Apple Watch Series 6
análisis

Apple Watch Series 6, análisis: el ‘smartwatch’ imbatible

- Sep 22, 2020 - 18:33 (CET)

Ficha técnica

Solo Loop Apple Watch
Apple
  • SoC: Apple S6.
  • Tamaños: 40 y 44 milímetros.
  • Materiales de la caja: titanio, aluminio y acero.
  • Conectividad: 4G, Wi-Fi 5 GHz, Bluetooth 5 y NFC.
  • Pantalla: OLED y siempre encendida.

Creo que la mejor forma de explicaros cómo el Apple Watch se ha convertido en un dispositivo esencial en mi vida es describiendo lo que siento las dos o tres veces que lo he olvidado en casa.

Claro, se siente algo al no tenerlo en la muñeca. No es lo mismo que dejarme el iPhone. Pero el hecho de que sienta algo es una evidencia de lo importante que es el producto en mi vida.

Apple ha diseñado el Watch para tener acceso a información de manera inmediata, accesible con un vistazo rápido de menos de un segundo. ¿Cuál es mi siguiente cita en el calendario? ¿Cómo va mi actividad física hoy? ¿He tomado suficiente agua hoy? Tener acceso a cierta información sin necesidad de sacar el smartphone del bolsillo —y ser propenso a más distracciones— es una buena manera de economizar mi tiempo.

Apple Watch Series 6

Con el tiempo, el Apple Watch también se ha convertido en un vigilante de mi salud física, un acceso rápido a ciertas notificaciones y, ahora, también de mi actividad de sueño.

El Apple Watch Series 5 es capaz de hacer todo lo antes descrito. Entonces, ¿por qué el Series 6 es un producto tan importante? Sí, es una mejora iterativa en la que el diseño físico del dispositivo no cambia, pero sí tiene nuevos sensores, es más rápido y carga en menos tiempo. Y eso, en un producto de estas características, es clave.

Más rápido al funcionar

Tengamos en cuenta estas tres máximas:

  1. Casi todas las interacciones con el Apple Watch duran menos de 3 segundos.
  2. Casi todas las interacciones con el Apple Watch que requieren del posado de mis dedos en la pantalla no debería de durar más de 10 segundos.
  3. Mientras menos tiempo tarde en obtener la información que quiero de mi Apple Watch, mejor.

Es la aproximación a la interfaz contraria a la del iPhone, donde se busca que las interacciones duren más como un signo de calidad de uso. Un wearable como el Watch está para ofrecer información puntual en momentos específicos de uso.

Por ejemplo: si escucho un podcast y quiero ir al siguiente episodio, si necesito saber el clima del día siguiente o hacer una revisión rápida de un chat en Messages o Telegram. Todos estos casos debería poder hacerlos en menos tiempo que lo tardo en realizarlos en el iPhone. Caso contrario, la experiencia se degrada inmediatamente.

Por eso creo que cualquier mejora en los componentes encargados de la velocidad del dispositivo es clave. En el caso del Apple Watch Series 6, este viene con el S6, un System in a Package con un procesador integrado que está basado en el mismo chip del iPhone 11, el A13 Bionic, que a día de hoy sigue siendo el mejor SoC de su segmento.

Al estar diseñados por Apple y no por un tercero, pueden tomar ciertos componentes del A13 y adaptarlos a lo que se necesita para hacer funcionar de la forma más eficiente y rápida al Apple Watch.

Este aspecto —tal vez por lo técnico que resulta— pasó un poco desapercibido durante la presentación, pero es clave para entender por qué el Apple Watch no solo es más rápido, sino que es un testamento de los avances desde un punto de vista de innovación y miniaturización de componentes, sin perder velocidad.

En el día a día, el Apple Watch Series 6 se siente más rápido, y cabe destacar que es una sensación generalizada. Quienes estamos obsesionados con la tecnología esperamos que la mayor velocidad de un equipo aparezca en esos momentos puntuales en los que necesitamos sacarle más jugo. Pero esto no es lo que ocurre con el Series 6. En este caso, es una sensación general a lo largo de todos los usos que se le puede dar al dispositivo.

Entre el Series 5 y Series 6 hay un 20% de mejora. Pero, cuando se lo compara con modelos más antiguos, la diferencia es mucho mayor. Aquellos que vengan del Series 3, por ejemplo, sentirán una diferencia significativa. Ni se diga quienes vengan de relojes inteligentes de otras marcas.

También ayuda que el Series 6 tiene antenas Wi-Fi más rápidas que cualquier otro modelo del Apple Watch. Antes se conectaba a redes 2,4 GHz únicamente, pero ahora también lo hace a las de 5 GHz. Esto significa que la información llega mucho más rápido y que hay menos interferencia de otras redes.

En el uso diario se percibe bastante esta mejora, en algunos casos más incluso que el aumento en velocidad del S6. Cualquier app dentro del Watch que requiera conectarse a internet para descargar cosas —por ejemplo, el streaming de música o escuchar podcasts— se beneficiará mucho.

Yo consumo muchos podcasts y casi todo desde el Apple Watch, por lo que mi experiencia de uso ha mejorado considerablemente a la hora de elegir qué escuchar y el tiempo que espero en que se descargue el episodio.

También más rápido al cargar, y más eficiente

Esta es otra mejora que creo que tendrá un impacto directo y notorio para las personas. El Apple Watch Series 6 carga más rápido que antes. De 0% a 80% en una hora, de 0% a 100% en una hora y media.

Es importante destacar que no se trata de carga rápida, pero sí de una carga más rápida, al menos más que antes. La compañía lo ha hecho porque con watchOS 7 se incorpora el seguimiento del sueño. Para conseguirlo, hay que dormir con el reloj puesto, por lo que no se puede cargar durante ese periodo de tiempo.

Apple recomienda hacer la carga antes de ir a dormir o al despertar, cuando nos estamos bañando y preparando para salir.

Apple Watch Series 6

El S6, por otra parte, no solo es más rápido; también es más eficiente. Eso significa que, aunque aumenta la velocidad general de uso del dispositivo, consume menos energía, por lo que acabamos el día con más batería disponible. Y eso, por cierto, también se traduce en menos tiempos de carga.

Mi experiencia personal, especialmente comparado al Series 5, ha sido muy positiva en ese aspecto. Acabo el día con porcentajes más altos de batería y por la mañana, antes de salir de casa, he logrado cargar el Watch al 90 o inclusive al 100%.

El Apple Watch incorpora sensor de oxígeno en la sangre

El Apple Watch Series 6 incorpora una nueva función para medir el oxígeno en la sangre, que está atada a un nuevo sensor en la parte posterior del dispositivo.

La saturación de oxígeno (SpO2) representa el porcentaje de oxígeno que transportan los glóbulos rojos desde los pulmones a todo el cuerpo. Es un indicador —como muchos otros— de nuestro nivel de salud.

La interfaz y modo de uso se asemeja a la del electrocardiograma. Igual de simple y rápida. Abres la app, se hace la medición durante 15 segundos y te muestra el resultado.

El sensor consta de cuatro conjuntos de LED verdes, rojos e infrarrojos y de cuatro fotodiodos situados en el vidrio trasero del Apple Watch para medir la luz reflejada en la sangre. Luego, usando algoritmos, se determina el porcentaje de oxígeno en la sangre, que para personas saludables debería estar entre el 95 y 100%.

El reloj hace comprobaciones periódicas en segundo plano durante momentos de inactividad. Uno de esos puede ser mientras duermes. Los datos agregados, como muchos otros obtenidos por el dispositivo, se pueden consultar desde la app de Salud en el iPhone.

Apple Watch Series 6

Vale la pena aclarar que, a diferencia del electrocardiograma, la medición de oxígeno en la sangre no es una herramienta médica, es más de bienestar. Por eso, Apple no necesita una aprobación de los entes reguladores del sistema de salud de los países o regiones donde se vende el Watch.

Aún así, hay estudios preliminares que indican que la reducción del oxígeno en la sangre, junto a la frecuencia cardiaca puede detectar signos tempranos de la COVID-19. En este sentido, Apple está trabajando con expertos y científicos en varias universidades para profundizar en estos temas.

Pantalla más brillante

El Series 5 se anunció con la pantalla siempre encendida como novedad, resolviendo así una de las críticas que siempre se le había hecho al reloj. El Apple Watch Series 6, un año más tarde, va un paso más allá con una nueva pantalla mucho más brillante.

En reposo, el brillo máximo antes era de 200 nits, pero ahora es de 500 nits. Debo aceptar que, cuando lo anunciaron, me parecía poco relevante, pero, durante la prueba del Series 6, me he dado cuenta de lo mucho que lo consulto sin girar la muñeca. Por lo tanto, el cambio es muy bienvenido, especialmente en exteriores.

Apple Watch Series 6

Un nuevo altímetro siempre encendido que hace más preciso nuestros movimientos

Apple ha incorporado un nuevo altímetro en el Series 6 que es mucho más preciso y siempre está encendido. Ahora lleva un seguimiento continuo de la elevación, tanto en interiores como exteriores.

Es especialmente útil para actividades de ejercicio donde los cambios de elevación dan contexto del esfuerzo, haciendo que las mediciones sean más exactas.

Desde un punto de vista tecnológico, es bastante interesante cómo lo consiguen. Fusionan datos barométricos, del sensor de presión atmosférica, el GPS e inclusive señales Wi-Fi cercanas para determinar posición exacta y actualizar la elevación en tiempo real.

La próxima vez que salgas a correr y lo hagas sobre un terreno que no es plano, el Watch tendrá información más precisa sobre el esfuerzo extra que se hace al correr hacia arriba.

Sacando a relucir mis hábitos de salud y condición física

La combinación del Apple Watch Series 6 con WatchOS 7 ha hecho algo que ningún otro dispositivo tecnológico en la vida ha conseguido: sacar a relucir mis hábitos de salud, tanto buenos como malos, y mi condición física.

Por ejemplo, tras usar la beta de watchOS 7 en mi Apple Watch Series 5 y la versión final del sistema operativo en el Series 6, he descubierto una terrible verdad: duermo muy poco.

Afortunadamente, muchos otros de los signos de salud en mi cuerpo están en índices positivos: mi ritmo cardiaco en reposo —sobre todo ahora que lo puedo medir mientras duermo—, y mi oxígeno en la sangre.

Tener esa tranquilidad y poder hacer mediciones basadas en mi actividad física es muy valioso. Dos ejemplos: ver cómo se ve afectado mi sueño los días que salgo a correr, o cómo a medida que mejoro mis tiempos, mi ritmo cardiaco en reposo se reduce, es fascinante.

…pero manteniendo mi privacidad

Y eso es clave. Si tengo un dispositivo ajustado a mi muñeca día y noche obteniendo cada vez más datos de salud y físicos, necesito estar extremadamente tranquilo que estos no están siendo agregados por Apple para vender a terceros.

Pero no es el caso. Todo lo que el Watch recopila y guarda en la app de salud se queda en la app de Salud y no sale del iPhone. Cifrado y guardado en mi perfil sin forma alguna que terceros puedan obtenerla.

Más colores y nuevas correas

Este año el Apple Watch incorpora nuevos colores. Mi unidad de reseña es el nuevo azul en caja de aluminio que, francamente, es el más bonito que he visto en este material.

Los modelos de acero inoxidable ahora son de grafito –un tono que está entre el negro y el gris bastante espectacular– y una nueva versión del oro amarillo. No hubo keynote presencial este año y los briefing para la prensa se hicieron por medio de videoconferencia. Pero, para ser transparente con todos ustedes, tuve la oportunidad de ver todos los modelos del nuevo Watch a finales de la semana pasada.

También hay nuevas correas llamadas Solo Loop. Son elásticas, no tienen hebilla y están disponibles en dos materiales: silicona y fibra trenzada. Esta última es espectacularmente bonita y la pueden ver en el unboxing o el análisis en vídeo.

Apple Watch Series 6

Según Apple, "una máquina trenzadora de alta precisión entreteje 16.000 filamentos de fibra de poliéster hecha de materiales 100% reciclados con hilos de silicona ultrafinos que le dan una elasticidad y un aspecto únicos". Personalmente, por el material, color y practicidad, es probablemente la que más me ha gustado hasta la fecha.

Como las Solo Loop son de una pieza única, hay varios tamaños. Recomiendo hacer la prueba de talla que ofrece la compañía en su web, especialmente útil en épocas en las que es mejor comprar online.

Eso sí, en mi experiencia personal, se debería elegir una o dos tallas menos de lo que recomienda Apple, sobre todo con la de fibra trenzada. A mi me decía que tengo una talla 6, pero, en realidad, una 5 o 4 hubiese sido mejor.

También hay una nueva edición Product RED en un rojo intenso bastante bonito, pero tal vez para muchos sea demasiado complicado de combinar. De todas formas, en conjunto con ciertos colores de ciertas correas, queda bastante bien.

El diablo está en los detalles

Hay decenas de pequeños detalles nuevos en el Apple Watch Series 6 que me parecen interesantes con el día a día. Algunos de ellos:

  • El motor háptico es distinto y tal vez más sutil. Se siente mejor.
  • El botón lateral, que está justo debajo de la corona, también tiene una sensación distinta a los Apple Watch del pasado. Más clic y menos recorrido. Me gusta.
  • Este es el primer Apple Watch sin Force Touch.
  • Con WatchOS 7 hay nuevas interacciones que se pueden ejecutar sin "despertar" primero la pantalla: acceder a notificaciones, centro de control y cambio de esferas. Está disponible en el Series 5 y Series 6, únicamente.
  • Este es el primer Apple Watch que viene sin cargador de pared. Sí tiene el cable con el conector de inducción, pero debes usar tu propio cargador de pared, que seguro en casa tienes decenas.

¿Deberías comprar el Apple Watch Series 6?

Creo que el Apple Watch está alcanzando un punto dulce súper interesante en términos de precio, prestaciones y utilidad. Empieza en 429 euros, 10.999 pesos mexicanos o 399 dólares, pero sube dependiendo de la combinación de materiales de la caja o de la correa elegida.

El Apple Watch ya no es una compra basada únicamente en lo estético o lo tecnológico. Sobre todo diría que el argumento es primero la salud y, después, la utilidad de tener una herramienta tecnológica que, honestamente, es bastante poderosa en la muñeca.

2020 parece un buen año para subirse al tren del Apple Watch, si no lo has hecho hasta ahora. Mi recomendación es un rotundo sí.

Conclusión

9.5
10

Tras un viaje de cinco años con el Watch en mi muñeca, no cabe duda que el Series 6 empieza a asentarse como "tecnología invisible que siempre está presente". Es el mejor lugar donde un dispositivo puede estar. Donde todo funciona, simplemente. Donde todo está disponible cuando se lo necesita y no tenemos que preguntarnos si lo hará bien o mal.

Es verdad que sensores como el oxígeno en la sangre y algunas otras capacidades "nuevas" en el Watch Series 6 ya estaban disponibles en otros dispositivos. Pero ningún otro lo combina con un diseño tan espectacular, una duración de batería tan extensa, un sistema operativo tan sólido, tan estable, con tanta velocidad, exactitud y sofisticación.

Tal y como están las cosas a día de hoy, el Apple Watch Series 6 es imbatible.


Pros

  • El sensor SpO2 hace que el Apple Watch vaya un paso más allá como dispositivo de salud.
  • El nuevo SiP S6 hace que todo funcione extremadamente rápido. También es muy veloz en la descarga de datos de internet.
  • Los nuevos colores son muy atractivos, especialmente el modelo en color azul.
  • La correa Solo Loop trenzada es una de las mejores que Apple ha vendido hasta la fecha.

Contras

  • El nuevo modelo no incluye el adaptador de corriente.
  • ¿Cuándo será el día en que pueda usar cualquier cargador inalámbrico?