Ilustración que representa una tormenta solar contra Marte. Reuters | NASA | Goddard Space Flight Center

Está ahí y lo vemos todos los días, pero el Sol sigue siendo un misterio. Al menos, la **[NASA](https://hipertextual.com/tag/nasa)** tiene **tres preguntas** que tratará de resolver con la sonda solar Parker: ¿Por qué la corona del Sol —la capa más externa del astro— está más caliente que su superficie? ¿Qué mecanismo o mecanismos produce el viento solar? ¿Y las tormentas solares?

Una vez lanzada, contestar a estas preguntas podría estar más cerca. Parker en sus últimas tres órbitas alcanzará la distancia del astro rey más corta a la que cualquier creación humana haya llegado antes: estará a **6,8 millones de kilómetros del Sol** —la Tierra está a 149,6 millones de kilómentros de nuestra estrella—.

Aunque por el momento desconocemos estas respuestas, pero sí tenemos parte del conocimiento: sabemos **qué son el viento solar y las tormentas solares**. También conocemos los efectos de estas peculiares tormentas cuando llegan a la Tierra y la diferencia entre ambas.

Sonda Parker: la misión que más se acercará al Sol

###¿Qué es el viento solar?
**Eugene Parker** las predijo en 1958, en un estudio científico que, en un primer momento, le dijeron que lo «repensara» antes de publicarlo, según explica **David Lario**, investigador del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y que ha participado en el diseño de la misión de la NASA. Sin embargo, **»el editor de la revista dijo que se publicaba»** y así fue.

En este estudio, Parker «se basaba justamente en que la corona está más caliente que la superficie del Sol y en la orientación que toman las colas de los cometas», explica Lario desde el otro lado del teléfono. Parker desarrollaba en su investigación **»cómo la corona se tendría que estar expandiendo todo el tiempo»** y, justamente, esta *expansión* continuada es lo que conocemos como **viento solar**. «El viento solar es un **flujo de partículas que está saliendo del Sol continuamente**», afirma el investigador español.

Esta misión solar lleva el nombre de Parker, todavía vivo, debido a su investigación que, además, pudo ser confirmada en un primer momento por datos que recogidos alrededor de la Tierra. Además, en plena Guerra Fría, estadounidenses y soviéticos, señala Lario, **aún hoy no se ponen de acuerdo en quién fue el primero** en corroborar la existencia de estas partículas que viajan desde el Sol: «Hay una controversia en quién fue el primero en descubrirlo porque NASA dice que fue Mariner 2 en 1962 y los soviéticos dicen que fue la sonda Luna 1 en el 1959», cuenta de forma anecdótica el científico.

**¿Qué partículas viajan en el viento?** Conocemos a estas partículas porque llegan hasta la Tierra: «Básicamente son protones y electrones, también viajan alrededor de un 10% de partículas alfa o Helio e iones más pesados como carbono, oxígeno y un poco de hierro», explica Lario.

###¿Qué son las tormentas solares?
«Las tormentas solares son **eyecciones de masa coronal**», explica Lario desde el otro lado del teléfono. «Son las típicas imágenes que vemos con coronógrafos —instrumentos que se añaden a los telescopios— en las que se producen estas explosiones. Eso es lo que conocemos como tormenta solar».

NASA’s Goddard Space Flight Center/Genna Duberstein

La **velocidad** a la que el Sol puede eyectar masa puede ser «muy alta», **de hasta «2.000 kilómetros por segundo»**, tal y como señala el experto del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins.

**¿La diferencia entre viento y tormentas solares?** «El viento solar es como una brisa que es el medio de fondo por donde se propagan las eyecciones de masa coronal (o tormentas solares)», concluye Lario.

###Consecuencias

En el caso del viento solar, las consecuencias de su llegada **no producen daños**. Aunque no lo veamos, llegan partículas del Sol a la Tierra en todo momento. No ocurre lo mismo con las tormentas solares. «Cuando llegan a la Tierra lo que **produce son oscilaciones del campo magnético** que afectan a la magnetosfera y, esto, a su vez puede afectar a los componentes de los satélites, como el GPS, o producir, también, **tormentas geomagnéticas**», explica el investigador. «La tormenta geomagnética es un proceso de reconexión magnética de nuestro planeta que altera el campo magnético de la Tierra» y a todos los instrumentos que se basan en esto. Ya sean «perforaciones petrolíferas bajo tierra» o «redes eléctricas que van de una ciudad a otra». Al final **casi toda la tecnología que utilizamos** puede verse afectada por estas eyecciones de masa coronaria.

Sin embargo, **no hay que alertarse**, ya que más allá de interrumpir nuestra vida tecnológica, estas tormentas no afectan al ser humano.

También en Hipertextual