Netflix estrenó la cuarta temporada de The Crown, una de las series originales más ambiciosas (y costosas) de la plataforma. Creada por Peter Morgan, el show regresa con 10 sorprendentes episodios que abordan una época compleja y crucial para la familia real y para el mundo. Aquí hablaremos de lo que nos ha parecido la cuarta temporada de The Crown, sin spoilers.

La primera temporada de The Crown abarcó el periodo de 1947 a 1955. La segunda de 1956 a 1964 y la tercera temporada se ubicó de 1964 a 1977. La reciente entrega abarca del año 1979 a 1990. Una época en la que ocurrió uno de los eventos de mayor relevancia en la familia real: el casamiento del heredero a la Corona. Recordemos que Carlos y Diana contrajeron matrimonio en 1981. Evento que marcaría la vida de ambos, definiría la línea de sucesión y pondría en grandes aprietos a la Corona.

Además de la esperada aparición de la princesa Diana, interpretada por Emma Corrin; también encontraremos en la cuarta temporada de The Crown a otro personaje sorprendente: Margaret Thatcher. La peculiar primera ministra del Reino Unido durante 1979 a 1990. Como podemos ver, la reciente entrega se desarrolla en el periodo en el que esta férrea política estuvo como inquilina del 10 de Downing Street.

Entre el cuento de hadas y mujeres de hierro

The Crown Margaret Thatcher

La esperada adaptación televisiva de la historia de Lady D y su fallido matrimonio con el príncipe Carlos por fin llegó a The Crown. Es innegable que esta historia y el trágico final de Diana sigue causando gran expectativa. No solo porque tiene todos los elementos de un tabloide del corazón, sino porque el resquebrajamiento de un cuento de hadas siempre es un espectáculo morboso y atrayente.

Porque no, no lo podemos negar, The Crown desentraña muchos eventos que se han convertido en secreto a voces. Nos pone en la pantalla aquello que en cuchicheos y primeras planas de los periódicos y revistas se ha sabido de esta familia real. No solo eso, explora de forma dramática y muy interesante los eventos políticos y sociales más relevantes de las épocas que aborda. The Crown mantiene ese complejo equilibrio de drama político e histórico, así como el de ser un show que nos deja deambular por los pasillos de esos palacios, casas y habitaciones que solo conocemos por testimonios y algunos documentales.

Podemos decir que la cuarta temporada de The Crown nos complace siendo una telenovela de alto presupuesto, pero también lo hace siendo un drama complejo y bien elaborado. Con una producción impecable y una recreación de las localizaciones y del vestuario de primer nivel. Algo que este título Original de Netflix ha cuidado desde la primera temporada.

The Crown se prepara para una nueva etapa

The Crown
'The Crown', temporada 4

Gillian Anderson nos sorprenderá en esta entrega con su impresionante papel como Margaret Thatcher. Además de que fue un gran acierto la elección de Emma Corrin como Lady D. Eso sí, el resto del reparto, que en su gran mayoría ya conocíamos desde la tercera temporada, lucen espectaculares y están a la altura del proyecto. Aunque debemos recordar que es la última vez que veremos a estos actores juntos, pues para la siguiente temporada todo el reparto ha sido renovado.

Así que es nuestra oportunidad de disfrutar en grande a Olivia Colman que hace un extraordinario papel como la reina Isabel II en sus sesentas. Así como del resto del reparto como Tobias Menzies como el príncipe Felipe, Josh O'Connor como el príncipe Carlos, o la siempre genial Helena Boham Carter como la princesa Margaret.

Otra cosa que nos llama la atención de la cuarta temporada de The Crown es que a además de introducir personajes e historias nuevas a la trama, jamás deja de lado el epicentro del show: la reina Isabel II. Los episodios nos van desentrañando complejos capítulos de la familia real y de la vida pública del Reino Unido, pero nos recuerda una y otra vez que "Aquella que importa", como dice el príncipe Felipe en un momento, es el eje de esta atrayente historia.

Así pues, es momento de pasear por el Palacio de Buckingham y demás emblemáticos lugares que han sido eje de las historias de esta familia real. Todas las temporadas de The Crown están disponibles en Netflix. La cuarta temporada se estrenó el pasado 15 de noviembre.