No solo por el temporal Filomena, es importante tener presente las particularidades de circular por la nieve y algunos otros retos a la conducción durante el invierno. Los Tesla son vehículos distintos, en general más seguros al promedio, con algunas características únicas que son importante conocer para este tipo de condiciones.

Estos son algunos consejos importantes, recomendados por la marca, para la conducción en la nieve, durante climas muy fríos o con posibilidad de placas de hielo en la vía.

Tesla en la nieve y el hielo

Al igual que los vehículos de motor de combustión, si esperas un temporal muy frio cerca de tu residencia o planeas viajar a un lugar donde hay hielo o nieve, hay que planear por adelantado. Estos son algunos consejos para tu Tesla:

Prácticamente cualquier problema derivado de la presencia de hielo o nieve sobre el coche se puede resolver con la función de desempañar del vehículo. Esta se puede activar desde la app de Tesla, no hace falta acercarse físicamente al vehículo.

La función de desempañar derrite el hielo en:

  • Parabrisas y retrovisor
  • Espejos y ventanillas
  • Sensores y cámaras del Autopilot
  • Puerto de carga

Este último punto suele ser una pregunta frecuente. El puerto de carga también se descongelará si se activa el precalentamiento del vehículo.

Tesla recomienda que, si se sabe que habá situaciones donde se forme hielo sobre el vehículo, se cambien las posiciones de los limpiaparabrisas y se desactive el plegado automático de los espejos retrovisores.

  • Para cambiar la posición de los limpiaparabrisas y ponerlos en modo de servicio, se hace desde "Controles" → "Servicio" → "Limpiaparabrisas en modo servicio" → "Activado"
  • Para desactivar el plegado de los espejos retrovisores, ir a "Controles" → "Controles rápidos" → "Espejos" → "Plegado automático de espejo" en el Model 3 y Model Y. En los Model S o Model X, se ubica en: "Controles" → “Vehículo" → "Plegado automático de espejo"

El control de tracción de los Tesla, al tener motores ubicados en los ejes de las ruedas, suelen ser superiores a los vehículos de motor de combustión tradicionales.

Aún así la recomendación general es instalar neumáticos de invierno para mejorar control, seguridad y rendimiento. Así mismo es buena idea rellenar con un líquido limpiaparabrisos específico para temperaturas bajas.

Por último, Tesla también ofrece alternativas para aquellas personas que quieren instalar cadenas de neumáticos en sus ruedas, aunque webs como Amazon ofrecen muy buenos productos.

Consejos para climas frios

Es normal ver un incremento en el consumo de energía durante el invierno y climas muy fríos. Maximizar la autonomía es posible siguiendo estos consejos:

  1. Precalentar la batería antes de conducir. Esto se consigue por medio de la activación de la climatización del vehículo. Se puede realizar desde la app. De hecho un ícono indicará si se está realizando
  2. Usar la salida programada, para que el vehículo precaliente la batería y el habitáculo previo a la salida diaria, por ejemplo al trabajo. Además arrancará la carga a la mejor hora posible.
  3. El motivo número uno por el cual se consume más batería durante un desplazamiento en invierno es mantener la temperatura del habitáculo en comparación al clima exterior. Una buena sugerencia es usar los asientos calefactables —que son muy eficientes en el uso de energía— en combinación a la calefacción del vehículo, para no tener que subir tanto la temperatura.
  4. Siempre que el Tesla está aparcado, es mejor dejarlo enchufado. De esa forma se usa el sistema de carga y no la batería para conservar el calor en el interior.

Tesla Model 3 en la nieve: cómo se comporta sin cadenas ni ruedas de invierno y frio extremo

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.