazon, que han centrado sus esfuerzos en frenar a QAnon y a otros grupos que incitaron a la violencia tras la victoria de Joe Biden. Telegram, a pesar de ser el nuevo hogar de los seguidores de las teorías de conspiración, ha empezado a hacer lo mismo.

Telegram, contra las cuerdas

La plataforma de mensajería anunció que eliminó docenas de canales y miles de cuentas de usuarios que violaban las normas de Telegram. La mayoría eran llamados a la violencia relacionados con la toma del Capitolio y comentarios racistas. A pesar de la eliminación de las cuentas, un ex Embajador de Estados Unidos presentó una demanda para que Telegram fuera eliminada de Google Play Store por incitar al extremismo y antisemitismo.

Por su parte, Telegram sostiene que está tomando medidas para frenar los canales y usuarios que violen las reglas. “Damos la bienvenida a los debates pacíficos y a las protestas pacíficas, pero de forma rutinaria eliminamos el contenido público que contiene llamadas directas a la violencia”, apuntó Remi Vaughn, portavoz de Telegram, a CNN.

Han estado en Twitter, Facebook, 4Chan, Parler, Telegram y WhatsApp. En muchas plataformas han sido eliminados pero los seguidores de grupos conspirativos como QAnon siguen encontrando la manera de reunirse. Las consecuencias de las teorías que divulgan llegó a su momento de máximo esplendor en el asalto al Capitolio. Luego, esperaban un milagro el día de la toma de posesión de Joe Biden. Pero nunca llegó ese hecho histórico que permitiría que Donald Trump siguiera siendo presidente. Siguen esperando a que suceda algo que cambie las tornas. Mientras tanto, algunos siguen pidiendo dinero. Otros, pagando por una página web que nunca llegó.