Uno de los primeros mensajes enviados por John Biden como nuevo presidente de Estados Unidos ha tenido como destinatario a Eric Lander, director del Broad Institute del MIT y Harvard. En la misiva, muestra su disposición a devolver a la ciencia la voz y el voto que perdieron paulatinamente durante el gobierno de su predecesor. Le ofrece así el puesto de director de la Oficina de Política Científica y Tecnología, un cargo que había permanecido vacío durante dieciocho meses. Esta ha sido una de las medidas científicas de Biden. Pero no la única.

Ya instalado en la Casa Blanca, ha firmado 17 acciones ejecutivas, 15 de ellas dedicadas a invalidar las emitidas en su día por Trump. Entre ellas, destacan la vuelta de Estados Unidos a la OMS y al Acuerdo de París contra el Cambio Climático. Teniendo en cuenta que se trata de la primera potencia mundial, es una gran noticia para continuar con este accidentado inicio de 2021.

Las mejores medidas científicas de Biden

En 2017, Donald Trump anunció su decisión de sacar a su país del Acuerdo de París. Este es un acuerdo firmado en 2016, en el que se establecen una serie de medidas para reducir los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero.

Estados Unidos, entonces presidido por Barack Obama, fue una de las naciones firmantes. No obstante, su sucesor en el cargo no estaba de acuerdo con estas directrices, por lo que el anuncio de su salida fue uno de los primeros que emitió desde la Casa Blanca. Afortunadamente, el acuerdo incluía que no se podía dar una notificación formal de abandono del mismo durante los tres primeros años, por lo que tuvo que esperar a noviembre de 2020 para hacerlo oficial. Entonces se convirtió en uno de los tres únicos países fuera del trato que contribuyen al menos a un 1% de las emisiones globales. Los otros dos son Irán y Turquía.

Ya durante su campaña electoral Biden mostró su desacuerdo con esta decisión, por lo que no ha tardado en iniciar los trámites para invalidarla. Eso sí, serán necesarios 30 días para que este cambio entre en vigencia.

Otras de las grandes medidas científicas de Biden ha sido la vuelta de Estados Unidos a la OMS. Como gran potencia económica, era uno de los mayores inversores mundiales de la organización. Sin embargo, en plena pandemia de coronavirus Trump decidió retirarle su apoyo, alegando que tardaron en tomar las medidas pertinentes en relación a la COVID-19. La decisión se hizo oficial en julio de 2020, suponiendo un mazazo en un momento en el que se necesita máxima colaboración de los estados miembros. Por suerte, el nuevo presidente ha anunciado ya su vuelta.

Confianza en la ciencia

La decisión del nuevo presidente de contratar a Eric Lander ha sido solo una pequeña muestra de la que será la nueva gestión de la pandemia en Estados Unidos. Y es que las medidas científicas de Biden se basan principalmente en rodearse de un comité científico con el que tomar las decisiones relativas al coronavirus.

Atrás quedan los tiempos de la lejía y la hidroxicloroquina. Una nueva época de confianza en la ciencia parece empezar para Estados Unidos. Son buenas noticias para ellos, pero también para el resto del mundo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.