“Si no dejas el tabaco por ti, al menos hazlo por tu familia”. Esta es una frase que la mayoría de los fumadores han escuchado alguna vez. Y lo cierto es que es un consejo más que apropiado. Durante años se ha sospechado, para después comprobarlo, que los conocidos como fumadores pasivos también sufren las consecuencias del tabaquismo, incluso sin haber tenido nunca un cigarrillo entre sus labios. Pero es especialmente preocupante cómo afecta el tabaco a los niños.

Existen varios estudios que apuntan a que aquellos que crecieron expuestos a su humo pueden manifestar numerosos problemas durante la edad adulta. Algunos señalaban a un posible riesgo cardiovascular que ahora parece mucho más claro, gracias a un nuevo trabajo, realizado por científicos de la Universidad de Tasmania. Se presentará en las Sesiones Científicas 2020, que este año tendrán lugar de forma virtual, entre el 13 y el 17 de noviembre.

Así afecta el tabaco a los niños cuando son adultos

Para la realización de este estudio, sus autores recurrieron a los datos de 1.100 pacientes procedentes de los registros australianos de salud. Concretamente, se trataba de hombres y mujeres que en 1985 se inscribieron en una investigación dedicada a comprobar cómo afecta el ambiente de la infancia en ciertos parámetros de salud de las personas adultas.

Aunque aquel ensayo no iba dirigido concretamente al tabaco, sí que se recogieron varios datos de los participantes relacionados con este hábito. Estos eran el número de personas fumadoras en el hogar, la cantidad de años que duró esta exposición y el índice de gravedad, según si se expuso nunca, a veces o siempre.

El último seguimiento de estos pacientes se realizó entre 2014 y 2019, cuando los tenían una edad media de 45 años para los hombres y 52 para las mujeres. Durante los chequeos, los investigadores utilizaron imágenes de ultrasonido para medir la tensión longitudinal global del ventrículo izquierdo, que constituye la principal cámara de bombeo del corazón. Este parámetro indica cuánto se acortan los músculos de dicho ventrículo a medida que ayudan a extraer la sangre del corazón, en comparación con la longitud que tienen en reposo, entre latidos.

Es un buen indicador de cambios tempranos en la capacidad del corazón, por lo que es importante para detectar problemas cardiacos a tiempo para buscar un tratamiento. Existen estudios que señalan que solo un 1% de disminución en este factor se vincula a un aumento del 12% en la morbilidad y la mortalidad por motivos cardiovasculares en la población de bajo riesgo. Por lo tanto, es necesario descubrirlo cuanto antes. ¿Pero afecta el tabaco a los niños también a este nivel?

Piénsatelo antes de fumar junto a tus hijos

Los autores el estudio comprobaron que la tensión longitudinal global del ventrículo izquierdo disminuyó significativamente por la presencia de los tres factores vinculados a la exposición el tabaco a los niños que se registraron en los 80.

Una vez obtenidos estos resultados, su siguiente paso será ir más allá y analizar si también se muestra un efecto de estos factores sobre la presión arterial o la acumulación de placa en las arterias.

Sí que reconocen que el estudio tiene algunas limitaciones. Por un lado, no hay registros de la exposición prenatal al tabaco, que también tiene una vinculación muy conocida con la salud de los niños. Por otro, si bien sí se analizó la gravedad de la exposición, no se preguntó a los participantes sobre el número de cigarrillos que consumían sus familiares.

En definitiva, se necesitan más datos. No obstante, solo con estos ya hay otra razón más para recordar a los fumadores la frase que introduce este artículo. A veces la preocupación por nuestros seres queridos supera la que tenemos por nosotros mismos. Por eso, si hay niños en casa, al menos por ellos, aléjalos de tus cigarrillos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.