Cuando Google anunció Google Drive, reventó el mercado del almacenamiento online. Literalmente. En aquel entonces, guardar tus ficheros en la nube era algo poco habitual, si bien ya podías obtener espacio gratis de entre 1 y 5 GB. Pero Google Drive se desmarcó de todos ofreciendo 15 GB gratis para guardar primero documentos y más adelante todo tipo de archivos. Además, ese espacio se combinaba con Gmail. Y más tarde con Google Fotos.

Pero los años pasan y todo cambia. Hoy en día hay decenas de servicios de almacenamiento en la nube, como hemos visto en multitud de artículos anteriores. Los hay genéricos, otros enfocados a las copias de seguridad, otros especializados en fotografía y vídeo, como Google Fotos y alternativas como Amazon Photos… Incluso los hay pensados para compartir archivos temporalmente, como WeTransfer y similares.

Sin embargo, Google ha decidido alterar su plan de “todo gratis”. Empezó con YouTube y su apuesta por YouTube Premium, que permite disfrutar de su catálogo sin publicidad y con otras características propias, como descargar los vídeos o verlos en segundo plano. Además, el cierre de Google Play Music ha convertido a YouTube Music en su estandarte de la música, gratuita y/o de pago.

El siguiente paso le ha tocado a Google Drive y a su servicio asociado Google Fotos, Google Photos en inglés. Hasta ahora, podías almacenar hasta 15 GB gratis en Drive y en Fotos, no tenías límite para fotos y vídeos. A partir de ahora, Google Fotos rebajará la calidad de fotos y vídeos. De lo contrario, consumirá parte de esos 15 GB que se reparten Drive, Gmail y Fotos. Y como alternativa, Google ofrece su almacenamiento en la nube de pago, Google One.

De Google Drive a Google One

Con los años, Google Drive ha sido una gran opción para guardar y compartir archivos y documentos. 15 GB gratis dan para mucho y pocos pueden hacerle frente. Con el tiempo, Google Drive introdujo ampliaciones de espacio a cambio de una suscripción de pago.

Pero, al parecer, no tuvo el éxito esperado. De ahí que Google relanzara su almacenamiento online de pago bajo el nombre Google One. Y para darle un empujón, ha decidido cambiar ciertas condiciones de uso de Google Drive y limitaciones en Google Fotos.

Así que si los 15 GB de base de Google Drive te saben a poco, ¿merece la pena pasarte a Google One o hay alternativas mejores? Veamos las principales opciones que podemos encontrarnos.

Google One

Empecemos por Google One. Limitándonos a sus opciones y características como servicio de almacenamiento en la nube, nos encontramos con tres planes en función del espacio necesario.

  • 100 GB por 1’99 € al mes o 19’99 € al año
  • 200 GB por 2’99 € al mes o 29’99 € al año

  • 2 TB por 9’99 € al mes o 99’99 € al año



Como alicientes, contamos con las mismas ventajas de Google Drive, es decir, accesibilidad desde cualquier plataforma y dispositivo bien vía Web o desde sus aplicaciones oficiales. Y junto a las apps de Google Drive, Google ofrece una app propia para Google One, exclusiva para Android, por el momento.

Por descontado, Google One se integra bien con Android y nos permite usar los servicios de ofimática de Google Drive para crear documentos, abrirlos, editarlos y guardarlos.

Otra característica única de Google One es que ofrece almacenamiento familiar, es decir, que puedes invitar hasta cinco personas a tu plan de pago. Así, en vez de disponer de 100 GB, 200 GB o 2 TB tú solo, podrás usarlo junto a cinco familiares como máximo.

iCloud

Una de las bazas de Google One es la integración de Google Drive, Google Fotos y Gmail en Android, el sistema operativo móvil más popular. Y si bien es cierto que varios fabricantes apuestan cada vez más por sus apps alternativas, las de Google siguen siendo más descargadas.

Y si hablamos de Android no podemos obviar su competencia más directa, iOS. Tanto iOS como iPadOS y macOS cuentan con su propio servicio integrado de almacenamiento en la nube, iCloud.

Al igual que Google Drive, iCloud parte de una versión base gratuita. Sin embargo, sus 5 GB por defecto son insuficientes si empiezas a subir fotos y vídeos y realizas copias de seguridad de dos o más dispositivos Apple. De ahí que muchos usuarios acudan a los planes de pago de iCloud.

  • 50 GB por 0’99 € al mes
  • 200 GB por 2’99 € al mes
  • 2 TB por 9’99 € al mes

Al igual que Google One, con iCloud puedes compartir tu espacio de almacenamiento en la nube con tu familia. Esta opción se llama también En familia y se incluye en los planes de 200 GB y 2 TB. En concreto, puedes compartir el almacenamiento con hasta seis personas.

Como iCloud ha sido diseñado para integrarse en el ecosistema de Apple, resulta más complicado usarlo en dispositivos Android o computadoras con Windows. Por el momento no hay app Android, de manera que tendrás que acceder desde el navegador. Para Windows sí hay una app propia que puedes descargar gratis.

Un aliciente para usar iCloud es su integración con Apple One. Bajo este nombre puedes contratar los servicios de Apple ahorrando en todos ellos. Música, series, películas, videojuegos, almacenamiento online…

Si además de iCloud tienes contratados servicios como Apple Music o Apple TV+, juntarlos todos bajo Apple One abarata el coste conjunto.

OneDrive

Además de Google y Apple, el gigante Microsoft también ofrece almacenamiento en la nube. Como en los otros dos casos, permite guardar archivos de todo tipo, cuenta con aplicaciones móviles y de escritorio y se integra con su propia suite ofimática. En el caso de Microsoft, cuenta con la popular Office.

Microsoft dispone de planes para particulares y para empresas. Nos centraremos en particulares, bajo el nombre de Para el hogar. Como base gratuita, OneDrive ofrece 5 GB. Si quieres más espacio, Microsoft cuenta con estos planes:

  • 100 GB por 2 € al mes
  • 1 TB por 7 € al mes o 69 € al año
  • 6 TB por 10 € al mes o 99 € al año

Una ventaja o inconveniente de los planes de 1 TB y 6 TB es que al servicio de almacenamiento añaden las aplicaciones de Microsoft Office en su versión de pago. Las quieras o no. Otra particularidad es que el plan de 6 TB está pensado para usar entre 6 personas, repartiendo 1 TB por personas. Aunque no es algo obligado.

Como decía, puedes instalar OneDrive en Windows, macOS, iPhone, iPad o Android y se integra con servicios de Microsoft como Skype, Office Web y otros.

Dropbox

En esta comparativa no podía faltar Dropbox. Aunque no fue estrictamente el primer servicio de almacenamiento en la nube, sí fue el que lo popularizó. Y a pesar de la dura competencia, sigue en pie y ha evolucionado ofreciendo nuevas funciones.

Por defecto, permite almacenar 2 GB gratis, lo que hoy en día se agota enseguida. Si necesitas más espacio, tienes dos opciones principales.

  • 2 TB por 11,99 € al mes o 9,99 € al mes durante un año
  • 2 TB compartidos con hasta 6 usuarios por 19,99 € al mes o 16,99 € al mes durante un año

A este espacio hay que añadir la disponibilidad de aplicaciones móviles y de escritorio, junto a su acceso Web, sincronización automática, posibilidad de sincronizar carpetas concretas y otras funciones compartidas con otros servicios de almacenamiento.

Como funciones propias, cuenta con un editor de texto propio, Dropbox Paper, se integra con suites ofimáticas de terceros como Microsoft Office o Google Documentos y con herramientas como Slack o Zoom.

Otros servicios complementarios son la posibilidad de firmar documentos con HelloSign o enviar archivos con la función Dropbox Transfer.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.