Uber Eats se está conformando como la primera línea de Uber. Especialmente con la bajada, desde marzo de ese mismo año, de la actividad de su división de transporte de pasajeros que ha obligado a reforzar otras divisiones más rentables en este momento. En este sentido, la sección de reparto de comida a domicilio lanza Eats Pass con el firme objetivo de aumentar la actividad de lo que en 2020 se ha posicionado como la salvación de la compañía.

“Cada vez más gente pide comida a domicilio varias veces por semana, y cada vez más restaurantes encuentran en el delivery una nueva vía de ingresos. Para todos ellos lanzamos Eats Pass, la suscripción de Uber Eats que ya funciona en seis países en el mundo y que estamos seguros será un éxito también en España”, explica Yuri Fernández, portavoz de Uber Eats en España.

Eats Pass es una suscripción mensual que ofrece envíos gratuitos de Uber Eats. Por un precio mensual de 4,99 euros, aplicable a todos los pedidos de un mínimo de 10 euros que realice el usuario. Durante el primer mes de suscripción el servicio será gratuito para todos los usuarios si se inscriben antes del 28 de febrero de 2021.

A partir de hoy, Eats Pass estará disponible de manera gradual en las 150 ciudades en las que Uber Eats está presente en España, sumándose a EE.UU., Canadá, Taiwán, Japón, Sudáfrica y Francia. Desde la compañía explican que, poco a poco, los usuarios verán activada esta opción en sus aplicaciones.

¿Cómo funciona Eats Pass?

¿Para todos los restaurantes? En este punto Uber Eats apunta a que no todos los establecimientos estarán asociados a la opción de pago mensual. "Los restaurantes elegibles estarán claramente marcados y notificados con un ticket verde, los que estén demasiado lejos de la ubicación del usuario no tendrán el ticket verde", explican, y por lo tanto no entrarán en el servicio de Eats Pass.

Asimismo, hay que leer la letra pequeña del nuevo servicio de Uber Eats. "La cuota de servicio que el usuario debe abonar en cada pedido no está incluida en Eats Pass", apunta la compañía en un comunicado. Esto quiere decir que, por cada servicio, se abonarán los gastos percibidos por Uber –los que, de hecho, ya cobra incluso antes del Eats Pass–. La compañía simplemente mantiene ese epígrafe.

"Los gastos de servicio son un 'fee' que se lleva Uber Eats como intermediario del servicio de reparto, representan el 10% del importe total del pedido".

El caso de Eats Pass no es, desde luego, el único modelo de tarifa plana. Ya Glovo lanzó su opción en 2018 por 5,99 euros, justo un mes después de que Deliveroo tomase la iniciativa del sector.

Eats Pass: a vueltas con la regulación

El Eats Pass lanzado por Uber Eats viene en un contexto complicado para el sector de los riders y el delivery. Por un lado, 2020 se confirma como el año de los repartos de comida a domicilio. Pero también para uno de los mayores debates en lo que a regulación se refiere.

La famosa regulación rider, que se esperaba para verano de 2020, queda pospuesta a principios de 2021 ante la falta de acuerdo entre el Gobierno, la patronal, sindicatos y empresas. Si todos coinciden en un punto es en la necesidad de crear un nuevo marco regulatorio dirigido a sectores de la llamada "nueva economía".

¿Cómo crearlo? Ese es el detalle en el que no se ponen de acuerdo las partes? Por un lado, Gobierno y sindicados quieren añadir el tema de la laboralidad –como consecuencia de la decisión del Tribunal Supremo contra Glovo al determinar la condición de falso autónomo de uno de sus riders–; también la famosa web de registro, rechazada de lleno por todas las compañías y que de momento se queda fuera de la lista. Las empresas apuestan por la creación de una normativa laboral que les permita mantener la condición de autónomos de los repartidores. Y, por último, el Gobierno, el cual mantiene una lucha interna entre Ministerios que aún no tiene fecha para solucionarse.

Ante esta situación, el lanzamiento de nuevas opciones de pago por parte de las empresas se trata con sumo cuidad por parte de las compañías. En este sentido, Uber afirma que la creación del producto está enfocada a los grandes usuarios de la plataforma, y que en cualquier caso "el descuento del que disfrutarán los usuarios de Eats Pass no afectará en ningún caso a los ingresos que los restaurantes y repartidores perciben por cada pedido".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.