Tinder comenzará a probar las videollamadas en España y otros países del mundo. Tras anunciarse los planes de implementarse en 2020, la app de citas añadirá este verano una de las características más solicitadas por sus usuarios. Será, eso sí, a modo de prueba.

Para hacer una videollamada bastará con tocar el icono de la cámara que se encuentra en la esquina superior izquierda del chat. Las videollamadas en Tinder funcionan similar a Bumble, en donde las mujeres deciden si se activa o no. En este caso ambos usuarios tienen que estar de acuerdo en realizarla o no se habilitará.

Cuando ambos desbloquean esta opción se mostrará un anuncio avisándoles que ya pueden iniciar un chat en video. Las reglas son simples: no debe haber desnudos, acoso ni actividades ilegales que incluyan violencia verbal o contenido que incluya a menores.

Como medida de protección, Tinder añade un paso adicional donde pregunta si queremos realizar otra videollamada con el usuario en un futuro. También existe la opción de reportarlo en caso que las cosas se salgan de control.

Videollamadas en Tinder, un arma de doble filo

Las videollamadas son un arma de doble filo. Por un lado, está bien que Tinder ofrezca una opción para conectarse a distancia. La pandemia de la Covid-19 y el prolongado confinamiento ha cambiado nuestra percepción de salir a divertirnos. El trabajo y otras actividades han migrado a casa y los videochats se han convertido en una alternativa viable.

En las citas, y particularmente en Tinder, es otra cosa. La plataforma, comúnmente asociada a los encuentros casuales, tiene un alto número de usuarios tóxicos. A lo anterior debemos sumar la proliferación de cuentas de spam, prostitución y perfiles falsos que intentan sacar provecho de algunas personas.

Un grupo de mujeres en México seduce a hombres en Tinder para asaltarlos

La empresa sabe que las citas no siempre terminan bien y desde comienzos de año habilitó un botón de pánico que alerta a las autoridades si estás en peligro. Tinder se valió de la plataforma de seguridad Noonlight para integrar seguimiento de ubicación en la app. Esto puede compartirse con amigos por medio de una herramienta llamada Tinder Timeline.

«Conectar cara a cara es ahora más importante que nunca, y nuestra función de Videochat representa una nueva forma de que la gente se conozca entre sí en la aplicación sin importar la distancia física», ha afirmado Rory Kozoll, responsable de Trust y Safety Product de Tinder, quien espera que el test sirva para extaer concluisones valiosas respecto a esta función. Apunta que se priorizará «el control de nuestros miembros para ayudarles a sentirse más cómodos a dar el siguiente paso en sus chats, siempre y cuando les parezca bien».

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.