Black Widow
– Ago 6, 2020, 10:01 (CET)

¿Black Widow podría llegar directamente al streaming siguiendo los pasos de Mulán?

Luego de semanas de incertidumbre, Disney Plus anunció que la esperada película Mulan de Niki Caro sería estrenada en la plataforma streaming el 24 de septiembre, a un precio de de $29.99 dólares y al mismo tiempo que algunos cines selectos en el mundo. La estrategia deja claro que la factoría del ratón Mickey asumió una realidad latente: la apertura de cines no será total ni tampoco, todo lo rentable que podría esperarse. ¿Seguirán al remake del animado de Disney otros grandes títulos del estudio como Black Widow?

Black Widow podría llegar al streaming. Hace unas semanas y luego que Tenet de Christopher Nolan anunciara fechas de estrenos en buena parte del mundo, la gran pregunta que se formuló la mayoría de la industria era inevitable: ¿valía la pena el riesgo? El momento no puede ser más complicado para la mayoría de las productoras y en general, el mundo del entretenimiento. La pandemia continúa su peligrosa curva de aumento en EEUU y aunque en algunos lugares del mundo, la cuarentena se flexibilizó lo suficiente para la reapertura de algunos cines, el número de salas a disposición es aún muy escaso para sostener el nivel de ganancia que los grandes títulos de Hollywood necesitan.

De modo que, a pesar que Tenet podría lograr un relativo éxito de taquilla en su paso por Europa y a partir de septiembre en EEUU, la posible recaudación resulta ínfima, en comparación a la que podría haber recaudado en cualquier otro momento de la década. La película de Nolan deberá enfrentar restricciones de horarios, cambios intempestivos de fechas debido a la curva de contagios y al final, un posible aplazamiento si las autoridades del lugar allí que se encuentra, considera que la reapertura de salas supone un riesgo sanitario. Bajo esa perspectiva, Tenet es un costoso conejillo de Indias que demostrará el riesgo mercado de manera práctica.

Disney al parecer no ha querido correr el mismo riesgo y finalmente, anunció que Mulan, el esperadísimo remake dirigido por Niki Caro, será estrenada en la plataforma streaming de la compañía a un costo de $ 29.99. Con todo, Bob Chapek, dejó claro que la película también llegará a salas “limitadas” en los lugares en los que sea posible y en especial en los países en los que el servicio online no esté disponible y sólo si las normas sanitarias lo permiten. La decisión cambia el panorama de estrenos y deja claro que la perspectiva del regreso a cines es mucho más complicada que nunca y en especial, los grandes estudios empiezan a manejar escenarios que les permitirían enfrentar las considerables pérdidas que supone el aplazamiento definitivo de la llegada a salas de sus grandes estrenos.

Con fechas rodeadas de incertidumbre, Warner Bros, Sony y otras compañías quizás podrían seguir el ejemplo al momento de evaluar el costo real de lanzar sus mejores productos anuales en el mercado online. Se trata de una percepción realista sobre el hecho de lo que podría ocurrir si hay una segunda oleada de contagios (lo cual está ocurriendo en varios países de Europa, incluyendo España) o sí, como se teme, el número de contagios aumente con tanta rapidez como para provocar nuevas y más estrictas medidas de seguridad.

La viuda y el futuro complicado

¿Podría ser Black Widow de Cate Shortland la próxima película en llegar a la plataforma streaming? Por ahora, Bob Chapek descartó la posibilidad y señaló que Mulan es un caso único que les permitirá entender el mercado y en especial, el comportamiento de la audiencia ante la combinación de un estreno streaming al mismo tiempo que en las salas de cine. Hasta ahora, Disney Plus sólo había optado por la opción online con el estreno de la fallida Artemis Fowl de Kenneth Brannagh y con el musical Hamilton, este último considerado uno de los grandes éxitos de la plataforma. Pero Mulan (y en especial, toda la expectativa a su alrededor), convierten la decisión de su llegada al streaming en un paso por completo nuevo que la compañía se está tomando con todo cuidado.

“Estamos muy contentos de poder llevar a Mulan a nuestra base de consumidores que han estado esperando durante mucho, mucho tiempo (…) Mulan es una excepción. Dicho esto, nos parece muy interesante poder llevar una nueva oferta a los consumidores al precio de $ 29.99 y aprender de ella y ver qué sucede no solo en términos del aumento del número de suscriptores en la plataforma, sino también la cantidad de transacciones que recibimos en esa oferta de PVOD” comentó Chapek para ComicBook. El CEO también antes confirmó el retraso de series de Marvel para la plataforma, lo que incluye un duro retraso para los planes de programación de Disney Plus, lo que podría ser el motivo uno de los que provocaron la decisión del canal en cuanto al estreno Mulan.

Durante el mes de agosto, el limitado calendario de estrenos de Disney Plus sorprendió a sus suscriptores. Apenas dos películas — una de ellas animadas — y un documental se incluyeron en el catálogo de la plataforma. Se trata de la primera evidencia visible de los efectos que los retrasos de producción que sufre la compañía debido a la emergencia sanitaria del coronavirus.

El octavo mes del año, sería el de la llegada a la pantalla chica de Falcon and the Winter Soldier, una de las series directamente emparentadas con el Universo cinematográfico de Marvel, que fue presentada al momento del lanzamiento del canal como una de las ofertas más fuertes en su contenido original. Pero el parón de producción general debido a la cuarentena y restricciones de seguridad, no sólo provocó que la producción de la serie se detuviera, sino que, por ahora, carezca de fecha de reinicio y estreno.

Todo lo anterior, parece indicar que la decisión de apuntalar la plataforma streaming de la compañía sea uno de los objetivos inmediatos: Si el futuro de los grandes títulos de Disney está en el VOD y el estreno en streaming, es evidente que un triunfo a los niveles que podría suponerlo el estreno de Mulan, es de considerable importancia no sólo para la compañía, sino también para la plataforma como ente individual.

Black Widow: un futuro incierto

Black Window debería estrenarse el 6 de noviembre: una fecha lo suficientemente lejana como para que Disney haya podido sacar conclusiones del comportamiento del público con respecto a su decisión de estrenar en la plataforma streaming de la compañía una producción de la envergadura de Mulan, pensada para conquistar el mercado Chino y convertirse en un remake por completo independiente de su historia original. En cuando a la película de la heroína Marvelita, es la primera película de la anunciada — y varias veces pospuesta — fase cuatro de Marvel y tanto para la casa de las Ideas como para Disney es de especial de importancia que tenga un éxito lo suficientemente considerable como para apuntalar el resto de las fechas en calendario.

Claro está, El CEO de Disney se ha limitado a dejar claro que, por ahora, no hay planes para que el film de Dirigida por Cate Shortland a partir de un guión escrito por Eric Pearson, llegue directamente a la versión online. Pero el panorama es de creciente incertidumbre: en buena parte de Europa, ya hay indicios claros de un regreso a normas rígidas de cuarentena — lo que indicaría un probable cierre de cines -, lo mismo que en China y en EEUU, que ahora mismo, atraviesa una situación sanitaria complicada con el aumento exponencial de casos de coronavirus.

Así es que, lo más probable, es que de la misma forma que Tenet será la prueba de fuego para el mercado cinematográfico tal y como lo conocemos en la actualidad, Mulan podría serlo para próximas fórmulas exitosas que pudieran sostener de alguna manera, las pérdidas y colosales pérdidas financieras de proyectos de alto calibre que no podrán probarse en taquilla.

Luego de Black Widow, el siguiente gran estreno marvelita es el de Eternals, con fecha del 12 de febrero de 2021; Le seguiría Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings el 7 de mayo de 2021. ¿Dependerá su llegada al cine de las consecuencias del estreno de Mulan en plataformas? Lo más posible es que sí.