El pasado mayo, Sony presentaba sus primeros sensores con inteligencia artificial a bordo. Esto es, tanto con los chips de procesado y el software necesario para ello directamente apilado contra el propio sensor. Ahora Sony quiere ir un paso más allá, y construir todo un negocio en torno al software tras sus sensores.

Una de las divisiones más exitosas de la tecnológica japonesa intenta replicar, tal y como apuntan en Bloomberg tras una entrevista con Hideki Somemiya, uno de los impulsores de este nuevo segmento. Con él, espera reducir su dependencia de algunos gigantes a los que suministra sensores para sus smartphones, como Apple o Huawei. Según el directivo, rompería la dependencia con estos, en un acercamiento distinto al actual:

"La mayor parte de nuestro negocio de sensores hoy se explica únicamente por los ingresos de nuestros cinco mayores clientes, que compran nuestros últimos sensores según los vamos desarrollando". "Para tener éxito en el negocio de los servicios, necesitamos salir de ese enfoque orientado al producto".

Los sensores y su soporte: la fotografía más allá de las cámaras

La idea sería en convertirse en algo más que un vendedor de estos componentes, ofreciendo tanto software mejorado para ellos como soporte, facilitando además ciclos de renovación. Lo haría, además, en un servicio bajo suscripción. Según Somemiya, esta oportunidad es especialmente en las áreas emergentes todavía por explotar y que pueden hacer uso de sensores. Estas incluyen, al margen de un mercado de smartphones ya en declive sostenido y con un gran número de sensores en todas las gamas, a sectores como el de los sistemas de conducción autónoma o de la automatización industrial.

Este movimiento mira por tanto hacia la expansión más allá de los fabricantes de tecnología de consumo tradicionales. Y más allá, puesto que de ser bien recibido, Sony tendría un seguro para retener a estos clientes, que hasta ahora podían simplemente elegir indistintamente entre uno u otro fabricante en base a características técnicas y precio. Esta integración más vertical, con similitudes al AWS de Amazon o al Azure de Microsoft, podría resultar además, enormemente rentable.

Foto: David Ortiz | Hipertextual

Un nuevo servicio de suscripción

Desde hace varios años, y cada vez más intensamente, resulta evidente que los sensores de imagen representan solo una parte del éxito de la fotografía móvil. Los sensores continúan creciendo, pero la fotografía computacional pone cada vez mayor peso en el procesado. Este se realiza a menudo apoyándose en algoritmos de inteligencia artificial.

Somemiya da un ejemplo para los usos a nivel industrial. Con este tipo de algoritmo se podrían "liberar cientos de millones de personas" que actualmente trabajan detectando defectos de fabricación en líneas de producción. Con su nuevo servicio, estos algoritmos podrían ir siendo más eficientes y potentes a menudo que avanza la tecnología, sin necesidad de cambiar los sensores. De hecho, Sony piensa incluso en dar soporte a sensores no fabricados directamente por ellos mismos.

Según las cifras que recoge Reuters, Sony cuenta con nada menos que el 52% del mercado de sensores de imagen. Este movimiento llega ante algunas voces críticas entre sus inversores, que piden una separación de este segmento. Un movimiento similar fue completado el pasado marzo, cuando Sony Electronics daba una nueva casa a los smartphones Xperia, cámaras fotográficas Alpha, compactas y de vídeo; sus sistemas de audio y auriculares y sus televisores.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.