Durante la pandemia de coronavirus vimos varios proyectos para imprimir en 3D respiradores o pantallas protectoras para los sanitarios. Sin embargo, el mundo de la impresión en 3D va mucho más allá de estos pequeños, pero importantes, proyectos. De hecho, sabemos que los investigadores están buscando la forma de hacer órganos de repuesto con estas impresoras. Aunque por el momento no está resultando nada fácil. Pero eso no supone ningún problema para probar otras impresiones. Por ejemplo, ahora KFC busca hacer nuggets impresos en 3D.

La multinacional busca ir un poco más allá e investiga para hacer los nuggets del futuro, tal y como informa The Verge. Por lo visto, KFC está trabajando con la compañía rusa 3D Bioprinting Solutions. La multinacional quiere desarrollar una tecnología que le permita bioimprimir carne de pollo.

¿El material para hacer nuggets impresos en 3D? Células de pollo y otros vegetales. Es más, KFC incluso va a proporcionar a la empresa rusa su característico empanado para que estos nuevos nuggets tengan el sabor de siempre. Aunque la forma en la que se hayan producido sea totalmente diferente a la que han usado hasta este momento. "El proyecto tiene como objetivo crear los primeros nuggets de pollo producidos en laboratorio del mundo", indica 3D Bioprinting Solutions. "Estarán lo más cerca posible tanto en sabor como en apariencia del producto KFC original, mientras que serán más amigables con el medio ambiente que la carne común", añaden.

"Además, según un estudio del American Environmental Science & Technology Journal [citado, pero no se aporta], la tecnología de cultivo de carne a partir de células tiene un impacto negativo mínimo en el medio ambiente. Esto permite reducir el consumo de energía en más de la mitad, las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen 25 veces y 100 veces menos tierra para ser utilizada que la producción tradicional de carne de granja".

¿Y para cuándo podremos disfrutar del pollo del futuro? El producto final está previsto que llegue "para el otoño de 2020". Aunque tan solo será una prueba, por lo que probablemente los nuggets impresos en 3D puedan tardar un poco más en llegar a los restaurantes KFC de todo el mundo.

Imprimir nuggets: ¿más fácil que hacer órganos en 3D?

Unsplash

Aunque parece que los nuggets impresos en 3D serán una realidad dentro de relativamente poco (si todo va bien, por supuesto). No sucede lo mismo con los órganos en 3D. Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero ¿cuáles son los principales problemas para crear órganos?

Sí podemos fabricar "tejidos u órganos a escala humana", tal y como recoge la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur. Sin embargo, "hay dos obstáculos principales", según indican desde la Universidad de Berkeley. "Debido a que las células vivas y los órganos en funcionamiento requieren temperatura y condiciones químicas especializadas para sobrevivir, las células se deterioran durante la impresión 3D real de un órgano grande porque el proceso es demasiado lento", explican. "E incluso si el órgano se puede imprimir en 3D, la logística de transporte requiere almacenamiento, que siempre ha sido un cuello de botella para los trasplantes", añaden.

Aunque ser capaces de imprimir órganos en 3D nos ayudaría mucho a la hora de realizar más trasplantes, por el momento estamos limitados. Por suerte, los investigadores siguen intentando encontrar soluciones que consigan superar estos límites que, por el momento, la naturaleza nos impone.

En definitiva, imprimir órganos en 3D para personas con necesidad de un trasplante todavía queda un poco lejos. Pero no sucede lo mismo con los nuggets impresos en 3D, que podrían llegar más pronto de lo que imaginamos a los restaurantes KFC. Pero ahora la cuestión es otra... ¿Te atreverías a probar estos nuggets del futuro?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.