Desde que comenzó la carrera espacial, la Luna y Marte se han convertido en las “niñas mimadas” del sistema solar. Buena parte de las misiones puestas en marcha por las diferentes agencias espaciales del mundo han ido dirigidas a estos os lugares. Incluso algunas de ellas, como todas las que se han dirigido a nuestro satélite, han sido tripuladas. ¿Pero qué pasa con el resto del universo conocido? Cada vez son más los planetas, asteroides y otros objetos a los que se han enviado sondas y robots para investigar su superficie y su atmósfera. Otros pasan más desapercibidos y necesitan un empujoncito para volver a atraer la atención de la ciencia. Por eso, ahora se teoriza con la vuelta de las misiones a Venus.

Después de que ayer se anunciara el descubrimiento de un gas que podría estar ligado a la vida, la vista de todo el mundo se ha posado sobre el segundo planeta del sistema solar. Se empieza hablar sobre la posibilidad de que la NASA dirija hacia allí alguna nave para conocer más al respecto. Pero no sería la primera. Tanto la agencia estadounidense, como la europea, la de la Unión Soviética y la japonesa han enviado misiones a Venus desde los años 60. De hecho, esta fue la década más prolífica al respecto, con 18 naves enviadas hasta allí. En total han sido 42, aunque no todas finalizaron con éxito. Estas son algunas de las que sí lo consiguieron.

Mariner-2, la primera de las misiones a Venus que finalizó con éxito

En agosto de 1962, la NASA sobrevoló exitosamente Venus, gracias a la nave Mariner-2. Era su segundo intento, después de un lanzamiento fallido el mes anterior. También lo había intentado la Unión Soviética, con tres fallos técnicos en los últimos dos años.

Lograban así completar una misión cuyo objetivo principal era la medición radiométrica de las temperaturas alrededor del planeta, así como las mediciones del campo magnético interplanetario y las partículas cargadas del entorno.

Venera-4, por fin la Unión Soviética lo consigue

La URSS tuvo que esperar hasta 1967 para lograr que una de sus misiones de Venus finalizara con éxito. Se trató de la misión protagonizada por la sonda Venera-4. Gracias a ella, se pudieron realizar mediciones de parámetros muy variados, como la presión, la temperatura y la composición de gases de la atmósfera.

Era la primera vez que se realizaba un análisis in situ de la atmósfera de otro planeta y se enviaban los datos directamente hasta la Tierra.

Venera-8, la URSS aterriza en Venus

Tras varias misiones, tanto de Estados Unidos como de la URSS, mediadas por orbitadores y sondas atmosféricas, en julio de 1972 la Unión Soviética logró por primera vez poner un aterrizador sobre Venus. Era, además, la primera vez que se producía un aterrizaje completamente exitoso sobre la superficie de otro planeta.

La encargada de llevarlo a cabo fue la nave Venera-8, cuya función era, en primer lugar, confirmar los datos de su predecesora, Venera-7. En 1970, esta consiguió aterrizar, pero al hacerlo rodó y solo pudo mandar algunos datos limitados sobre la presión y la temperatura de la superficie de Venus.

Además, Venera-8 hizo mediciones sobre la luz del planeta y usó un espectómetro de rayos gamma para medir la relación de los elementos uranio, torio y potasio en sus rocas.

Galileo, Cassini y Messenger, un vistazo de paso

En 1989, 1997 y 2004 respectivamente, la NASA envió al espacio las sondas Galileo, Cassini y Messenger. No se trataba de misiones a Venus. La primera tenía como destino Júpiter, la segunda Saturno y la tercera Mercurio. Sin embargo, durante su viaje pudieron sobrevolar al planeta vecino.

Venus Express, la primera misión europea

La Agencia Espacial Europea ha llevado a cabo varias misiones a Venus con buen término. La primera fue Venus Express, en 2005.

El centro del proyecto era un orbitador, dedicado a recoger datos sobre la atmósfera de Venus, con el fin de extrapolarlos a la de la propia Tierra para entender mejor el cambio climático.

Además, recogió imágenes sobre nuestro planeta desde la órbita de Venus. Las fotografías recogidas imitan las observaciones obtenidas de planetas similares a la Tierra desde otros sistemas planetarios, por lo que se usaron para desarrollar algoritmos para el estudio de la habitabilidad de los exoplanetas.

IKAROS y Akatsuki: Japón se une a los viajes a Venus

En mayo de 2010, dos misiones a Venus se lanzaron simultáneamente desde Japón. Akatsuki era un orbitador que logró pasar junto al planeta, pero continuó más allá, al no conseguir introducirse en su órbita. Precisamente desde esta sonda se lanzó la vela solar IKAROS, que consiguió acercarse a su objetivo, aunque no tomó ninguna medición.

BepiColombo, el último viaje a Venus de la NASA

La última de todas las misiones a Venus que se han realizado se inició en 2018, cuando la NASA envió la sonda BepiColombo hacia Mercurio. Sin embargo, no ha finalizado todavía, pues se espera que durante su periplo sobrevuele Venus en dos ocasiones, a finales de este año y más tarde en 2021.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.