Tras deshacerse de la submarca Honor –que ha emprendido un nuevo camino como compañía independiente–, Huawei estaría negociando con otra empresa sobre la posible venta de las marcas "P" y "Mate", según Reuters.

Bajo el paraguas de estas dos marcas, Huawei ha lanzado al mercado múltiples smartphones de alta gama durante los últimos años. Entre ellos se incluyen el P40 Pro y el Mate 40 Pro, los dos teléfonos móviles más avanzados que la empresa comercializa en estos momentos.

Según Reuters, Huawei está negociando con "un consorcio liderado por empresas de inversión respaldadas por el gobierno de Shanghai". La agencia de noticias también afirma que la compañía comenzó a considerar la posibilidad de vender estas dos marcas en septiembre.

La operación de venta, no obstante, podría no llegar a completarse. Según Reuters, Huawei sigue intentando fabricar internamente los procesadores Kirin que, durante años, han diseñado en sus laboratorios, lo que aliviaría su situación.

En estos momentos, Huawei se enfrenta a diversos problemas relacionados con el suministro de componentes. Debido a las restricciones impuestas por los Estados Unidos, no puede comprar procesadores a otras empresas (como Qualcomm) ni tampoco puede solicitar a TSMC que fabrique los SoCs Kirin.

Las restricciones comerciales impuestas por Estados Unidos también impiden que Huawei incluya los servicios de Google en sus smartphones. Este hecho dificulta el negocio de la compañía en Europa, pese a estar promoviendo la App Gallery y los Huawei Mobile Services como alternativa.

No sería la primera división de la que se desprende Huawei

Imagen: David Ortiz.

En noviembre, Huawei anunció la venta de la división Honor a un consorcio de compañías liderado por el gobierno de Shenzhen. Este movimiento liberó a la submarca de las restricciones comerciales impuestas por los Estados Unidos. De hecho, la empresa china anunció la pasada semana que había cerrado acuerdos comerciales con Qualcomm, Samsung y Sony, entre otros. La firma también presentó el Honor V40, su primer smartphone como empresa independiente.

Con la venta de las series P y Mate, Huawei tendría un objetivo similar. Al no estar bajo su mismo paraguas, el consorcio que las adquiera podría llegar a acuerdos con empresas estadounidenses y asegurar su continuidad.