El 10% de los coches vendidos en Europa a lo largo de 2020 son eléctricos y durante 2021 será el 15% de acuerdo a un nuevo informe publicado por Transport & Environment (PDF). En gran medida es gracias a la eficacia de la normativa sobre emisiones de CO2 a la atmósfera.

Esto ha resultado en un aumento importante en la venta de vehículos eléctricos y vehículos híbridos enchufables, alcanzando una cuota de mercado del 8% durante el primer trimestre del año dentro del Espacio Económico Europeo.

En consecuencia, se ha experimentado una importante disminución de emisiones contaminantes de vehículos nuevos. Gracias a ello, algunos de los fabricantes han conseguido sus objetivos de reducción de CO2 para 2020. Muchos otros están a punto de conseguirlo también.

Emisiones CO2 por fabricantes en Europa 2020

Grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall), Volvo, FCA-Tesla y BMW ya han cumplido con las normas luego de presentar sus resultados durante la primera mitad de 2020. Renault, Nissan, Toyota-Mazda y Ford se encuentran a apenas 2 gCO2/km de diferencia.

El Grupo Volkswagen se encuentra a 5 gCO2/km, a espera de los primeros resultados de venta del ID.3 y Hyundai-KIA con con 7 gCO2/km.

Por último Daimler y Jaguar-Land Rover se encuentran a la cola de lograr los objetivos de reducción en contaminación con 9 gCO2/km y 13 gCO2/km respectivamente.

Los objetivos de reducción de CO2 de 2020 están al alcance

Transport & Environment ha hecho un cálculo de la proporción de automóviles eléctricos que se venderán en Europa a lo largo de 2020 y 2021 usando las estrategias de cumplimiento individuales de los fabricantes de automóviles, que se basan en:

  • Aumento de ventas de nuevos vehículos eléctricos
  • Mejora de la eficiencia del combustible de los motores convencionales
  • Mecanismos de flexibilidad como supercréditos o acuerdos de asociación entre grupos (los llamados pools)

T&E usa las ventas de la primera mitad de 2020 y los ajusta a la tendencia para el resto del año. Además incorpora en el cálculo anuncios de nuevos planes o de lanzamiento de nuevos coches eléctricos al mercado.

El estudio ha determinado que el objetivo 2020 ya está al alcance. Uno de los hallazgos es que la mitad del déficit a cubrir para alcanzarlo se puede hacer solamente con el uso de mecanismos de flexibilidad. Sobre todo los "supercréditos", la introducción progresiva del 85%, el ajuste de peso y los créditos de innovaciones ecológicas.

De hecho se espera que las ventas de coches eléctricos solo sean responsables de un 30% para la obtención de los objetivos de 2020. Eso sí, en 2021 aumentará a casi el 50%, siempre y cuando se hayan agotado algunos de los mecanismos de flexibilidad.

Duplicación de la venta de vehículos eléctricos

Otro de los hallazgos importantes del estudio de Transport & Environment es que el número total de automóviles eléctricos vendidos en Europa se duplicará. Pasará de medio millón en 2019 a un millón en 2020 y los 1,8 millones en 2021.

Aún así, T&E asegura que es difícil prever con certeza los volúmenes de venta. Pero hay algunos datos interesantes y esperanzadores hacia el futuro. Por ejemplo: El Renault Zoe por sí solo, reducirá los niveles de CO2 en 15 g/km durante 2020.

En el caso de Volkswagen, los modelos eléctricos basados en la nueva plataforma MEB, como el ID.3, serán responsables de una reducción en una media de 6 gCO2/km en 2020 y 11 gCO2/km en 2021.

De hecho, el conjunto de ventas de coches eléctricos que usen la plataforma MEB supondrá para el fabricante alemán la reducción de un 25% de su déficit de cumplimiento de 2019 a 2020, y de cerca del 40% en 2021.