Según el conocido filtrador y analista, Ming-Chi Kuo, Apple lanzará un nuevo iMac de 24 pulgadas totalmente rediseñado junto a un nuevo Mac Pro con un tamaño más reducido. Estas, no obstante, no serían las únicas novedades que veríamos en 2021.

Kuo también cree que los nuevos MacBook llegarán con un nuevo diseño, pero no ha especificado cuáles serían los agraciados. Entre las posibles opciones se incluyen los rumoreados MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas** con el nuevo procesador Apple Silicon, que llegarían durante el segundo o tercer trimestre del 2021 si miramos las últimas predicciones del conocido analista.

El MacBook Pro con pantalla de 14 pulgadas podría utilizar la misma técnica que en el anterior modelo de 15 pulgadas empleó para adoptar las 16 pulgadas. Es decir: reducir los marcos que rodean la pantalla. Gracias a ello, se puede ampliar una pulgada el tamaño del panel a la par que se mantiene un chasis compacto.

No serían las únicas novedades de Apple de cara al 2021

Ming-Chi Kuo añade otra serie de predicciones muy interesantes para el próximo año. No solo habla de los Mac, también de los iPad, Apple Watch e incluso un rediseño de los nuevos AirPods. Este último contaría con un diseño similar a los AirPods Pro, guardando las distancias, según recoge Macrumors.

En el caso del iPad, Kuo añadió que la demanda del iPad Air ha sido muy buena por parte de los clientes, incluso mejor de lo esperado. Esta positiva adopción quizás se vea prolongada con la llegada de los nuevos iPad con pantalla mini-LED y con conexión 5G.

El Apple Watch también recibió algunos elogios por parte de Kuo. Según sus palabras, cree que "el impulso del nuevo Apple Watch de 2021 se beneficiará de las innovadoras funciones de gestión de la salud y un mejor diseño del factor de forma", refiriéndose al futuro Apple Watch Series 7, que llegaría con un nuevo diseño.

Mac rediseñados para abrazar la nueva arquitectura

La renovación de los nuevos Mac a nivel estético será una realidad, según afirma Kuo. Esto tiene mucho sentido por varias partes. La primera, para diferenciar a una generación de otra en una transición que acaba de comenzar.

Actualmente, los tanto los equipos que incorporan un procesador Intel como Apple Silicon tienen un aspecto similar. Esto podría cambiar en muy pocos meses, cultivando una seña de identidad para diferenciar claramente la arquitectura adoptada en cada uno de ellos.

La transición de Intel hacia los procesares M de Apple todavía durará un par de años. Será algo relativamente rápido pero, durante ese tiempo, convivirán ambos sistemas juntos. Ofrecer un rediseño en los equipos, no solo ayudaría a diferenciarlos, también en demostrar que, efectivamente, estamos en una nueva era de Apple.