Tras unos meses convulsos, orden presidencial de por medio, y junto a la vorágine de rumores de compra por parte de Microsoft y Oracle, todo parece indicar que al final, el Gobierno de los Estados Unidos no prohibirá TikTok, al menos no por el momento.

Y es que según apuntan en The Wall Street Journal, el Departamento de Comercio de EE.UU., organismo regulador de este tipo de cuestiones, dice que de momento no hará cumplir la orden que obligaba a TikTok a parar sus operaciones en Estados Unidos. ¿La razón? según una orden judicial de un juez federal en Pensilvania el mes pasado, el Departamento de Comercio probablemente se había excedido en su autoridad cuando intentó prohibir la plataforma.

La orden viene derivada de una disputa abierta en un juzgado federal sobre el asunto, y dada la decisión preliminar del juez, hace imposible por parte del Departamento de Comercio ejecutar la orden actual de prohibir el uso de la plataforma en Estados Unidos, puesto que además el juez considera que el contenido de TikTok está protegido por la propia ley:

“Los videos cortos creados e intercambiados en TikTok son expresivos e informativos, y son análogos a las ‘películas’, ‘obras de arte’, ‘fotografías’ y ‘noticias por cable’ expresamente protegidas por la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional» – Juez Wendy Beetlestone

Esto pone freno a la fecha límite para la prohibición de TikTok, pues que el Comité de Inversión Extranjera del Gobierno en los Estados Unidos había establecido como fecha límite el 12 de noviembre para que TikTok se desvinculara de cualquier activo o propiedad tangible o intangible, donde sea que esté ubicado, utilizado para permitir o respaldar el funcionamiento de TikTok en Estados Unidos.

No obstante, este no es el final de la película, solo un paso más en la disputa abierta entre la aplicación de Bytendance y el Gobierno de los Estados Unidos. Mientras el asunto esté en la corte federal, la aplicación podrá funcionar como de costumbre, al menos hasta que exista una sentencia firme que ponga fin al proceso federal y permita al Departamento de Comercio de EE.UU. poner en marcha la suspensión contenida en la orden ejecutiva., auunque se desconoce qué sucederá ahora que habrá cambio presidencial.