Tres plataformas diferentes, un mismo destino. Esa parece ser la idea subyacente tras todas los sistemas operativos que Apple presentó durante la conferencia inaugural de la WWDC 2020. El rumbo de iPadOS, iOS y macOS aún permanece separado, pero, al mismo tiempo, todas las plataformas parecen converger más que nunca hacia un mismo punto final.

Esto es particularmente apreciable entre iPadOS y macOS. El iPad es ahora más Mac; y el Mac es ahora más iPad que nunca. Solo hace falta observar la interfaz gráfica. El iPad ahora tiene sidebars (barras laterales, en inglés) en las aplicaciones, cuenta con un sistema de búsqueda con un diseño similar a Spotlight en el Mac y, desde iOS 13.4, soporta ratones y trackpads de forma nativa. El Mac, por su parte, tiene ahora un dock de iconos cuadrados, los mismos widgets que iOS 14, más espacio entre los diferentes elementos y un lenguaje visual completamente renovado que comparte la mayoría de sus elementos con la nueva versión de iOS.

La WWDC 2020 marca el futuro

macOS Big Sur - WWDC 2020

Eso, no obstante, es la punta del iceberg. Bajo el capó, los signos de convergencia entre plataformas resultan aún más interesantes. En esta WWDC 2020, Apple parece haber sentado las bases de una retroalimentación entre plataformas que no solo beneficiará a los desarrolladores, sino también a los consumidores.

La transición hacia el Mac con ARM hará que las nuevas máquinas operen sobre la misma arquitectura que los iPad y los iPhone, lo que abre la puerta a una mayor intercompatibilidad de aplicaciones. Las empresas de software podrán crear una misma app que funcione, con poco trabajo adicional, en tres categorías de producto diferentes, por lo que sus trabajos llegarán a un mayor número de personas. Esta convergencia, a su vez, abre la puerta a dos grandes beneficios al Mac y el iPad:

  • El Mac podrá nutrirse del extenso catálogo de aplicaciones disponibles para iPadOS y iOS. Apple anunció durante la conferencia inaugural de la WWDC 2020 que los Mac con ARM podrán ejecutar todas las aplicaciones creadas para iOS y iPadOS de forma nativa. Como ejemplo, mostraron las aplicaciones Calm y el videojuego Monument Valley.
  • El iPad (y el iPhone) podrán nutrirse de las aplicaciones más avanzadas del Mac. En la conferencia para desarrolladores, Apple anunció que algunas de las aplicaciones más avanzadas para el Mac ya funcionan correctamente sobre procesadores ARM. Estamos hablando de herramientas como Adobe Photoshop, Adobe Lightroom, Final Cut Pro X o Microsoft Office, utilizadas por millones de profesionales cada día. Si estas operan correctamente sobre el chip A12Z Bionic –el mismo que incluye el iPad Pro 2020–, todo parece indicar que el siguiente paso en esta historia es llevarlas al iPad, con quien el futuro Mac con ARM compartirá su base. Esto aumentará el catálogo de aplicaciones profesionales para el iPad y ayudará a convertir el tablet de Apple en una máquina de productividad válida incluso para los usuarios más exigentes.

Una base para todos

WWDC 2020
Imagen: Lee Campbell (Unsplash).

Pensando en el largo plazo, todos estos movimientos invitan a pensar en un futuro no demasiado lejano en el que iPadOS, macOS y iOS sean exactamente el mismo sistema operativo. La única diferencia entre ellos sería la interfaz de usuario –que estaría adaptada para móviles, tablets con pantalla táctil u ordenadores convencionales con ratón– y algunos aspectos vinculados a las propiedades de cada producto. Sin embargo, tanto la experiencia de uso de los consumidores como las aplicaciones desarrolladas por terceros serían homogéneas y mayormente universales entre todas ellas.

Esto, además, nos lleva a un escenario en el que todas las plataformas de Apple se nutren entre sí, el desarrollo de software para todas las plataformas se simplifica, las nuevas características se implementan a la par en todos los dispositivos y, para los consumidores, la elección entre un iPad o un Mac se basaría únicamente en el factor de forma, en lugar de hacerlo en base a la capacidad de procesamiento o el software que es capaz de ejecutar. Simplificándolo, tendríamos una misma base, compatible con todos los productos de la compañía. Y la WWDC 2020 parece que ha sido, con el permiso de Catalyst, el primer gran paso en esta dirección.