El Observatorio Solar y Heliosférico, más conocido como SOHO, cumplió el pasado 2 de diciembre 25 años de observaciones. Este satélite es una colaboración enviada en 1995 al espacio por parte de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) y la NASA. Por eso, para celebrar el aniversario, la ESA ha publicado un vídeo en el que se recopilan imágenes de los ciclos solares que ha habido en este tiempo.

SOHO es un satélite que se puede considerar como el hermano mayor de otras misiones más actuales, como las sondas Solar Parker (NASA) o el Solar Orbiter (ESA-NASA). Ya que sus objetivos científicos son muy similares. Es decir, SOHO buscaba conocer mejor la estructura dinámica y la estructura del Sol interior; investigar por qué la atmósfera exterior de nuestra estrella, conocida como corona, está más caliente que su superficie y observar dónde y cómo se aceleran las partículas del viento solar.

https://www.esa.int/ESA_Multimedia/Videos/2020/12/Decades_of_the_Sun_as_seen_by_SOHO#.X9dN_d2L2YQ.link

En el vídeo se recopilan los ciclos solares de los últimos 25 años observados por SOHO. Pero, además, la misión ha tenido una gran relevancia en cuanto a la meteorología espacial, pero ¿qué es esto?

Meteorología espacial

Uno de los puntos clave de SOHO ha sido el estudio de la meteorología espacial, que son las "perturbaciones en el viento solar". El viento solar es "la corriente constante de partículas cargadas eléctricamente que expulsa la corona solar", indica la ESA. Durante las eyecciones de masa solar, se pueden liberar "miles de millones de toneladas de estas partículas al espacio a velocidades de millones de kilómetros por hora".

Aunque no es lo normal, pero si una de esas eyecciones llega hasta la Tierra, puede provocar fuertes tormentas geomagnéticas. Y esto es un problema grave ya que nuestros satélites sufrirían daños, nos podríamos quedar sin telecomunicaciones, los astronautas correrían riesgos y las redes eléctricas experimentarían picos de corriente peligrosos. Todo esto, que parece una película (de hecho, se han hecho films con esta premisa), es lo que conocemos comúnmente como tormentas solares

“El motivo por el que SOHO sigue volando es para investigar la meteorología espacial y comprender cómo el Sol afecta a la Tierra”, señala Bernhard Fleck, científico del proyecto SOHO de la ESA y responsable de la misión.

Gracias a SOHO, los investigadores han podido prever las tormentas solares potencialmente peligrosas debido al Coronógrafo Espectrométrico de Gran Angular (LASCO). Este instrumento estudia la estructura y comportamiento de la corona creando un eclipse solar artificial. Esto ayuda a que operadores y meteorólogos espaciales vean con entre uno y tres días de adelanto las tormentas solares desde la Tierra.

Más allá del vídeo, 25 años de trabajo

En estos momentos, SOHO se encuentra a 1,5 millones de kilómetros del Sol, observándolo. Más cerca de nuestra estrella -con vistas ininterrumpidas- que de la Tierra de la que partió. Sin embargo, no todo en esta misión iba a ser mirar con detenimiento a nuestro astro. Además, el satélite ha descubierto "más de cuatro mil cometas durante la etapa de su viaje en dirección al Sol", según ha informado la ESA en el comunicado de prensa.

Además, el satélite 25 años se han publicado casi seis mil investigaciones en revistas especializadas gracias a los datos de SOHO: "Muchos de ellos representan un avance significativo en nuestra comprensión de los objetivos originales", señala la agencia europea.

SOHO ha hecho mucho por nosotros, pero es probable que en 2025 finalice su misión. Aunque antes tendrán que ser lanzadas varias misiones que serán sus sucesoras. Una de ellas es SWFO-L1 (Space Weather Follow-On L1, o Continuación de la Meteorología Espacial en Lagrange 1) de origen estadounidense; el satélite GOES-U (Geostationary Operational Environmental Satellite-U, o Satélite Geoestacionario Operacional Ambiental-U) de la misma institución estadounidense. Las dos llegarán sus propios coronógrafos e instrumentos de monitorización de la meteorología espacial y sustituirán (de manera mejorada) a SOHO.

El vídeo de los ciclos solares de estos últimos 25 años es una forma de la ESA de conmemorar el aniversario de la misión. Sin embargo, como hemos visto, SOHO ha ayudado a los científicos de formas distintas. Tras más de dos décadas de trabajo, la misión conjunta de ESA y NASA pondrá punto y final en cinco años, si todo va según lo planeado. Pero no dejaremos de investigador sobre el Sol, sus ciclos, el viento solar... En definitiva, nuestra estrella seguirá siendo un punto del sistema solar que seguiremos mirando hasta desentrañar sus secretos.