Nadie dudaría que hechos tan complejos como los que suceden a puerta cerrada del Palacio de Buckingham jamás serán del todo bien recreados en un título de ficción. Sin embargo, la familia real británica ha sido arduamente documentada y biografiada. Además, existen archivos, materiales y testimonios que dan fe de los diversos capítulos que ha atravesado la monarquía de la reina Isabel II. De todo esto es más que especialista el showrunner de The Crown, Peter Morgan.

Realizar una serie como The Crown debe ser una tarea ardua. Pues además del cuidado especial en la producción, en el reparto y demás, está la veracidad. Si llevar a la pantalla la historia biográfica de alguien es ya una tarea compleja, con mayor razón lo es adaptar la de una familia real como la Windsor. El show estrella de Netflix estrenó este mes su cuarta temporada, que ha sido elogiada por el público y la crítica, aunque señalada en muchos aspectos como poco veraz.

Además de las obvias licencias que sabemos habrá en un título como The Crown, existen algunos eventos que fueron presentados en la cuarta temporada que carecen de algún fundamento. Aquí repasamos algunos de ellos.

El matrimonio 'abarrotado'

'The Crown', temporada 4

En 1995, Lady Di concedió una entrevista a Martin Bashir del programa Panorama de la BBC. En ella dijo la célebre frase sobre su relación con Carlos: “Bueno, éramos tres en ese matrimonio, así que estaba un poco abarrotado”. Es del dominio público que el verdadero amor del príncipe Carlos siempre fue Camila. Sin embargo, en The Crown se recurrió a varias licencias dramáticas.

Uno de estos hechos ocurre en el primer episodio de la temporada, en donde Luis Mountbatten le escribe una carta al heredero. En ella, le advierte su "ridícula obsesión" y lo insta a que acate su deber con la Corona. Sin embargo, allegados a la familia real e historiadores han dicho que no existe tal carta. Por su parte, los creadores de la serie sostiene que sería algo que el tío abuelo de Carlos le habría aconsejado.. ¿Qué tan válido es esto? Bueno, estamos ante una serie de ficción, y con esta premisa se justificarán también otras licencias dramáticas en The Crown.

En la cuarta temporada también se da a entender que Diana y Carlos viven en la casa de Gloucester poco después de su matrimonio, y que fue así porque la casa de Camilla quedaba muy cerca de ahí. No obstante, se ha señalado que la relación de ambos no se reanudó o continuó inmediatamente después de la boda con Diana, sino que pasaron algunos años para esto. Oficialmente en 1994 Carlos aceptó su adulterio, aunque dijo que este ocurrió solo después de que su matrimonio se había "roto irremediablemente".

La reina Isabel y sus conflictos de mediana edad en 'The Crown'

En la cuarta temporada de The Crown, Oliva Colman interpreta a una reina Isabel II de los 50 a los 60 años, pues la cuarta entrega abarca del año 1979 a 1990. En uno de los episodios la reina pide reunirse en privado con cada uno de sus hijos, incluso pide ayuda a su secretario particular para ello y un informe de lo que hacía en ese momento cada uno de sus vástago. Sin embargo, Dickie Arbiter, exsecretario de prensa de la reina, declaró recientemente que el show de Netflix presenta este evento y a los miembros de la familia real de una forma poco real.

La era Thatcher en 'The Crown'

Por otro lado, uno de los grandes fichajes de la más reciente temporada de The Crown es Gillian Anderson .que interpreta a la mítica Margaret Thatcher. La actriz, quien además es pareja de Morgan, demostró una calidad y grandeza en su papel como la primera ministra del Reino Unido durante 1979 y 1990.

En el show se propone una relación tensa y compleja entre la monarca y la habitante del número 10 de Downing Street. Y aunque hay registros de que así fue, los críticos de la serie dicen que no fue como se presenta en The Crown. Además, que Thatcher no acudió en última instancia con la reina Isabel II para salvar su puesto público y, según se dice, ella no habría pedido que disolviera el Parlamento. Según The Telegraph, la primera ministra "jamás hubiera pedido algo así".

También se propone de cierta forma que la rivalidad entre estas mujeres llegó a tal grado que Isabel II vio con malos ojos las labores de Thatcher, en especial en el Desfile de la Victoria, tras la Guerra de las Malvinas. Y es que si la monarca no acudió al desfile fue porque estaba de gira por el Pacífico Sur en esas fechas, y no porque no fuera requerida o no supiera del evento, como se propone en The Crown.

La princesa Diana, el gran enigma

Debido a su carisma, así como el trágico final de sus días, Lady Di pasó a la historia como un personaje encantador y enigmático. En la cuarta temporada de The Crown se habla de los problemas que tuvo para adaptarse antes y después de su matrimonio con Carlos. Uno de ellos la bulimia, que efectivamente Lady Di confirmaría que padeció, así como algo mucho más fuera de su alcance: los terribles celos de su marido.

Esto último porque el príncipe Carlos, tal como se representa en la cuarta temporada de The Crown, la atención que recibía de su joven y carismática esposa lo abrumaba. En la gira a Australia que es retratada en la reciente entrega, Lady Di y Carlos se enfrentaron a la exigente y agotadora vida pública, su matrimonio complejo y, al parecer, también momentos de familia que ambos declararon atesorar.

De igual forma, el exsecretario de prensa de la familia real se ha declarado en contra del show de Netflix. Expresó que la gente pensará que están viendo un programa histórico, cuando no es así. Lo delicado de lo que ha hecho Peter Morgan y la plataforma, es que está narrando eventos que ocurrieron hace unas cuantas décadas, con personajes que, la gran mayoría, siguen con vida y en activo. Eso dificulta aún más que la cuarta temporada de The Crown, así como las dos próximas, (que ya tienen su reparto principal confirmado), sean recibidas con los brazos abiertos por los involucrados, los especialistas y los biógrafos de la familia real.

Todas las temporadas de The Crown se encuentran disponibles en la plataforma de Netflix.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.