China está construyendo un campo de cuarentena en las afueras de Shijiazhuang, destinado a albergar más de 4.000 personas. Con esto, el gobierno busca contener un nuevo brote de COVID-19 en el país asiático a pocas semanas que comience el Año Nuevo Lunar.

De acuerdo con CNN, China trabaja contrarreloj para concluir la construcción de este campo, similar a lo que hizo en Wuhan hace un año. El espacio tendrá una capacidad para albergar a 4.160 personas, todas ellas contactos cercanos de enfermos de COVID-19.

El país asiático lucha por evitar la propagación del virus en Shijiazhuang, provincia de Hebei que se ubica al norte de Beijing. China no lo ha pensado dos veces y decretó un confinamiento estricto desde el 8 de enero.

La estrategia del gobierno incluye no solo una aplicación masiva de pruebas, sino también el traslado de personas a una nueva zona de cuarentena. El campo cuenta con casas de 18 metros cuadrados equipadas con baño, camas, sillas y escritorios, televisión y acceso a internet Wi-Fi.

El campo albergará a más de 4.000 personas que tuvieron contacto con enfermos de COVID-19

El campo tendrá casas de 18 metros cuadrados con todos los servicios

Tras siete días de construcción, la primera sección del campo de cuarentena está disponible. Según el alcalde Shijiazhuang, Meng Xianghong, un total de 4.000 trabajadores laboran día y noche para terminar los trabajos de construcción. Esta hazaña nos recuerda a la construcción del hospital de Wuhan en 2020.

En los últimos días, la provincia de Hebei registró 818 infectados y más de 200 casos de personas asintomáticas. Más de 20.000 personas de diversas localidades de Shijiazhuang ya fueron reubicadas en sitios de cuarentena para frenar la cadena de contagios. A la fecha, más de 11 millones de residentes no tienen permitido salir de la ciudad.

China no quiere que se repita el mismo escenario de enero de 2020, cuando aisló por completo a Wuhan y otras ciudades frente al brote de COVID-19. El gobierno anunció que más de 17 millones de personas han realizado la prueba del virus en la provincia de Hebei. Como medida de precaución, los viajes a Beijing y entre provincias están prohibidos.

Las cifras actuales de la Universidad John Hopkins colocan a China con 98.415 contagios y 4.081 muertes. Aunque algunos mencionan que los números oficiales son cuestionables, la realidad es que China es el único país que aplicó medidas estrictas de confinamiento para evitar los contagios.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.