Sony acaba de publicar un vídeo para despejar el resto de dudas que teníamos acerca de su nueva consola de la próxima generación la PS5. Un vídeo del desmontaje de la consola que deja al desnudo todo su hardware y que demuestra cómo se pueden quitar la tapas de la consola para acceder al interior o realizar acciones como cambiar el disco.

PS5 al desnudo:

Se trata del primer vídeo que muestra el hardware de la consola en su totalidad, cada uno de los puertos, accesos y materiales de la consola, más allá de las imágenes renderizadas o las primeras impresiones a las que han tenido acceso algunos medios.

En el desmontaje superior se puede ver uno de los grandes cambios de PS5: un enorme disipador que en parte es el responsable de que la consola apenas haga ruido.

Lo interesante del asunto es que, tal como confirmó la propia Sony, la PS5 sigue manteniendo la posibilidad de cambiar el disco duro a manos del usuario, para ampliar la capacidad interna de la consola en el futuro, que recordemos llega al mercado un SSD personalizado de unos 825GB (sin determinar la capacidad final a la que tendrá acceso el usuario). Este SSD de tipo M2 expandible es independiente del almacenamiento interno, que va soldado a la placa.

Cuando queda poco más de un mes para que los usuarios puedan tener en sus salones la nueva PS5, poco a poco se van conociendo más detalles de la misma, pero todavía quedan muchas cuestiones en el aire, como el funcionamiento de la retrocompatibilidad, la esperadísima vista previa de la interfaz gráfica, que habría sido totalmente renovada o el funcionamiento del audio 3D en entornos reales a través de auriculares tradicionales.

Sea como sea, la consola llegará al mercado el próximo mes de noviembre con un catálogo de exclusivos algo pobre en números pero bastante interesante en jugabilidad -con el esperadísimo Demon Souls- y con una subida de precios de entorno a los 10 euros para los jugadores europeos.