En estas fechas es muy común que se estrenen toda clase de películas navideñas. Comedias románticas o simplemente ambientadas en las vísperas. También hay varios títulos que acostumbramos a volver a ver durante estos días de descanso y comilonas, aunque no sean navideñas..

Sin embargo, sabemos bien que el imaginario colectivo respecto a Santa Claus (y demás seres fantásticos que aparecen en estas fechas) se han ido moldeando al paso de los años. El peculiar Santa tiene una imagen y personalidad que se ha definido al paso del tiempo. Entre las películas navideñas que se estrenan durante esta época es tradición encontrar alguna sobre Santa. Es en donde podremos ver sus más diversos vericuetos para cumplir con su labor de llevar juguetes a todos los niños del mundo.

Todo comenzó en 1898, cuando fue estrenada Santa Claus. La primera película de este personaje, pero también la primera de todas las películas navideñas en la historia del cine.

Santa en el cine

La fecha en la que dio inicio la larga carrera del cine como espectáculo está estipulada el 28 de diciembre de 1895. Esto fue en París, en donde los hermanos Lumiere hicieron la famosa presentación de sus cintas. Las cuales ahora son parte importante de la historia del cine y de la humanidad. Estos primeros filmes son imágenes documentales de la vida cotidiana. Más tarde presentarían El regador regado, la primera película argumental de la historia.

Con eso en mente podemos decir que se llegó a la tradición de las películas navideñas muy pronto, pues Santa Claus, la primera cinta navideña que se conoce, fue realizada solo 3 años después de aquella mítica presentación de los hermanos Lumiere.

George Albert Smith y las películas navideñas

Tim Allen en ‘Santa Clause’

Santa Claus fue realizada por George Albert Smith, un hombre incansable que realizó las más diversas actividades, en las que se destacaba por su espíritu inventivo. Smith fue hipnotista, psíquico y miembro de la Royal Astronomical Society. Además fue un entusiasta de la tecnología, pues era operador de linterna mágica, ese aparato óptico que sirvió como una de las bases para el cine.

George Albert Smith no sólo realizaría la cinta que daría inicio a la larguísima tradición de las películas navideñas, sino que innovó incluso en aquellos primeros años del cine. Santa Claus fue una película que sorprendió a propios y extraños por su doble exposición, algo completamente sorprendente para la época. El cortometraje de Smith es muy sencillo en su historia, pues presenta a dos pequeños en la víspera de Navidad, mientras en otra parte de la pantalla se puede ver cómo Santa baja por la chimenea.

El director de Santa Claus, George Albert Smith, utilizó su técnica de doble exposición en otras cintas que confeccionó: The Mesmerist y Photographing a Ghost, ambas de 1898. Lo que podría llevarnos a decir que Smith también fue un pionero de los efectos especiales en el cine.

La tradición de las películas navideñas dio inicio

Así pues, fue con esta pequeña película británica llamada Santa Claus que la tradición de las películas navideñas daría inicio. Es una tradición que parece lejos de olvidarse, por el contrario, en plena época de las streaming wars, cada plataforma se encarga de tener su propio título navideño.

Muy poco después, en 1900, se estrenó Le rêve de Noël, de otro pionero del cine: Georges Méliès. En este cortometraje, Méliès también innovó con sus técnicas, sorprendiendo a los espectadores con los efectos conseguidos en pantalla. En adelante irían apareciendo más y más películas navideñas en las que se incluían todas las mejoras tecnológicas que el cine iba dando a pasos agigantados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.