El robo de electrónicos no es nuevo, sin embargo, en las últimas semanas acaparó titulares debido a que se convirtió en una constante. Tras conocerse que decenas de consolas PS5 fueron sustraídas por distintos métodos, hoy un nuevo producto está en la mira de los ladrones: las GeForce RTX 3090.

La tarjeta de video más poderosa de NVIDIA fue objeto de un robo en China, donde ladrones se hicieron con 40 cajas equivalentes a 280.000 euros. Según reporta Tom's Hardware, el hurtó se llevó a cabo en la fábrica de MSI, donde los delincuentes ingresaron presuntamente con la ayuda de algún empleado.

Según MSI, el complejo se monitorea a través de videovigilancia y tienen un estricto control de la entrada y salida de camiones de transporte. Por el momento se desconoce el paradero de las GeForce RTX 3090 y la identidad de los delincuentes. El fabricante ofrece una recompensa de 12.600 euros a quien brinde información que les permita recuperar el equipo.

El total de tarjetas de video sustraídas asciende a 220 unidades, muy poco para algunos, aunque estamos hablando del modelo de tope de línea de NVIDIA. Cada GeForce RTX 3090 tiene un precio sugerido de 1.500 dólares, aunque es prácticamente imposible de conseguir en este momento.

PS5, Xbox Series X y las nuevas RTX de NVIDIA, en la mira de los revendedores (y ladrones)

Nvidia

Las GPUs de NVIDIA, al igual que las consolas PS5 y Xbox Series X se convirtieron en el objetivo de scalpers, quienes con la ayuda de bots agotan el inventario de productos para revenderlo en eBay y otros sitios de subasta. No nos extrañaría que las GPU que robaron a MSI terminen en el mercado negro, donde los precios de reventa llegan hasta los 2.500 dólares en promedio.

La nueva GeForce RTX 3090 debutó a principios de septiembre junto a los modelos RTX 3080 y RTX 3070. Esta GPU es la primera en el mundo en ofrecer juegos a gran detalle en 8K HDR, una resolución que ni siquiera se considera en esta generación.

Los primeros benchmarks de la serie RTX 30 arroja un rendimiento infinitamente superior comparado con la generación anterior. La RTX 3070 adelanta a una RTX 2080 y hasta ahora es uno de los modelos más codiciados de aquellos que buscan actualizar su ordenador gaming.

Por ahora se desconoce cuándo se normalizará el problema de inventario para que los consumidores puedan comprar su tarjeta de video sin contratiempos. Los últimos años han sido complicados para quienes buscan un GPU, comenzando con el desabasto provocado por los mineros de criptomonedas.

Ahora no solo la COVID-19 es un problema, sino los revendedores que agotan el stock antes de que termines de introducir tu nombre en el formulario.

Más en Hipertextual