En muchos manuales sobre biología o medicina aún se describe que la temperatura corporal media del ser humano es de 37ºC. Sin embargo, en la mayoría de personas esto no suele ser ya lo habitual. Lo sabemos bien ahora que, ya sea para entrar al trabajo o a un avión o por simple temor, nos ponemos el termómetro más de lo habitual. Ciertamente, no se considera fiebre, pero tampoco suele ser la cifra que vemos normalmente en el aparato. Ya en enero se publicó un estudio sobre cómo ha cambiado esto a lo largo de los años en Estados Unidos. Otras investigaciones similares se habían realizado antes, pero siempre en zonas muy desarrolladas. Por eso, el nuevo trabajo publicado sobre la temperatura corporal en una tribu del Amazonas es tan interesante.

Se trata de los Tsimane, un grupo indígena que vive en la zona boliviana de la selva amazónica. Su caso es especialmente interesante; ya que, si bien han permanecido casi aislados durante mucho tiempo, en los últimos años han comenzado a interaccionar más con las zonas industrializadas. Incluso algunos envían a sus hijos a escuelas de ciudades cercanas. Esto, lógicamente, ha influido también en su acceso a la sanidad y los medicamentos. ¿Pero ha ejercido también algún efecto sobre la temperatura normal de su cuerpo?

La temperatura corporal en una tribu del Amazonas también ha cambiado

En el estudio publicado sobre Estados Unidos, se analizaron registros de temperatura de tres grupos de población en diferentes momentos. Los primeros pertenecían a 24.000 veteranos del Ejército de la Unión y se habían tomado justo después de finalizar la Guerra Civil de Estados Unidos, en 1865. El segundo conjunto de temperaturas procedía de 15.000 estadounidenses, durante la década de los 70 del siglo XX. Finalmente, utilizaron datos de 150.000 estudiantes de la Universidad de Stanford, a los que se les había puesto el termómetro en la década de los 2000.

Así, vieron que desde el primer grupo al tercero la temperatura de los hombres había bajado 0’59ºC y la de las mujeres 0’32ºC.

Aunque no se tiene claro a qué puede deberse, en el estudio concluyen que probablemente la razón se encuentre en que hoy en día estamos expuestos a menos patógenos, de modo que nuestro sistema inmunitario no debe generar procesos inflamatorios tan potentes para combatirlos. ¿Cambiarían entonces las cosas con un grupo poblacional que vive en plena selva, rodeado de muchos más microbios y expuestos a un gran número de enfermedades?

De ser así, los resultados tomados entre 2002 y 2018 a 5.000 indígenas Tsimane deberían arrojar conclusiones diferentes. Sin embargo, comprobaron que la temperatura corporal en una tribu del Amazonas también puede cambiar, pues había pasado de 37ºC al principio de las mediciones a 36’5ºC al final.

¿A qué se debe entonces el cambio?

En este estudio, publicado en Science Advances por científicos de la Universidad de Stanford, se concluye que posiblemente la teoría de la exposición a más patógenos no sea la única que explique este cambio. El hecho de que la temperatura corporal de una tribu del Amazonas también varíe indica que debe haber algo más.

Estos indígenas no han variado su entorno, pero sí el acceso a medicamentos y atención sanitaria. Por eso, más que la exposición a enfermedades, la clave podría estar en la capacidad para tratarlas. Según explican en el estudio, algo tan simple como la facilidad para adquirir fármacos antiinflamatorios podría estar relacionado con estos resultados. Además, podría influir que hoy estamos más en forma que en el pasado y eso también afecta a cómo actúa nuestro organismo frente a las infecciones.

Para tener más respuestas sería interesante seguir repitiendo el procedimiento en diferentes poblaciones, con diferentes parámetros, hasta dar con la clave por la que nuestra temperatura está disminuyendo. De momento, lo único que sí parece claro es que la vieja teoría que dice que la primera persona que midió la temperatura media corporal humana lo hizo mal es la menos correcta. Posiblemente, Carl Reinhold August Wunderlich sí que tomó los datos bien. Somos nosotros los que hemos cambiado, ahora nos queda saber por qué.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.